Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

26 Feb 202120:11

Pompeii da el salto al retail con un ‘pop up’ en Madrid mientras negocia abrir su capital

La start up madrileña de calzado pone en marcha un primer establecimiento en el centro comercial La Vaguada, en la capital española.

24 Abr 2018 — 04:35
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Pompeii da el salto al retail con un ‘pop up’ en Madrid mientras tantea abrir su capital

 

Pompeii da el salto al retail. La start up de calzado, fundada en 2014, abre en Madrid su primera tienda. El establecimiento se ubicará en el centro comercial La Vaguada y permanecerá abierto por un periodo de tres meses. Se trata de un formato de tienda digital, donde los consumidores podrán probarse el calzado y comprarlo online, o adquirir al momento los bestsellers de la marca.

 

La compañía pondrá en marcha este primera pop up store a mediados de mayo y permanecerá abierto hasta agosto. Pompeii abre este establecimiento a modo de piloto. “La primera prueba será Madrid, pero luego nos moveremos a más ciudades de España”, ha explicado uno de los cofundadores del grupo, Jaime Garrastazu, a Modaes.es. De esta manera, Pompeii retoma el contacto directo con sus consumidores tal y como había hecho en sus inicios en acciones de guerrilla en mercadillos de diseño.

 

Pompeii sigue así los pasos de otras start ups que han irrumpido en los últimos años en el negocio de la moda y que, tras escalar con rapidez en el canal online, han dado sus primeros pasos en el offline. Es el caso de Muroexe, también de calzado, que el pasado julio abrió su primera tienda en la calle Fuencarral de Madrid, o de Hawkers, de gafas de sol, que debutó en el canal offline el pasado septiembre en la calle Carretas, también en la capital española.

 

 

 

 

Ahora, a las puertas de dejar atrás su etapa como start up, la compañía empieza a avanzar mientras busca un inversor capitalista para afrontar su crecimiento. El pasado otoño, la compañía decidió por primera vez abrir su capital para captar hasta un millón de euros con miras a impulsar su expansión internacional.

 

Sus planes pasan por llevar su negocio a mercados como Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. Por el momento, Pompeii genera el 10% de sus ventas en el extranjero. En este sentido, la empresa estudia entrar primero en la capital francesa y, más adelante, en la alemana. Por otro lado, la compañía, que había planeado dar el salto al offline este año, contempla también empezar a distribuir en el canal multimarca.

 

Pompeii trasladó el año pasado sus oficinas al centro del Madrid para encarar esta nueva etapa de crecimiento. La start up, que inició su andadura en Boadilla del Monte, ha movido su sede a la calle Hortaleza de la capital española, en un espacio más amplio. Con este cambio, la compañía quiso ubicarse en un lugar con mejores accesos para su plantilla, que ya suma 17 trabajadores.

 

 

 

 

Garrastazu, los hermanos Jorge y Nacho Vidri y Cosme Bergareche pusieron en marcha Pompeii con una inversión inicial de 18.000 euros. Pompeii echó a andar cuando sus emprendedores estaban aún en la universidad y cerró su primer ejercicio fiscal con una cifra de negocio de 550.000 euros.

 

La primera producción que lanzó al mercado fue de 349 zapatillas, el pedido mínimo que les exigieron en fábrica. En 2016, la empresa concluyó el ejercicio con ventas de dos millones de euros y, para 2017, sus planes pasaban por alcanzar los 3,5 millones de euros.

 

El pasado febrero, en plena búsqueda de un inversor, salió de la compañía Bergareche, que fichó para El Ganso. El emprendedor se incorporó a la cadena española de moda masculina, participada por L Catterton, como responsable de diseño de hombre. Su entrada en El Ganso fue valorada como “un soplo de aire fresco” porque a sus 26 años “ha sido clave en el éxito de una marca de zapatillas popular entre los más jóvenes”.

Publicidad
Comentar
Compartir
...