Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202103:48

Pompeii ultima el salto internacional para llevar su negocio a Francia y Reino Unido en 2017

La compañía, que fundaron en 2014 Jaime Garrastazu, los hermanos Jorge y Nacho Vidri y Cosme Bergareche, prevé cerrar 2016 con ventas de dos millones de euros.

16 Sep 2016 — 04:47
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

Pompeii se prepara para dar el salto internacional. La start up de calzado, fundada en 2014, prevé impulsar su negocio en el exterior a partir del año que viene. La compañía, que prevé cerrar el ejercicio 2016 con ventas de dos millones de euros, contempla iniciar su andadura en el extranjero a través de Francia y Reino Unido, según ha explicado Jaime Garrastazu, uno de sus fundadores, a Modaes.es.

 

Impulsada por Garrastazu junto a los hermanos Jorge y Nacho Vidri y Cosme Bergareche, Pompeii echó a andar con una inversión inicial de 18.000 euros y cerró su primer ejercicio fiscal con una cifra de negocio de 550.000 euros. Los emprendedores pusieron en marcha el negocio estando aún en la universidad y con una primera producción de 349 zapatillas, el pedido mínimo que les exigieron en fábrica.

 

En la actualidad, Pompeii cuenta ya con una plantilla de 25 personas y, para contrarrestar la juventud de sus impulsores, han empezado a incorporar a profesionales senior. El siguiente paso que contemplan dar es el internacional. Pompeii comercializa ya zapatillas en Francia, Reino Unido, Alemania e Italia, pero de manera puntual. “Vendemos en todos ellos porque, al final, Internet no tiene barreras, pero aún no hemos aplicado ningún plan de expansión”, explica Garrastazu.

 

 

Para 2017, la compañía prepara su aterrizaje en los mercados francés y británico, que gestionarán desde su oficina central en Madrid. “Empezamos por estos dos países porque las barreras de entrada son menores, los costes logísticos son menores y el conocimiento de marca, aunque es poco, es mayor que en otros mercados”, asegura el emprendedor.

 

Pese a las oportunidades que da Internet para acelerar el desarrollo internacional, Garrastazu asegura que prefieren ir poco a poco. “Crecer rápido te hace perder la perspectiva de lo que realmente quieres hacer y nosotros ahora estamos volcados en el desarrollo de nuestro ADN, de nuestra marca, y no lo sacrificaremos para crecer más rápido en otros países”, asegura.

 

Por otro lado, Pompeii se mantiene firme en concentrar todo su negocio en su propia plataforma online. Pese a que en sus inicios también comercializaron a través de pop up stores, la estrategia de la empresa pasa por dejar atrás este canal. Tampoco contemplan la llegada a multimarca ni a grandes almacenes. “Al final, construyes marca y proteges lo que eres desde tu propio canal”, explica Garrastazu.

 

Al contrario de otras start ups, Pompeii financia cada uno de sus pasos con recursos propios y, por el momento, rechazan el capital foráneo. “Vamos a pulmón”, señala el empresario. “Creamos este negocio para vivir, para que llegase a una segunda generación”, asevera.

Publicidad
Comentar
Compartir
...