Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Jun 202009:47

Armani traslada su sede en España y deja el Paseo de la Castellana

La compañía italiana mantendrá sus oficinas en Madrid, pero pasarán a estar ubicadas en el número 4 de la avenida Partenón. El cambio se produce apenas unos meses después de que el grupo retomara su expansión en España.

08 Ene 2018 — 04:50
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Armani traslada su sede en España y deja el Paseo de la Castellana

 

 

Armani se traslada en el mercado español. Giorgio Armani Retail, la sucursal del grupo italiano en el país, ha cambiado su domicilio social al número 4 de la avenida Partenón, junto a Ifema. Hasta ahora, la filial de la empresa se encontraba en el número 20 del Paseo de la Castellana de Madrid.

 

El cambio se produce apenas unos meses después de que el grupo italiano retomara su expansión en España con la apertura de una tienda de su línea Exchange en el complejo comercial Plaza Río 2 de Madrid.

 

La empresa cuenta con una amplia presencia en el país, donde opera con alrededor de medio centenar de corners en El Corte Inglés, franquicias y tiendas propias. La marca tomó el control de su negocio en el mercado español en 2010 y puso al frente del país a Leandro Blasco, que continúa en el cargo. Hasta entonces, la gestión de Armani en España estaba en manos de las hermanas Zunzunegui.

 

 

 

 

El año siguiente, el grupo italiano puso en marcha el primer flagship store de Emporio Armani en el país, ubicado en Paseo de Gracia, en Barcelona, al que en 2012 seguiría otro en la calle Serrano de Madrid.

 

A escala global, Armani se encuentra en un punto de inflexión. La compañía ha reorganizado su cartera de marcas y su red de distribución para volver a crecer, después de encoger sus ventas un 5,2% en 2016, hasta 2.510 millones de euros. En cambio, el resultado neto de la empresa se mantuvo al alza, con un avance del 12,4%, hasta 271 millones de euros.

 

El grupo reconoció que los hábitos de compra han cambiado y que el contexto es “difícil”, por lo que son necesarias medida para contener el gasto. En abril, la compañía italiana anunció el despido del 60% de la plantilla de su fábrica en Italia, especializada en la producción de chaquetas y abrigos. La empresa contempla suprimir diez puestos de trabajo de los 180 que emplea la factoría.

 

 

 

 

El grupo, el segundo mayor de moda en Italia después de Prada, estima cerrar 2017 con un retroceso del 5% en las ventas, una evolución que se mantendrá en 2018, y confía en que la facturación se recuperará a partir de 2019.

 

El diseñador, que no tiene hijos, creó el año pasado una fundación que lleva su nombre con el objetivo de salvaguardar el futuro de la empresa. A principios de 2017, Armani comenzó a dar forma al consejo de este organismo con la incorporación de Pantaleo Dell’Orco, un ejecutivo de su confianza, e Irving Bellotti, un directivo de Rotschild.

 

 

 

 

Oleada de traslados

Armani se suma así a la casi decena de empresas de moda que el año pasado hicieron las maletas y reubicaron su domicilio social en el mercado español. Fue el caso de la también italiana La Perla, que se instaló en el numero 208 de la calle Aragó de Barcelona después de cerrar su tienda en Rambla Catalunya, que albergaba su anterior domicilio.

 

Otra firma italiana de lujo, Max Mara, trasladó sus oficinas en el mercado español de un polígono a las afueras de Barcelona a un palacete en el centro de la capital catalana, que albergará también su showroom.

 

Asics, por su parte, decidió ampliar sus oficinas para hacer frente a su crecimiento en España, mientras que Georges Reich se trasladó a una ubicación de menores dimensiones tras llevar a cabo un proceso de reestructuración.

 

 

 

 

También tres compañías españolas trasladaron su domicilio social. Delpozo lo hizo a principios del año pasado, cuando reubicó sus oficinas para acercarse más a la sede de su matriz, Perfumes y Diseño.

 

Las catalanas Dogi y Punt Roma, por su parte, lo hicieron por motivos políticos, y aprobaron llevar sus domicilios sociales a Madrid y Zaragoza, respectivamente, ante la escalada de tensión e inestabilidad en Cataluña. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...