Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Abr 202117:57

Vacío en la cúpula de Adolfo Domínguez: tres meses sin primer ejecutivo

El grupo confirma que Costas Antimissaris no se ha incorporado a la estructura directiva y sigue “en negociaciones” con él, que debía relevar a Estanislao Carpio, consejero delegado hasta julio.

27 Oct 2016 — 05:00
P. Riaño / I. P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Vacío en la cúpula de Adolfo Domínguez: tres meses sin primer ejecutivo

 

 

Adolfo Domínguez vuelve a estar dirigida por Adolfo Domínguez. Tres meses después de comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv) la incorporación de Costas Antimissaris como consejero ejecutivo, el ex directivo de Inditex y Marks&Spencer no forma parte de la estructura de la compañía gallega. Adolfo Domínguez ha confirmado que sigue “en negociaciones” con el ejecutivo, que debía relevar a Estanislao Carpio, despedido por la empresa en julio.

 

Según han explicado a Modaes.es fuentes de la compañía, la incorporación de Antimissaris a Adolfo Domínguez nunca llegó a tener lugar, pues tras el anuncio de su fichaje no se cerró el acuerdo entre las dos partes. La compañía ha estado dirigida en los últimos tres meses por el propio Adolfo Domínguez y por dos de sus hijas, Tiziana y Adriana, puesto que Valeria ha abandonado el grupo.

 

Desde la compañía han señalado que se continúa “en negociaciones con Costas Antimissaris” para su incorporación y que “está prevista una decisión en las próximas semanas”. “La compañía quiere ser respetuosa con los tiempos en estos procedimientos”, ha agregado.

 

El  pasado 14 de julio, Adolfo Domínguez anunció el despido de Estanislao Carpio y la incorporación de Antimissaris como consejero ejecutivo, así como una renovación del consejo de administración. “La vacante producida en el Consejo de Administración como consecuencia de la salida del Sr. Carpio será cubierta previsiblemente por D. Costas Antimissaris, cuyo nombramiento como consejero ejecutivo se somete a la aprobación por parte de la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas de Adolfo Domínguez”, comunicó la empresa a la Cnmv. 

 

El 27 de julio, Adolfo Domínguez convocó su junta anual, que tuvo lugar el 31 de agosto. La junta de accionistas de Adolfo Domínguez aprobó el nombramiento de Costas Antimissaris como consejero ejecutivo. De hecho, el directivo estuvo presente en el encuentro. Sin embargo, actualmente, la Cnmv no recoge a Antimissaris como consejero del grupo gallego, mientras los otros directivos que se incorporaron al órgano sí que figuran.

 

 

 

 

Antimissaris debía ser el encargado de dar la vuelta a la evolución de la empresa gallega, que durante los últimos años ha estado inmersa en un plan de reestructuración que ha encogido su tamaño. Formado en la escuela de Inditex, Antimissaris ha pasado por Zara y Uterqüe, además de por el grupo británico Marks&Spencer.

 

El fichaje de Antimissaris fue el punto final de la renovación total de la cúpula de Adolfo Domínguez. Además del anterior consejero delegado, todo el equipo directivo abandonó la compañía de forma sucesiva.

 

Con Carpio al frente, Adolfo Domínguez regresó a los números negros. La compañía gallega cerró el ejercicio 2015 con un resultado neto positivo de 7,7 millones de euros, tras las pérdidas de casi 11 millones de euros de 2014. El regreso de Adolfo Domínguez a los números negros responde a la venta, el pasado enero, del local que alberga su tienda insignia en Paseo de Gracia de Barcelona.

 

La facturación del grupo, en cambio, se redujo un 12,8% en 2015, hasta 108,4 millones de euros, y las ventas comparables disminuyeron un 7% respecto al ejercicio anterior. Sólo en el mercado español, Adolfo Domínguez facturó un 15% menos. El arranque de 2016 volvió a ser en negativo: encogió las ventas un 13% en el primer trimestre y engordó sus pérdidas.

 

El ejecutivo que Carpio construyó a su alrededor fue abandonando poco a poco la compañía, culminando con la salida del consejero delegado el pasado julio. Tras la marcha el pasado febrero de su responsable de operaciones, Antonio Vallsla compañía prescindió a finales de junio de dos miembros más de direcciónLeovigildo Puente Hoces, director de IT-organización, y Juan de Mora Narváez, director de recursos humanos.

 

Estanislao Carpio no le dio tiempo a ejecutar el plan estratégico introducido por la empresa en 2014. En tres años, la empresa pretendía dar la vuelta a sus resultados apostando por el lanzamiento de una segunda línea y colocando a los accesorios en el centro de su producto.

 

La compañía publicará el próximo lunes los resultados correspondientes al segundo trimestre de su ejercicio, que comprende entre junio y agosto. Dos de los meses del periodo serán, por tanto, atribuibles a la gestión de Domínguez, mientras que en el primer mes del trimestre todavía estaba Carpio al frente.

Publicidad
Comentar
Compartir
...