Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Oct 202120:32

Pascal Brun (H&M): “La forma en que la moda se produce y se consume debe cambiar”

El responsable global de sostenibilidad del grupo sueco defiende la necesidad de un cambio de modelo y la fórmula “testar, aprender y escalar” como la mejor para la innovación.

14 Jul 2021 — 12:04
I. P. G.
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Pascal Brun (H&M): “La forma en que la moda se produce y se consume debe cambiar”

 

 

 

Innovar como la única vía posible para sobrevivir. Así lo percibe Pascal Brun, director global de sostenibilidad de H&M, que estrena hoy la nueva serie de vídeos de Modaes.es, Fashion Innovation Shot, centrados en la innovación. Es difícil encontrar en los grandes grupos del sector tanta contundencia como en las palabras de Brun: “la forma en que la moda se produce y se consume debe cambiar”, sentencia. Para él, la innovación será clave para abordar el cambio de un modelo lineal a uno circular. ¿La fórmula? Probar, testar y escalar.

 

 

Pregunta: ¿La industria de la moda es innovadora?


Respuesta: De una forma u otra, siempre lo ha sido. Dicho eso, creo que la forma en la que la moda se produce y se consume debe cambiar. Ya no es sostenible. Así que probablemente hay todavía más necesidad de innovación, para cambiar de un modelo lineal a uno circular, pasar de materiales convencionales a otros que no lo son tanto o construir distintos modelos de negocio. Así que, como industria, la moda se está volviendo todavía más innovadora.

 

 

P.: ¿La sostenibilidad es uno de los principales motores de la innovación?

 

R.: La sostenibilidad y la innovación están estrechamente conectadas, siempre lo han estado: uno es el motor del otro. Nuestra ambición es liderar el cambio hacia una moda más sostenible, y para hacer eso debemos cambiar de un modelo lineal a uno circular. Eso afecta al diseño del producto, la elección de la materia prima, el proceso de producción, a cómo se consume y a qué ocurre al final de su vida útil. En todos estos aspectos, la innovación juega un papel clave. No podemos hacerlo sin innovación.

 

 

 

 

P.: Se están desarrollando muchas nuevas materias primas. ¿Los proveedores son más innovadores que las marcas?

 

R.: Esto se logra con colaboración. No creo que uno u otro sea más innovador. Todos tenemos responsabilidades para traer la innovación sostenible a nuestra industria. Obviamente, cuanto más sostenibilidad demanden las marcas más innovarán los proveedores para responder a esa demanda. Se trata de dar y recibir. Es un trabajo de todos los socios que nos permitirá ser más sostenibles.

 

P.: ¿Las grandes empresas pueden ser sostenibles sin comprar o invertir en start ups?

 

R.: Las start ups aceleran la innovación, así que las necesitamos. Necesitamos compañías rápidas e innovadoras que puedan escalar la innovación e incubarla, empresas que exploren y nos desafíen, que amplíen los límites. Y las start ups tienen la estructura para hacerlo. Tendrán un rol clave, pero no son los únicos vehículos para la innovación, cualquier empresa tiene sus propios mecanismos. Cualquiera puede, de una forma o de otra, trabajar con innovación, se trata de la prioridad que le des.

 

 

 

 

 

P.: ¿La prueba-error es una buena fórmula para innovar?


R.: Cuando empiezas a trabajar con innovación tienes que ser ágil. Nuestro modelo es de probar, aprender y escalar. Tenemos que aprender de los éxitos pero también de los fracasos. Este es el modelo que funciona. En H&M tenemos varios vehículos para la innovación como Co:Lab, H&M Foundation o el Global Change Award. Esto nos permite identificar diferentes innovaciones para aprender y escalar, y hemos visto grandes resultados con compañías como Renewcell, que produce un nuevo material a partir de desechos textiles. Es un ejemplo de una inversión en innovación que no podríamos haber hecho sin Co:Lab. Con el Global Change Award hemos detectado innovaciones como Vegea, un tejido similar a la piel elaborado con residuos de la industria vinícola. Tenemos que buscar y demandar la innovación y, cuando la encontramos, probar, aprender y escalar. Sin ese proceso es muy difícil hacer crecer esas innovaciones.

 

 

P.: ¿Dónde cree que se producirá la próxima gran innovación en moda: en producto, procesos o modelo de negocio?


R.: En los tres. Es crucial que ocurra en los tres. Esto es parte del modelo de negocio circular que queremos conseguir, que implica innovación en diseño y materiales, pero también en procesos, para hacer por ejemplo tintura menos intensiva en agua o en seco, y por supuesto en el modelo de negocio, con la segunda mano, el reciclaje y la reparación.

 

 

P.: ¿Qué le recomendaría a una compañía que quiera comenzar a innovar?


R.: El compromiso para impulsar el cambio, una transformación. Después, necesitas empoderar tu organización, que es muy importante y permitirá que esos desarrollos se hagan realidad. De nuevo: probar, aprender y escalar. Necesitas que la organización esté empoderada para hacer eso. También hay que ser valiente, poner un objetivo en la descripción del puesto de cada uno, porque sin objetivos no lograremos nada. En nuestro caso, queremos que en 2030 todos nuestros materiales sean reciclados o de fuentes sostenibles. A finales del año pasado habíamos llegado al 65% y creo que lo lograremos antes. Sin esos objetivos no podemos medir el progreso. Además, deben ser metas públicas: es la única forma de que las marcas se hagan responsables y que los stakeholders puedan seguir el proceso.

Publicidad
Comentar
Compartir
...