Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

10 Jul 202020:53

Look!

¿A qué huele Louis Vuitton?

16 Ene 2012 — 05:00
S.García
Compartir
Me interesa

Finalmente lo han confirmado: Louis Vuitton tendrá un perfume. El hecho de que una de las firmas más deseadas de la industria de la moda no tuviera, aún, una fragancia en el mercado llamaba la atención.

 

Los perfumes son, junto con la cosmética y los accesorios, los productos que tienen un mayor peso en la facturación de las grandes firmas. Es más fácil llevar Chanel o Dior en las uñas o los labios que poder adquirir una chaqueta o un vestido.

 

En el caso de Louis Vuitton no es una primera vez sino un regreso, y por la puerta grande. Entre los años 20 y 30, la firma de lujo tuvo en el mercado tres fragancias, aunque no tuvieron continuidad.

 

Louis Vuitton comercializó tres fragancias con nombres bastante particulares. La primera, Eau de Voyage, de la que se realizó una reedición en 1980; otra fue Je tu il, y a la tercera la bautizaron como Heures d’Absence.

 

Louis Vuitton era la única gran firma de lujo que no había decidido, hasta ahora, invertir un capital importante en el desarrollo del lujo accesible dirigido, sobre todo, a un público aspiracional.

 

El perfume es la esencia de la firma que un número mucho más elevado de personas puede comprar, para, de este modo, entrar a formar parte del universo Vuitton. Para el desarrollo de su fragancia, la firma ha contratado a Jacques Cavallier-Belletrud.

 

El perfumista, nacido en Grasse, se ha encargado de crear una larga lista de fragancias de éxito, entre las que se encuentran: L’Eau d’Issey, de Issey Miyake; Classique, de Jean Paul Gaultier; Dior Addict; Pôeme de Lancôme o Cinéma de Yves Saint Laurent.

 

Para añadir más intriga, la firma no ha dado una fecha de lanzamiento y ha confirmado que el perfume sólo se comercializará en establecimientos de la marca. La gran distribución, de momento, queda descartada.

La semana look!
Publicidad
...