Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Abr 201812:53

h Equipamiento

Principio de acuerdo en Nylstar: la empresa da marcha atrás a los despidos y plantea un ERE temporal

La compañía ha llegado a un preacuerdo con los sindicatos, que reclaman que se inste el concurso de acreedores antes de octubre.

01 Ago 2016 — 19:19
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Nylstar

 

 

Avanzan las negociaciones en Nylstar. La compañía, que se acogió hace dos semanas al preconcurso de acreedores, ha llegado esta mañana a un principio de acuerdo con los trabajadores, por el cual se presentaría un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (Erte) en lugar del ERE de extinción que la empresa tiene en marcha. 

 

El ERTE afectaría a la totalidad de la plantilla no afectada por un ERE anterior y abarcaría del 15 de agosto al 31 de diciembre. Las condiciones del ERTE son la no aceptación del periodo vacacional ni la zona extra y la renuncia al complemento de prestación de la Seguridad Social por la falta de liquidez. Si antes de la fecha de finalización de la suspensión se retomara el proceso productivo, el ERTE se consideraría finalizado.

 

La propuesta de UGT contempla también la reducción del número de afectados del ERE de extinción de 155 hasta un máximo de cincuenta, con la condición de que las salidas sean voluntarias. Además, los sindicatos reclaman que la empresa reconozca como nulo las vacaciones que se impusieron a la plantilla y que durante el plazo de suspensión de contrato la compañía no realice ninguna venta extraordinaria de pasivos.

 

Uno de los puntos que todavía están sobre la mesa es la demanda de que, en caso de que el preconcurso no fuera aceptado a trámite, la compañía no presente recurso e inste el concurso de acreedores. “No queremos dilatarlo más en el tiempo, la fecha todavía no es definitiva pero hemos propuesto que el concurso se inicie antes del 30 de septiembre si antes no se ha conseguido la aportación de capital y se ha puesto en marcha la fábrica”, explican fuentes sindicales.

 

 

 

 

En cambio, la compañía apuesta por agotar el plazo del preconcurso, que le da de margen hasta noviembre. La propuesta contempla que, de no cumplirse esta fecha límite, automáticamente se generará una deuda con los trabajadores equivalente a las prestaciones de desempleo consumidos hasta la fecha.  Otra de las demandas es que Praedium, propietario de Nylstar, y Alfons Cirera, principal accionista, participen de manera solidaria de la indemnización, algo que rechaza la compañía.  

 

La voluntad de la compañía es, según Cirera, continuar adelante con la actividad y reactivar la producción. “La continuidad es segura”, ha afirmado el inversor. “Actualmente estamos en un proceso de desinversión de otros activos de nuestra cartera para invertir en Nylstar”, ha agregado. Los planes de Cirera pasan, según ha explicado él mismo, por realizar una ampliación de capital en Nylstar una vez concluida la negociación con los sindicatos.

 

A mediados de julio, el histórico fabricante de nylon anunció su intención de ampliar el ERE a 185 trabajadores, equivalente al 80% de la plantilla total de la empresa. Tal y como explicaron los sindicatos, Praedium comunicó a la plantilla que la empresa carece de liquidez para reabrir la fábrica y pagar los sueldos de julio. 

 

Una semana después, Nysltar volvió a cambiar las cifras del ERE y redujo el ajuste de plantilla a 155 trabajadores. El baile de cifras ha enervado a los sindicatos, que han realizado diversas movilizaciones en Blanes (donde se encuentra la fábrica de la empresa) y han conseguido que la Generalitat intervenga en el conflicto laboral.

 

Nylstar cerró 2014 con una cifra de negocio de 40,4 millones de euros, un 28,6% menos que en el año anterior, según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil. La compañía cerró el año con pérdidas de seis millones de euros, casi el triple de un año atrás.

 

En 2010, cuando Praedium tomó el control de Nylstar, rescatándola de los juzgados, la empresa facturaba 54,2 millones de euros. En estos últimos meses, la compañía ha llevado a cabo una reducción de capital del 80%, en más de veinte millones de euros.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...