Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201717:55

h Entorno

El Banco Mundial prevé un crecimiento “lento y sostenible” en China, con un alza del 6% este año

11 Abr 2016 — 11:49
Modaes
Compartir
Me interesa

China

 

 

Los crecimientos galopantes de China son, cada vez más, cosa del pasado. Según las últimas estimaciones del Banco Mundial, el gigante asiático crecerá un 6% en 2016 y un 6,5% en 2017, lo que implicará también una ralentización del crecimiento en los países en desarrollo de Asia Oriental, que engrosarán su economía un 6,3% en 2016 y un 6,2% en los dos años siguientes.

 

El organismo estima que la desaceleración económica de China continúe durante los próximos ejercicios, en lo que califica de “un desplazamiento gradual a un crecimiento más lento y más sostenible”. Además, el Banco Mundial considera que Pekín tomará medidas para contener el aumento de la deuda de las administraciones locales y reducir los excesos de capacidad de la industria pesada, lo que moderará la inversión y la producción industrial.

 

China se ha convertido en las últimas décadas en un mercado clave para el negocio de la moda. Por un lado, el país es el primer proveedor de moda de Europa y España, aunque en los últimos años ha perdido relevancia, en favor de otras economías del sudeste asiático más baratas como Blangladesh o Vietnam.

 

 

 

 

En paralelo, la creciente clase media del gigante asiático se convirtió en el refugio ideal del sector del lujo durante la crisis financiera. El mercado de gama alta fue precisamente uno de los más afectados por la desaceleración del país, y grupos como Kering o Louis Vuitton se vieron forzados a reorganizar su presencia en el mercado.

 

En el conjunto de los países en desarrollo de Asia Oriental (que excluye Japón e India) el crecimiento también se ralentizará, después de elevarse un 6,5% el año pasado. El Banco Mundial recomienda que estos mercados deberían dar prioridad da las políticas monetarias y fiscales para reducir su vulnerabilidad, al tiempo que aconseja implementar reformas estructurales para impulsar la transparencia en las instituciones y reducir las barreras al comercio.

 

Excepto China, los países en desarrollo de Asia Oriental crecieron un 4,7% en 2015. Este año, estos mercados podrían crecer un 4,8% en 2016 y un 4,9% en 2017 impulsados, sobre todo, por Filipinas y Vietnam. 

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...