Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Oct 201905:12

El algodón africano se reivindica: los Cotton 4 reclaman visibilidad y regulación

Benín, Burkina Faso, Chad y Mali han solicitado el reconocimiento formal del Día Mundial del Algodón por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

09 Oct 2019 — 04:54
I. P. G.
Compartir
Me interesa

El algodón africano se reivindica: los Cotton 4 reclaman visibilidad y regulación

 

 

El algodón africano reclama su sitio en el mercado global. Los denominados Cotton 4, Benín, Burkina Faso, Chad y Mali, acudieron ayer a la sede central de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para la celebración del primer Día Mundial del Algodón, en la que volvieron a reclamar un mayor control sobre los subsidios a esta materia prima.

 

Allí, estas economías se comprometieron a continuar avanzando en la transparencia en la producción de esta materia prima estratégica para la moda y han reclamado también mayor  visibilidad, empezando por el reconocimiento formal del Día Mundial del Algodón por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

 

En su discurso inaugural, Roberto Azevêdo, director general de la OMC, aludió en su discurso inicial a la importancia de esta materia prima en todo el mundo. “El algodón es un producto verdaderamente global, se cultiva en más de 75 países en los cinco continentes”, subrayó.

 

 

 

 

“En varios países menos desarrollados, el algodón es fundamental para la creación de empleo y la estabilidad económica; sin embargo, muchos productores luchan por cosechar los beneficios del comercio”, apuntó Azevêdo.

 

Es por eso que Benín, Burkina Faso, Chad y Mali, los Cotton 4, lanzaron su iniciativa sectorial en la OMC en 2003 y ahora promueven el reconocimiento del 7 de octubre como el Día Mundial del Algodón.

 

Azevêdo subrayó que en la OMC, los miembros han dado varios pasos significativos hacia adelante, eliminando los subsidios a las exportaciones agrícolas y “trabajando para permitir que los países en desarrollo se beneficien más de cada paso de la cadena de valor del algodón”.

 

 

 

 

En este sentido, el ministro de Comercio de Chad, Achta Djibrine, reafirmó el compromiso del C-4 con el sistema multilateral de comercio. “Estamos comprometidos con las negociaciones multilaterales para encontrar soluciones justas, equilibradas y sostenibles a este espinoso tema de distorsionar los subsidios”, aseguró.

 

“Instamos a los miembros de la OMC a encontrar soluciones a las realidades de millones de africanos injustamente privados de los frutos de su trabajo ... Chad favorece una combinación de un enfoque de comercio justo y una asistencia coordinada para el desarrollo, lo que garantizará la sostenibilidad de los sectores del algodón y contribuirá sin duda al desarrollo sostenible de los países africanos”, denunció Djibrine.

 

En la misma línea, el ministro de Agricultura de Mali, Moulaye Ahmed Boubacar, recordó que el algodón africano representa menos del 10% de la producción mundial. “A pesar de sus cualidades, nuestra fibra se enfrenta a una dura competencia, particularmente por las ayudas internas de 5.900 millones de dólares que algunos países proporcionaron a sus productores, lo que resulta en la precariedad de los nuestros”.

 

 

 

En este sentido, Boubacar instó a los miembros de la OMC a continuar trabajando para abordar esta cuestión, teniendo en cuenta la decisión tomada por el consejo general de la OMC en 2004 que confirmó la necesidad de abordar el algodón “de manera ambiciosa, expedita y específicamente dentro de las negociaciones agrícolas”.

 

La representante de Benín, la Ministra de Comercio Shadiya Alimatou Assouman, subrayó la contribución del algodón a la reducción de pobreza, la educación, el crecimiento económico y la paz.

 

“Debido al desarrollo estable de la actividad de producción y procesamiento de algodón, los jóvenes y los miembros de las comunidades rurales en las áreas de cultivo de algodón no se sienten tentados por la aventura arriesgada de la migración en el mar y otros medios y rutas de transporte improvisados; A menudo se dice que cuando el algodón está bien, todo está bien en los países C-4”, agregó.

 

 

 

 

Por su parte, su homóloga en Burkina Faso, Harouna Kabore, incidió en que el algodón continúa siendo la principal exportación agrícola del país y representa más del 10% del Producto Interior Bruto (PIB).

 

Sin embargo, casi toda la producción se exporta sin procesar, por lo que el país está ya realizando esfuerzos para integrar otros eslabones de la cadena. Otro de los focos en los que está trabajando Burkina Faso es en un etiquetado para distinguir productos tradicionales de fabricación local.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...