Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Nov 201722:20

h Empresa

Blanco abre negociaciones para presentar un ERE ante la “inviabilidad” de la empresa

Blanco inicia formalmente las gestiones para llevar a cabo una importante reducción de plantilla en España. La compañía madrileña, propiedad desde el pasado año del grupo saudí Alhokair, ha decidido iniciar...
25 Feb 2015 — 13:41
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Blanco inicia formalmente las gestiones para llevar a cabo una importante reducción de plantilla en España. La compañía madrileña, propiedad desde el pasado año del grupo saudí Alhokair, ha decidido iniciar conversaciones con los representantes de los trabajadores para la negociación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ante “la situación actual de inviabilidad” de la empresa.

 

Según ha señalado el grupo en un comunicado, la reducción de personal se enmarca dentro de “un proceso de transformación global de la compañía, orientado a mejorar su competitividad, eficacia y rentabilidad para, así, garantizar su futuro a largo plazo”.

 

“El objetivo de la compañía es encontrar las mejores medidas con el mayor consenso posible”, ha señalado Blanco, que antes de su compra por parte de Alhokair ya llevó a cabo el despido de casi 700 personas.

 

La intenciones de la compañía propietaria de Blanco, tal y como adelantó Modaes.es, pasan por el traslado de la sede a Dubái, una decisión que responde tanto a razones fiscales como a las posibilidades que ofrece esta plaza a la hora de atraer directivos y mandos intermedios.

 

Con cerca de 1.300 empleados, Blanco da ahora un nuevo paso comunicando de forma oficial a sus trabajadores la intención de llevar a cabo un ERE, que según fuentes sindicales afectará a gran parte de la plantilla.

 

En el comunicado difundido hoy, Global Leiva, sociedad con la que opera Blanco en España desde su compra por parte del grupo árabe, la compañía argumenta que “las exigencias del mercado le han llevado a estudiar todas las medidas a su alcance para revertir esta circunstancia [de inviabilidad], que no es buena ni para la empresa ni para sus trabajadores”.

 

La empresa pretende iniciar el próximo 23 de marzo conversaciones con los representantes de los trabajadores, y ha enviado un comunicado a todos los centros de trabajo que no cuenta con representación sindical para que la designen.

 

La dirección de Blanco, cuya plantilla lleva meses envuelta en una fuerte incertidumbre sobre su futuro, afirma que “afronta este proyecto desde el máximo respeto a los trabajadores con una actitud abierta y con la voluntad firme de negociar”.

 

El pasado noviembre se cumplió un año desde que Alhokair mostrara su interés por Blanco, aunque no fue hasta febrero cuando formalizó la compra por 40 millones de euros. A finales de 2013, el grupo árabe comenzó los trámites para hacerse con el control de la cadena madrileña, que contaba entonces con una red de distribución formada por 195 establecimientos.

 

En un año, Blanco, que presentó concurso voluntario de acreedores en 2013,  ha pasado a contar con 225 establecimientos en España y en el mercado internacional. Alhokair también ha tomado partido en la construcción del equipo directivo de la cadena madrileña, poniendo al frente de la expansión de Blanco a Isak Halfon, ex directivo de la catalana Mango, y manteniendo a Bernardo Blanco, hijo del fundador de la cadena, al frente de la dirección general del grupo.

 

Aun así, el paso más importante que ha dado Alhokair con Blanco en este último año ha sido la vuelta de la cadena al mercado internacional, dibujando una nueva estrategia de crecimiento, centrada, sobre todo, en mercados como Oriente Medio. La presencia de la empresa en este mercado se ha desarrollado hasta tal punto que la compañía madrileña prepara veinte nuevas aperturas en la región.

 

Desde el inicio de su nueva etapa, Blanco cuenta ya con diez establecimientos en Arabia Saudí, mercado internacional donde tiene mayor presencia, y Portugal, también con una red de distribución de diez puntos de venta.

 

Además de Blanco, Alhokair gestiona alrededor de setenta marcas, principalmente de moda pero también de artículos para el hogar o alimentación. Además de las españolas Desigual, Mango, Cortefiel, Marypaz o Massimo Dutti, el grupo opera en Oriente Medio con enseñas internacionales como Marks & Spencer, Clarks, New Look o Celio.

 

El grupo, que suma 2.100 tiendas de marcas como Gap o Zara en cien centros comerciales de dieciséis países, ha finalizado los nueve primeros meses del ejercicio con unas ventas de 5.284 millones de reales saudíes (1.214 millones de euros), un 28% más. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...