Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Dic 201709:37

h Empresa

Basi completa su ‘transformación’ y proyecta 15 tiendas y veinte millones con Náutica en 2020

Basi inicia una nueva etapa. La compañía catalana inicia su transformación en un grupo de distribución de marcas internacionales con la introducción en España de la firma estadounidense Nautica...
23 Feb 2015 — 04:52
P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Basi inicia una nueva etapa. La compañía catalana inicia su transformación en un grupo de distribución de marcas internacionales con la introducción en España de la firma estadounidense Nautica, propiedad de VF. Basi, que suma una plantilla de 430 trabajadores en España, proyecta la apertura de hasta 15 tiendas de Nautica en los próximos cuatro años, para alcanzar unas ventas de veinte millones de euros en 2020.

 

Con sede central en Badalona (Barcelona), Basi trazó hace algo más de dos años un plan estratégico con el cual pasar de ser una compañía fabricante y distribuidora con el negocio concentrado en una sola marca, a convertirse en un grupo distribuidor de marcas internacionales, como Organización Gómez de Zamora o Via Emilia, por ejemplo.

 

La empresa centraba hasta ahora su negocio en la fabricación y distribución de Lacoste, pero en 2013 el grupo galo centralizó en su licenciatario Devanlay su actividad productiva, lo que obligó a Basi a desprenderse de su área de producción y dar un giro estratégico hacia la distribución.

 

Tal y como adelantó Modaes.es el pasado noviembre, Basi se ha marcado el objetivo de construir una cartera de marcas internacionales, la primera de las cuales es Nautica. El pasado noviembre, Basi firmó un acuerdo con el gigante de la distribución VF para hacerse cargo de la distribución en España y Portugal de Nautica, que se gestiona ya desde la sociedad Jatro BCN.

 

La sede central en España de Nautica está ubicada en Badalona, en las oficinas de Basi. La empresa catalana ha comenzado a crear un equipo propio para la marca, si bien se comparten servicios con Basi, que continúa trabajando para Lacoste. Nautica, que competirá con marcas como McGregor o Tommy Hilfiger por tipo de público y por precio, está liderada por Marco Palmero, que dirige también la división de calzado y complementos de Lacoste.

 

“Nuestro objetivo es crear una cartera de marcas complementarias, segmentada para que no se canibalicen entre ellas”, señala Palmero. Basi se centrará en el segmento de la moda urbana, apostando por marcas con notoriedad internacional no presentes todavía en el país. La empresa sostiene que ya se encuentra en negociaciones con varias firmas.

 

Con inspiración en el mar, Nautica entra en España con la línea textil masculina, para más adelante abrirse también a otras categorías e incorporar mujer y niño. Nautica optará por una distribución multicanal, compatibilizando el multimarca, las tiendas propias y los grandes almacenes.

 

Basi pondrá en marcha entre julio y septiembre de este año la primera tienda de Nautica en España. El establecimiento estará ubicado en Barcelona, donde la compañía estudia varios emplazamientos céntricos, aledaños a Paseo de Gracia. El plan estratégico que Basi ha diseñado para Nautica contempla la apertura de entre diez y quince tiendas en los próximos cuatro años, para alcanzar unas ventas de veinte millones de euros en 2020.

 

A la distribución con tiendas propias se sumará también la entrada en el canal multimarca, donde la empresa prevé cerrar 2015 con entre treinta y cuarenta clientes, para alcanzar hasta 300 posteriormente. Basi ya ha comenzado, en paralelo, negociaciones con El Corte Inglés para introducir Nautica en los grandes almacenes.

 

La introducción de Nautica en España coincide con un momento de estabilidad de Basi. Tras la finalización del acuerdo de fabricación con Lacoste y la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE), la empresa considera ya finalizada la adaptación de su estructura a su nuevo modelo de negocio.

 

La compañía, de capital familiar, ha estabilizado también su cuenta de resultados. Según Núria Basi, presidenta de Basi, la empresa ha cerrado 2014 en break even operativo, si bien el resultado neto continúa siendo negativo por el impacto del ERE. Basi ha logrado también frenar la caída de sus ventas, que se han situado en 62 millones de euros a cierre de 2014, levemente por encima de las de 2013.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...