Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Dic 201703:29

h Empresa

Armand Basi regresa al mercado desde Reino Unido cuatro años después, más joven y barata

23 Ene 2015 — 04:57
S. Riera
Compartir
Me interesa

Armand Basi vuelve tras cuatro años de silencio. La marca regresa al mercado de la mano de un agente inglés, Jason Woltman, que a finales de 2013 se hizo con la licencia para el diseño, la producción y distribución de la colección de ropa. Woltman iniciará la comercialización de la nueva colección de la enseña en marzo, según ha explicado el empresario a Modaes.es.

 

La marca, que continúa en manos de la familia Basi, emprenderá su regreso desde Reino Unido. La primera colección de Armand Basi bajo la batuta de Woltman empezará a comercializarse a través de tiendas multimarca de Londres, Manchester y Liverpool en ocho semanas.

 

El siguiente paso en la distribución de la enseña se dará en España, donde Woltman ha iniciado ya negociaciones con comercios del país. Por ahora, el proyecto de relanzamiento de Armand Basi descarta la apertura de tiendas propias. “Queremos ir poco a poco”, ha señalado el empresario.

 

La enseña española vuelve con un nuevo posicionamiento. La apuesta del empresario inglés ha sido rebajar la franja de edad del público al que se dirigía Armand Basi en el pasado y también su precio. De hecho, la primera colección de la marca que verá la luz después de cuatro años estará formada en gran parte por sudaderas, polos y camisetas. El precio medio de las camisetas se situará en 35 euros.

 

“El problema de Armand Basi es que ha estado parada durante mucho tiempo”, ha asegurado Woltman. “La marca perdió su concepto”, subraya. A pesar de que la nueva colección toma como referente elementos clave de la enseña, su nuevo licenciatario ha querido darle una nueva orientación. Por otro lado, las nuevas prendas de Armand Basi se acompañarán del sello Made in UK, al estar producidas en Reino Unido.

 

Woltman se hizo con la licencia para diseñar, producir y comercializar la colección de ropa de Armand Basi después de que se desprendiera de ella el grupo chino Siu Fashion, que trató de relanzarla durante casi tres años. Basi decidió explotar la marca a través de licencias en 2011 en el marco de una reestructuración interna de la compañía y de la propia enseña.

 

Poco después, Basi cerró un acuerdo con el grupo chino Siu Fashion, en cuyos primeros planes para la expansión de Armand Basi contemplaba la apertura de 130 establecimientos en dos años en China. Pero las expectativas para el crecimiento internacional de la marca fueron enfriándose con los meses, a pesar de que Siu Fashion instaló una de sus sedes mundiales en un palacete de la zona alta de Barcelona.

 

La compañía china, propiedad de un gigante textil de Hong Kong, Neo-Concept Group, apostó fuerte entonces por España, desde donde quiso abarcar la expansión europea de sus propias marcas. Dos años después de hacerse con la licencia, Siu Fashion rediseñó su estrategia para la marca con el propósito de relanzarla en 2014. Pero la compañía china no llegó a cumplir su objetivo. A finales de 2013, el licenciatario asiático devolvió la licencia de la marca a Basi sin haber logrado volver a introducir la marca en el mercado.

 

Antes de concluir 2013, Basi dividió la licencia de Armand Basi en ropa y en calzado, y cedió entonces el diseño, producción y distribución de la colección de prendas a Jason Woltman, y la de calzado, a la empresa alicantina Eternal Shoes, propiedad del grupo Drenati. La primera colección de zapatos de Armand Basi con Eternal Shoes vio la luz en verano de 2014.

 

Basi, por su parte, inició en 2013 una nueva reestructuración por la pérdida de los derechos de producción de Lacoste. La compañía ha tenido que hacer frente en los dos últimos años a un expediente de regulación de empleo (ERE), que finalmente quedó en ochenta trabajadores, en vez de los 103 que llegó a pactar con los sindicatos. La compañía, que dirige Nuria Basi, conserva la licencia de distribución y gestión de las tiendas en el país y mantiene el almacén de Barberá del Vallés (Barcelona).

 

Tras la pérdida de la producción de Lacoste y la cesión en licencia de la gestión de Armand Basi, la compañía ha retomado su apuesta por el sector a través de licencias. La primera de ellas es la estadounidense Nautica, que la empresa empezará a distribuir en España y Portugal en la temporada otoño-invierno 2015-2016.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...