Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Ene 202106:30

Arcadia busca oxígeno: negocia un préstamo de 57 millones

El dueño de Topshop avalaría el crédito con el centro de distribución que abrió el año pasado en el condado de Northamptonshire. La empresa ha anunciado que suspenderá 14.500 empleos.

09 Abr 2020 — 11:07
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Arcadia busca oxígeno: negocia un préstamo de 57 millones

 

 

Arcadia pide oxígeno. El grupo británico, dueño de Topshop, negocia un préstamo de hasta cincuenta millones de libras (57 millones de euros) para paliar el impacto de la crisis del coronavirus en su negocio, según Sky News.

 

La empresa avalaría este préstamo con el centro logístico que abrió el año pasado en el condado de Northamptonshire. Actualmente, las 550 tiendas del grupo en Reino Unido, su principal mercado, permanecen cerradas.

 

Arcadia también ha anunciado que suspenderá a 14.500 de sus 16.000 empleados y que todo el equipo directivo asumirá recortes en su compensación de entre el 25% y el 50%. El consejero delegado, Ian Grabiner, no recibirá su salario ni otros beneficios hasta nuevo aviso.   

 

La empresa, propiedad de Philip Green, entró en pérdidas en el ejercicio 2018, con un resultado operativo negativo de 137,6 millones de libras (156 millones de euros), según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil británico. La facturación se redujo un 4,5%, hasta 1.800 millones de libras (205 millones de euros).

Publicidad
Comentar
Compartir
...