Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Oct 201706:32

Back Stage

Núria Basi (Basi): “Hoy todo va muy rápido y es necesario tener velocidad para ser competitivo”

La directiva se mantendrá como presidenta del nuevo consejo de administración de Lacoste en España. Basi, que hace años que lleva las riendas de la empresa que fundó su padre, insiste en que todo continuará igual.

25 Sep 2017 — 04:46
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Nuria Basi (Basi): “Hoy todo va muy rápido y es necesario tener velocidad para ser competitivo”

 

Núria Basi es la nueva presidenta del consejo de administración de Lacoste en España. La directiva, que heredó de su padre el negocio de la marca francesa en el país, continuará abanderando su operativa, con el mismo equipo y en la misma sede, después de que Maus Fréres, los dueños de la enseña, compraran la semana pasada la totalidad de la sociedad Basi. La ejecutiva subraya que el cambio es positivo y que servirá para ganar velocidad.

 

Pregunta: ¿Por qué han tomado esta decisión de vender el negocio de Lacoste en España a la matriz?

Respuesta: Llevamos doce años hablado de realizar algún tipo de asociación, si del 50%, si de un 70% y 30% o incluso de un 100%. Lacoste ha llevado a cabo este tipo de operaciones en todos los mercados importantes en los que está presente para tener un control directo de su distribución.

 

P.: ¿Por qué ahora finalmente han dado el ?

R.: Responde a una estrategia empresarial de globalización. Habían dejado España para el final. Éramos los galos en el país de los romanos.

 

 

P.: ¿Es una tendencia general del sector?

R.: Sí. Las marcas entran en un país a través de un distribuidor y, cuando el negocio tiene suficiente volumen, lo absorben. Y España es en la actualidad el tercer o cuarto país más importante en ventas del grupo. En mercados más pequeños, en cambio, continuarán con los distribuidores locales.

 

P.: ¿Qué cambiará en el negocio?

R.: Todo seguirá igual. Cambios habrá, por supuesto, pero no serán drásticos. Consideran que todo lo que se ha estado haciendo desde aquí ha estado bien, pero que pueden potenciarse ciertas áreas, como el ecommerce, o realizar inversiones importantes, como por ejemplo cambiar el mobiliario de las tiendas. Nos dará velocidad.

 

P.: ¿Es necesario tener hoy músculo financiero para ser competitivo?

R.: Sí. Hoy todo va muy rápido y es necesario tener velocidad para ser competitivo. Nosotros solos podíamos ir haciendo, pero sin duda ahora haremos lo mismo, pero de manera más ágil.

 

 

P.: Muchas cosas ya habían cambiado desde que Maus Frére tomó el control de la empresa en 2012…

R.: Sí, incluso desde hace más tiempo. Ya hacía años que eran ellos los que marcaban las directrices y nosotros las seguíamos. Antes quizás sí que habíamos tenido más libertad a la hora de actuar, pero ahora hacía tiempo que trabajábamos de manera muy coordinada.

 

P.: ¿Considera que es el inicio de una nueva etapa?

R.: Siempre es una nueva etapa cuando hay un cambio accionarial. La ventaja que tenemos con quien nos compra es que le conocemos. No son ni un fondo ni un externo de los que sabemos nada, sino que es alguien con quien venimos trabajando desde hace tiempo. Nuestros equipos trabajan de manera conjunta. Por otro lado, es también una empresa familiar, que no cotiza, con un mismo modelo de gestión.

 

P.: Su padre, Armand Basi, introdujo Lacoste en España en 1962, pero ¿cómo dio con la marca?

R.: Vio el producto en Francia, le gustó y fue a visitar al señor René Lacoste, el tenista. Antes de ir, hizo un polo exactamente igual, pero lo mejoró en algunos aspectos. Fue a verlo al País Vasco francés, donde Lacoste pasaba sus vacaciones, y le mostró el polo. Lacoste creyó que era suyo y mi padre tuvo que demostrarle qué había mejorado.

 

P.: ¿Fue difícil convencerle?

 R.: No. Le dijo que le visitara en París y le citó en su oficina en la Place Vendôme de sesenta metros cuadrados, en la que sólo había dos sillas, la de él y la de su asistente. Eran los inicios de todo.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...