Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201713:49

h Back Stage

Moda y lujo ‘made in Spain’: guía para invertir en China

13 Ago 2013 — 07:00
S. García
Compartir
Me interesa

La cosmética de Natura Bissé o la joyería de Carrera y Carrera ya están en China. Las empresas españolas han reaccionado, aunque en algunos casos lo han hecho tarde, y buscan en los mercados exteriores un crecimiento que no encuentran a día de hoy en España. En esa búsqueda de alternativas, son muchas las compañías, sobre todo del sector del lujo, que han encontrado en China a su salvavidas. El país asiático se ha convertido en su foco de crecimiento y en su mercado de referencia.

 

Pero no todo son éxitos sonados y la mayoría de esas empresas no conocen el mercado y no saben qué es lo que realmente interesa. La consultora Barcelona Fang, en colaboración con la escuela de negocios Iese, ha elaborado una guía de inversión tanto para empresas españolas que quieran abrir mercado en China como para los inversores del país asiático que estén interesados en compañías nacionales.

 

En los últimos cuatro años, el consumo de productos de lujo en China ha mantenido un crecimiento anual de entre el 16% y el 20%. Debido al impacto del cambio de divisas, y la consiguiente diferencia de precios, muchos consumidores chinos deciden hacer sus compras fuera de su país. Por ello, la previsión de crecimiento del mercado de productos de lujo retrocederá y se situará entre el 12% y el 16% anual hasta 2015.

 

Pese a este cambio, el documento destaca que China continúa siendo el líder mundial en consumo de artículos de lujo y en los próximos tres años copará el 34% del consumo global de este tipo de productos. Este porcentaje se alcanzará gracias a la incipiente clase media, que en 2020 superará los 400 millones de personas, 270 millones más que actualmente.

 

Otro factor destacado por la guía de inversión es la madurez del consumidor chino. Este cliente busca cada vez menos logos y valora más la calidad, por lo que las pequeñas y medianas empresas españolas de productos de lujo pueden aprovechar ese cambio y crecer en el mercado.

 

No obstante, desde Barcelona Fang y el Iese advierten que esa inmersión en el mercado chino se debe realizar con conocimiento y, para ello, en muchos casos se debe encontrar al socio local adecuado que aporte el know-how y la experiencia para realizar una expansión óptima en China. El documento se refiere, sobre todo, a pequeñas y medianas empresas españolas de lujo que quieran entrar en el país, puesto que no tienen los recursos suficientes como para realizar un desembarco en un mercado de la envergadura del chino.

 

Uno de los aspectos que más beneficiaba a las firmas internacionales de lujo era la tradición que en China se había establecido de realizar regalos a cargos oficiales o entre directivos que tenían una relación de negocios. Tras el cambio de ejecutivo, los nuevos líderes del país han establecido una política muy restrictiva sobre este tipo de regalos, por lo que este tipo de consumo de productos de lujo se ha moderado. No obstante, la guía de inversión destaca que este retroceso será temporal.

 

Por otro lado, el estudio señala que las enseñas Made in Spain que quieran entrar en China deben valorarse como marca y venderse como industria a través de la imagen país, algo que en el caso de España no está tan desarrollado como en otros mercados del lujo como el francés o el italiano. Un ejemplo de ello es una encuesta realizada recientemente por Horizon, que muestra que lo primero que los chinos relacionan con España son los toros, seguido del vino y del fútbol.

 

Pero no sólo se puede atraer al consumidor chino en su país de origen, sino también en las principales capitales que éstos visitan en sus viajes. La guía de inversión realizada por Barcelona Fang y el Iese destaca el crecimiento del consumo de éstos en sus vacaciones: en 2010 el 36% de los turistas chinos realizaba adquisiciones de productos de lujo fuera de su país y dos años después ese porcentaje se había incrementado hasta el 63%.

 

Según el documento, esta dinámica continuará debido a que cada vez es más sencillo para los ciudadanos chinos conseguir un visado para salir del país, así como por la apreciación de su moneda frente a otras divisas y a su incipiente poder adquisitivo. Por ello, es importante para las marcas españolas de lujo tener presencia en los principales destinos de vacaciones de los ciudadanos chinos y mantener una imagen uniforme y una política de precios que se ajuste a la calidad del producto. De este modo, el reconocimiento de marca y el interés por ella en China crecerá.

 

En el caso de España, el mercado de bienes de lujo alcanza un volumen de 5.000 millones de euros. El 35% de ese volumen lo aportan los turistas, que son los que actualmente lideran el gasto en el sector del lujo, que está integrado por más de 60.000 pequeñas y medianas empresas que fabrican y distribuyen artículos de lujo artesanos, que pueden llegar a llamar la atención de inversores chinos interesados en destinar su capital a reforzar la estructura de estas compañías y en hacerlas crecer a nivel internacional.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...