Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Sep 202114:01

Publicidad

Michel Leclercq: el empresario que inventó el deporte más grande del mundo

Pequeñas o grandes innovaciones que han cambiado el devenir de la industria de la moda. Desde transformar una sencilla pieza de caucho en un marca a crear un complejo sistema logístico y de...
01 Jul 2015 — 04:47
P. Riaño
Especiales relacionados
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Pequeñas o grandes innovaciones que han cambiado el devenir de la industria de la moda. Desde transformar una sencilla pieza de caucho en un marca a crear un complejo sistema logístico y de aprovisionamiento con la tienda en el centro. A lo largo de la historia, una serie de visionarios han impactado en la moda cambiando las reglas del juego: son los alquimistas de la moda. Los grandes almacenes, la moda rápida, el bajo coste o la lycra no existirían sin el genio de nombres como Aristide Boucicaut, Amancio Ortega, Arthur Ryan o Joseph Shivers. En esta tercera edición del Quién es Quién de Empresas de Moda en España, patrocinado por Aguirre Newman, Modaes.es realiza una selección de veinte de los empresarios y ejecutivos que más influencia han tenido en la industria de la moda internacional a lo largo de la historia reciente.

 

 

 

Decathlon

 

 

 

Poco o nada podía imaginar un carnicero llegar a convertirse en el fundador de una empresa que ha revolucionado el negocio de la distribución de artículos deportivos, tiene una red de 880 establecimientos en el mundo, emplea a 63.000 personas y factura más de 8.000 millones de euros cada año. Michel Leclercq plantó en 1976 la semilla del imperio Decathlon, que ha hecho del deporte un producto de gran consumo.

 

Corría el año 1961 cuando Gérard Mulliez puso en marcha su primera tienda Auchan en el municipio de Roubaix. Su primo Michel Leclercq tenía entonces  22 años y entró a trabajar en el establecimiento como carnicero. A pesar de que a su familia no le parecía bien que trabajara como carnicero, en 1962 dejó sus estudios de ingeniería y permaneció en Auchan, donde llegó a hacerse cargo de las contrataciones y la tecnología para los 5.000 empleados del grupo.

 

En 1975, Auchan ofreció a Leclercq un nuevo proyecto, pero él decidió crear su propia empresa. Después de un viaje a Estados Unidos, apostó por lanzar una compañía de deporte para toda la familia.

 

El 27 de julio de 1976, Decathlon abrió sus puertas por primera vez. En la zona comercial de Auchan en el municipio de Englos (cerca de Lille), Leclercq abrió una gran superficie de artículos deportivos cuyo objetivo pasaba por equipar a todo tipo de deportistas, aficionados o profesionales, bajo un mismo techo.

 

Los seis primeros trabajadores de la empresa se contrataron en un gimnasio, donde Leclercq colgó ofertas de empleo. Pero el sector no se lo iba a poner fácil. Las centrales de compras de artículos deportivos negaron el acceso a Decathlon, pensando que detrás de la nueva compañía estaban los recursos económicos de la familia Mulliez.

 

Con la tienda medio vacía, el empresario creía que su empresa no sobreviviría al invierno. De golpe, a raíz de una queja por la negativa a la venta, Adidas comenzó a suministrar a Decathlon. Detrás de la compañía alemana fueron otras tantas empresas del sector.

 

El gran cambio para Decathlon llegó en 1986, cuando se puso en marcha la filial de producción del grupo para asegurar el suministro de artículos con marca propia. La fabricación se internacionalizó en 1988, cuando el hijo del fundador, Olivier Leclercq, llevó la producción a Asia.

 

Poco a poco, la empresa fue introduciéndose en más y más deportes, primero con la marca Decathlon y, después, con el lanzamiento de conceptos exclusivos, como Tribord, dedicado a actividades acuáticas, y Quechua, para la montaña. Kalenji o Domyos llegarían más tarde.

 

La vocación internacional siempre ha estado presente en el seno de Decathlon. En 1986, la empresa dio el salto fuera de Francia con la apertura de su primera tienda en Dortmund, Alemania. Reino Unido, España, Estados Unidos (aunque la compañía terminó saliendo del país), Turquía o China son algunos de los mercados que cuentan con tiendas Decathlon.

 

Hoy en día, Decathlon está participada por el fundador de la compañía y por la familia Mulliez, con intereses en empresas como Auchan, Kiabi o Pimkie. El gigante francés de la moda deportiva finalizó el ejercicio 2014 con una cifra de negocio de 8.200 millones de euros, un 10,6% más respecto al año anterior.

Publicidad
Comentar
Compartir
...