Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 May 201817:41

h Back Stage

Marián Cano (Avecal): “Al calzado le falta atraer talento y ser un sector ‘chulo’”

La directiva ocupa desde finales de 2015 el cargo de presidenta ejecutiva de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal), que representa al mayor clúster español del sector.

04 May 2017 — 04:43
S. Riera
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

 

Marián Cano es presidenta ejecutiva de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal). La directiva asumió el cargo a finales de 2015 después de ocupar la secretaría general de la patronal desde su fundación, en 2010. Cano, que da voz al mayor clúster español del sector, explica que la relocalización se consolida y que los retos a los que ahora se enfrenta el sector pasan por elevar la productividad y por conseguir profesionales cualificados.

 

Pregunta: Tras unos años de relocalización industrial, ¿cree que esta tendencia ha llegado a consolidarse?

Respuesta: Sí es cierto que hace años que venimos detectando esta tendencia, sabiendo también que no vamos a llegar a las cifras de antes. Ahora la producción tiene que ver con mayor flexibilidad, más servicio, plazos de entrega… que favorecen a la industria, pero no es el retorno de las grandes tiradas, de las grandes producciones, de aquel modelo de hace años. No podemos volver a competir por el factor precio porque los costes son los que son.

 

P.: ¿Ha habido inversión en el calzado en los últimos años?

R.: La inversión siempre ha estado allí. Sí hay casos de inversiones en nuevas instalaciones, ampliaciones y demás. En su día no hubo grandes inversiones por trasladar la producción, sino que simplemente se fue a comprar. Pero sí hay un esfuerzo por aumentar la productividad y esto se ha hecho evidente en un aumento de la contratación.

 

 

P.: ¿La caída de las exportaciones en el último año ha provocado cautela en el sector?

R.: En el último año se ha roto la tendencia de la exportación. Hemos pasado de crecimiento a doble dígito a un retroceso y el sector ha aprendido a estar atento a la coyuntura de los distintos mercados. Se medita más.

 

P.: ¿En qué se ha materializado?

R.: De las crisis anteriores el empresario ha aprendido. Esta relocalización es distinta a lo que fue la deslocalización, no hay un giro, y muchas de las marcas extranjeras buscan el saber hacer de aquí. Y los empresarios deben trabajar por respuesta rápida. Hay empresas que ya han implantado el sistema de trabajo lean y son referentes. La inversión viene en continuar trabajando con lo que se tiene pero elevando la productividad.

 

P.: ¿Se han creado nuevas empresas?

R.: Las empresas nuevas del sector son start ups y surgen como nuevas marcas, pero no hay implantación de nuevas industrias fabriles.

 

P.: ¿Cree que hay interés por continuar invirtiendo en el sector?

R.: Esto va a ser la clave y es uno de los retos que tenemos para continuar elevando la producción. Hay que seguir invirtiendo en equipamiento, en sistemas productivos y también en relevo generacional en los oficios. Este último aspecto es importante porque la formación que tenemos en España no es la adecuada para el sector.

 

 

P.: ¿Elche vuelve a erigirse como polo de atracción de la producción para terceros o se disemina por toda la autonomía?

R.: De las grandes zonas zapateras, se ha conseguido crear un clúster de referencia internacional y de gran atractivo. Y dentro de esta zona, Elche es donde hay una mayor concentración. Sin embargo, por especialización, el calzado infantil estaría en Villena, por ejemplo, o el de vestir, en Elda.

 

P.: Que Zalando haya abierto oficina en Elche para su aprovisionamiento, ¿hace de locomotora para atraer a otros distribuidores?

R.: Que un grupo de estas características elija instalarse en la Comunidad Valenciana es importante para el sector porque refuerza su posición como clúster industrial.

 

P.: ¿Hay mano de obra cualificada para atender este aumento de la producción?

R.: Mientras que hay una parte de la producción más preocupada por las técnicas productivas para incrementar la productividad, hay otra parte preocupada por la formación de profesionales de oficios tradicionales, así como de cargos intermedios. El sector debe ser capaz de atraer talento.

 

P.: Estando lejos de Madrid y Barcelona, ¿cuesta atraer talento a la región?

R.: Mayoritariamente, la gente que trabaja en el sector es de la zona. No son las nuevas tecnologías, claro, pero el calzado ha dejado de verse como un sector maduro para ser considerado como un sector de oportunidad. Sin embargo, falta saber atraer talento y hay que trabajar en ello, para que se nos vea como un sector chulo. Aunque los trabajadores sean de aquí, queremos que se queden aquí.

 

 

P.: ¿Cuál es la importancia del calzado en la economía valenciana?

R.: El calzado no es tan importante en volumen de negocio como lo pueden ser el turismo o la automoción, pero sí en mano de obra. Como sector exportador, también es de los más importantes. En Alicante, somos el primer sector exportador e industrial. El sector hizo en su momento las apuestas clave para seguir allí.

 

P.: ¿Continúa siendo estratégico pese a ser una industria tradicional?

R.: Hubo un momento que las industrias tradicionales quedaron denostadas, pero creo que el calzado supo defender su lugar y ha demostrado que tiene futuro. Al final, durante los años de crisis, el calzado no sufrió tanto porque le pilló con los deberes hechos después de la crisis anterior. En la órbita del Gobierno, el calzado es un sector estratégico. Las empresas han sabido reinventarse y, en un negocio como la moda, en el que todo va tan rápido, siguen adaptándose.

 

P.: ¿Cree que falta apoyo político para acelerar el dinamismo del sector?

R.: Con la última crisis, las ayudas y los planes de apoyo han sufrido una disminución en nuestro sector y en el resto. Y precisamente ahora cuando tenemos muchos retos por delante en cuestiones como la mejora de la productividad o la industria 4.0, que suponen inversiones importantes.

 

 

P.: ¿Qué falta a la industria local del calzado para ser competitiva?

R.: Es difícil de decir. Tenemos empresas de perfiles muy distintos. Hay empresas que son tractoras, que están a la vanguardia y que, para nuestra suerte, están dispuestas a compartirlo. con el resto del sector. Todo el sector sabe que hay un cambio y que, esta vez, viene más rápido que los que han venido hasta ahora. En las pymes y las micropymes no siempre hay recursos para encararlo y hay que pensar dónde se hace la primera avanzada.

 

P.: En los últimos meses, varias patronales locales, entre las que está Avecal, han constituido Confindustria. ¿Cuál será su función?

R.: Entendemos que hay problemas transversales a todos los sectores industriales. Es más un grupo de trabajo en el que los diferentes sectores que lo hemos creado, más otros que esperemos que se añadan, ponemos en común las necesidades que tenemos, los cambios en las normativas y demás cuestiones, para trasladarlas a las administraciones. Por el momento, está en una fase muy inicial.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...