Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Dic 201703:31

h Back Stage

2015, el año en que la inversión llegó a la moda española

22 Dic 2015 — 04:53
P. Riaño/ C. Pareja
Compartir
Me interesa

El Ganso, Pepe Jeans y Tous han protagonizado las tres principales operaciones corporativas que han tenido lugar en el negocio español de la moda en los últimos doce meses. A ellas se podrían sumar a lo largo de 2016 otras como Grupo Cortefiel, Festa o TCN, que en los últimos meses han comenzado a sondear la posibilidad de alterar su estructura accionarial. En el ejercicio 2015, los fondos y grupos inversores internacionales han vuelto a acercarse a España con apetito comprador, atraídas por la recuperación de la economía nacional y el buen hacer de las empresas españolas en retail y, especialmente, en moda.

 

El sector se enfrentará en los próximos meses a un movimiento continuo en el capital de un gran número de empresas. Grupo Cortefiel, TCN, Amichi y Festa son sólo tres ejemplos de ello. Grupo Cortefiel ha encargado a Goldman Sachs la búsqueda de un nuevo equilibrio accionarial, que previsiblemente representará la salida del capital de los fondos CVC, Pai y Permira. En el caso de TCN, la compañía catalana se encuentra en negociaciones para sellar una alianza con varios grupos, la más avanzada de las cuales podría ser una compañía industrial estadounidense.

 

Amichi, por su parte, ha encargado a Banco Santander un proceso para encontrar inversores para poner en marcha una nueva etapa de crecimiento. La empresa, de capital familiar, está abierta a todas las opciones, desde la apertura de parte de su capital a un inversor externo a la venta del cien por cien.

 

En el último caso, Festa ha iniciado un proceso de venta que terminará con la salida del accionariado de la empresa de Portobello Capital (la antigua Ibersuizas). El capital de Festa se reparte actualmente entre Portobello Capital y la familia Ferrer, liderada por Ricardo Ferrer, fundador de la compañía. Portobello se hizo con el 75% de Festa en 2006, cuando la cadena estaba controlada por inversores como la familia Hinojosa, ex propietarios de Cortefiel.

 

El sector se enfrentará en los próximos meses a un movimiento continuo en el capital de un gran número de empresas

 

Pepe Jeans abrió la veda en 2015, siguiendo la estela de años anteriores de movimientos como la compra de Blanco por parte de Alhokair o la venta del 10% de Desigual a Eurazeo. El grupo de moda denim acordó a principios de año su cambio de propiedad. Pepe Jeans ha pasado a estar controlada por el fondo libanés M1, en una operación valorada en alrededor de 730 millones de euros. En la compraventa, que supuso la desinversión de Torreal, Artá Capital y L Capital, ha participado el fondo L Capital Asia.

 

El equipo directivo de Pepe Jeans mantiene su posición en el accionariado. Una treintena de directivos y asociados han reinvertido en la empresa, pasando a controlar de forma conjunta algo menos del 30% del capital que poseían hasta ahora. Además de Carlos Ortega (consejero delegado) y Javier Raventós (director financiero), en este grupo figuran también Silas Chow y Lawrence Stroll, responsables del lanzamiento de empresas como Michael Kors o Tommy Hilfiger.

 

La empresa, que en julio firmó un crédito sindicado de 300 millones de euros, se ha marcado el objetivo de alcanzar unas ventas de 913 millones de euros en 2019, mientras su resultado bruto de explotación (ebitda) se habrá más que duplicado en esta fecha, situándose en 159 millones de euros.

 

En junio, tras meses de negociaciones y de tantear a inversores como L Capital, Tous encaraba ya la recta final de la apertura de su capital. La compañía familiar alcanzó un acuerdo de exclusividad con el fondo suizo Partners Group para la venta del 25% de su accionariado. El pasado verano, Tous encargó a Morgan Stanley la búsqueda de opciones para impulsar su crecimiento en el periodo 2015-2019.

 

La operación, que había comenzado en el verano de 2014 con el mandato de Morgan Stanley del diseño de un plan de crecimiento para el periodo 2015-2019, ha supuesto la compra a la familia Tous de alrededor del 25% del capital por alrededor de 150 millones de euros. Tous no ha recibido una inyección de capital, si bien contará con el apoyo de Partners Group para acelerar su plan de crecimiento. De hecho, en los últimos meses el grupo catalán ya ha dado algunos pasos en este sentido, como la apertura de sus primeras tiendas en China.

 

 

Con la llegada del verano, El Ganso intensificó las negociaciones para abrir su capital, aunque se alargaron hasta octubre. La compañía madrileña firmó en octubre la venta a L Capital del 49% de su accionariado. La empresa, que está poniendo en marcha un plan de expansión con foco en Europa y México, sigue controlada por los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián y su padre, Clemente Cebrián Ara. 

 

La operación se realizó a través de la venta del 49% del capital de Acturus Capital, sociedad que controla El Ganso. No está previsto llevar a cabo inyecciones de capital posteriores, ya que El Ganso financiará su desarrollo con fondos propios y accediendo a nuevas vías de financiación. La compañía tiene previsto cerrar el ejercicio 2015 con una facturación de más de setenta millones de euros, lo que supondrá un crecimiento de más del 50% en los últimos cinco años.

 

Apuesta Industrial

El operador español más activo ha sido Kangaroos. La compañía de calzado ha continuado con su estrategia de crecimiento mediante adquisiciones de marcas en situación concursal. El grupo ha repetido en 2015 los movimientos que realizó en el pasado con empresas como Coronel Tapiocca o Debota&Lomba.

 

La última adquisición realizada por Kangaroos ha sido la de la cadena de complementos Aïta, que se encontraba en concurso de acreedores. A través de la sociedad Equus Hispalis (controlada por la familia propietaria de Kangaroos), la empresa se ha hecho con catorce tiendas de Aïta y sus planes pasan por mantener los 25 trabajadores de los puntos de venta. La compañía reorganizará su red de venta y el 60% de la superficie de cada uno lo dedicará a Aïta, mientras el 40% restante lo dedicará a la distribución de firmas españolas.

 

Kangaroos realizará el salto al retail con las marcas El Caballo, Devota&Lomba,Victorio&Lucchino, Elio Berhanyer y Javier Larrainzar. La primera la adquirió en 2013 y la segunda en 2014, mientras Elio Berhanyer la ha adquirido en 2015. En el caso de Victorio&Lucchino, la empresa ha sellado en 2015 un acuerdo de licencia para calzado con Six Valves, que el pasado julio compró la marca sevillana. Kangaroos se ha aliado también con Javier Larrainzar para hacerse cargo de la gestión de la marca.

 

 

Con estos puntos de venta, Kangaroos quiere conseguir visibilidad para estas marcas, que cuentan con reconocimiento entre el público, pero una distribución pequeña. En paralelo, la empresa seguirá distribuyendo en el canal multimarca sus otras enseñas: Kangaroos,Coronel Tapiocca, Rox, Roc Neige y Liberto.

 

También grupos industriales extranjeros han apostado por la moda española. El hólding portugués Sonae, propietario de las cadenas Zippy (de moda infantil) y Sport Zone (de ropa y material deportivo), se hizo el pasado noviembre con la compañía española Losan, especializada en la producción y comercialización de moda masculina, femenina e infantil, con una fuerte implantación en el canal multimarca. Sonae señaló que la compra de Losan permitirá “fortalecer su cultura de venta al por mayor”. Con sede en Caspe (Zaragoza), Losan opera en España, México, Turquía y Polonia, entre otros países.

 

Losan cerró 2014 con una facturación cercana a los sesenta millones de euros. La empresa, que exporta el 50% de su producción, también tiene oficinas comerciales en China, India, Bangladesh y Pakistán y estaba participada desde 2005 por el grupo de capital riesgo Baring Iberia II.

 

También en España, el grupo galo Orchestra-Kazibao, especializado en moda infantil y puericultura, estudia hacerse con la cadena italiana Prénatal. Con este movimiento, Orchestra, uno de los mayores grupos de Europa del sector, impulsaría su tamaño en el mercado español. La red de tiendas de Prénatal en España está formada por alrededor de cincuenta establecimientos, entre propios y franquicias.

 

Los movimientos han llegado incluso a la industria. Además de la compraventa de Tavex, otra operación significativa ha tenido lugar en 2015 en la industria textil española: los encajes de Calais de Noyon se han hecho con la histórica Central Encajera. La compañía francesa, fundada en 1919, ha tomado el control de la empresa barcelonesa, el fabricante de encajes más antiguo en el país y está especializada en la producción de mantillas. La compañía española seguía todavía en manos de la familia Bertan, que la fundó también en 1919. Hasta ahora, la empresa estaba pilotada por la cuarta generación de la saga familiar. Central Encajera mantiene la producción y cuenta con una veintena de máquinas en su planta.

 

Operaciones internacionales

La moda ha vivido también un año repleto de operaciones corporativas en el terreno internacional. Una de las más importantes ha sido la adquisición de la firma especializada en calzado Stuart Weitzman por el grupo estadounidense Coach, que se hizo con el control de la firma por 574 millones de dólares (641 millones de euros), si bien ha quedado eclipsada por la fusión de Yoox y Net-a-Porter, lo que ha dado lugar a un gigante mundial del ecommerce.

 

 

L Capital, por su parte, compró en febrero el 50% de la firma francesa de moda femenina Ba&sh, mientras que Carlyle elevó su participación en la firma italiana Twin-Set, de la que ya es propietario en un 90%. Dirk Bikkembergs también dio entrada en su capital a un nuevo accionista: el grupo chino Guangzhou Canudilo se hizo con el 51% por 40,68 millones de euros.

 

En abril, el fondo italiano Clessidra se hizo con el control de Cavalli con la compra del 90% del capital de la empresa del diseñador italiano. Un mes después, la compañía de inversión Brait, propiedad del sudafricano Christo Wiese, compró el 90% de New Look por 780 millones de libras (1.079 millones de euros), mientras que Foschini, también africano,  adquirió la cadena británica Phase Eight, en una operación que valoró a la empresa en 300 millones de libras. Otra británica, Ben Sherman, ha pasado a manos de la neoyorkina Marquee Brands, que se ha hecho con la enseña por 40,8 millones de libras.

 

La recta final del año ha visto iniciarse el relanzamiento de la histórica firma italiana Fiorucci, después de que la ejecutiva británica JanieSchaffer, ex directiva de Victoria’s Secret y de Marks&Spencer, tomara el control de la firma en noviembre. En diciembre, tras meses de idas y venidas y de un plan de reestructuración, el fondo francés Perceva cerró la operación de compra del grupo de íntimo Vanity Fair Brand Group (propietario de las marcas Variance, Lou,Vanity Fair, BestForm y Cherry Beach), hasta ahora en manos de Fruit of the Loom.

 

Pero, sin lugar a dudas, la operación más relevante del último trimestre del ejercicio todavía está pendiente de cierre. En noviembre se conocía la noticia de que el grupo mexicano de grandes almacenes Liverpool negocia la compra del 50% de la compañía chilena Ripley. Con esta operación, el gigante mexicano, propiedad de la familia Calderón, lideraría el sector de las tiendas departamentales en Latinoamérica: la compañía azteca pasará a controlar una red de más de 170 establecimientos, frente a los 99 que posee Falabella.

 

 

L CAPITAL TOMA EL 49% DE EL GANSO

Del estilo british a seducir a uno de los gigantes franceses del lujo. El Ganso cerró el pasado octubre la venta a L Capital, fondo de inversión vinculado a LVMH, del 49% de su accionariado. La empresa, que pondrá en marcha un plan de expansión con foco en Europa y México, seguirá controlada por los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián y su padre, Clemente Cebrián Ara.

 

La operación se realizó a través de la venta del 49% del capital de Acturus Capital, sociedad que controla El Ganso. Arcano Banca de Inversión, que cuenta con un equipo especializado en retail y consumo, actuó como asesor financiero exclusivo de los accionistas de El Ganso.

 

La compañía, especializada en moda masculina de inspiración preppy, finalizará el ejercicio 2015 con una facturación de más de setenta millones de euros, lo que supondrá un crecimiento de más del 50% en los últimos cinco años. Acturus Capital finalizó el ejercicio 2014 con un resultado de explotación de 4,4 millones de euros, frente a los 3,5 millones de euros de un año antes, según consta en el Registro Mercantil. El beneficio neto se situó en 2,6 millones de euros, con un leve incremento respecto a los 2,2 millones de euros del año anterior.

 

A cierre de 2015, El Ganso, que compite en el mercado español con otras firmas de moda masculina como Scalpers, Silbón o Hackett, contará con 600 empleados y una red de 120 establecimientos, tras haber llevado a cabo la apertura de 25 tiendas en los últimos doce meses. Las previsiones de la empresa pasan por realizar entre 25 y 30 aperturas más en 2016, centrándose en Francia, Reino Unido y México. La empresa, que inició su expansión fuera de España en 2011, dispone ya de puntos de venta en Francia, Portugal, Bélgica, Reino Unido, Holanda, Italia, Alemania, Chile y México.

 

 

TOUS ABRE SU CAPITAL A PARTNERS GROUP

La catalana Tous dio un paso adelante en 2015 al incorporar un socio ajeno a la familia fundadora. Tous alcanzó el pasado julio un acuerdo con Partners Group por la venta del 25% de su capital al fondo suizo, con el que estaba en negociaciones exclusivas desde principios de año. Con esta operación, la empresa pretende impulsar su plan estratégico de expansión.

 

Además de Partners Group, entre los finalistas en el proceso para la entrada en el capital de Tous han figurado L Capital, brazo inversor del conglomerado de lujo LVMH, y Permira. A finales de mayo, se presentaron las ofertas vinculantes y Tous eligió finalmente la de Partners Group. La ejecución del acuerdo, que el pasado septiembre recibió el visto bueno por parte de las autoridades de defensa de la competencia, prevé la entrada del fondo en el consejo de administración de Tous. 

 

Es la primera vez que la familia Tous, hasta ahora propietaria de la empresa, da entrada a un socio externo. Una de las apuestas de Tous es la consolidación de los mercados internacionales. En este sentido, la empresa refuerza su presencia en Estados Unidos de la mano del socio local ELV Distribution; en Rusia, tras la compra de su negocio en el país, y en China, a través del grupo Parkson.

 

En el mercado español, la compañía planea la apertura de un flagship store en el número 38 de la Gran Vía de Madrid, relevando a la cadena francesa de moda masculina y femenina Jules. El punto de venta contará con una superficie 150 metros cuadrados y distribuirá todas sus colecciones de joyería y complementos. 

 

El grupo catalán concluyó el ejercicio 2014 con una cifra de ventas en tiendas Tous de 371 millones de euros, un 9,7% más que la facturación obtenida un año antes, cuando la empresa alcanzó una cifra de negocio de 338 millones de euros. Actualmente, Tous suma cerca de 500 establecimientos.

 

 

M1 Y L CAPITAL ASIA SE HACEN CON PEPE JEANS

La española Pepe Jeans estrenó 2015 pactando su venta al grupo libanés M1, aunque no fue hasta abril cuando recibió luz verde por parte de la Comisión Europea. La toma de control por parte de M1 (propietario de la firma Façonnable) y de L Capital Asia, valoró la empresa en 730 millones de euros y supuso la desinversión de Torreal (el brazo inversor de Juan Abelló), Artá Capital (propiedad de grupo March) y L Capital. 

 

La compañía española nació en 1973 de la mano de tres hermanos hindúes (Nitin, Arun y Milan Shah), que pusieron en marcha un puesto de ropa vaquera en Portobello Road, en Londres. A mediados de los ochenta, Silas Chou y Lawrence Stroll se hicieron con la empresa para impulsar su crecimiento. 

 

A finales de los años noventa, los directivos españoles de la compañía, Carlos Ortega y Javier Raventós, se hicieron con el control de la empresa mediante un MBO (management buy out), que lanzaron con el apoyo de 3i. En 2005, Torreal se hizo con el 43% del capital de la empresa por cincuenta millones de euros. En agosto de 2010, Pepe Jeans dio entrada en su accionariado a L Capital. En la operación, que valoró a Pepe Jeans en más de 300 millones de euros, también se sumó al capital de Pepe Jeans la gestora de capital desarrollo Artá Capital, fundada por Corporación Financiera Alba (Grupo March) y Mercapital. Artá Capital y L Capital controlaban hasta ahora el 27,9% de Pepe Jeans, pero el primer accionista del grupo continuaba siendo Torreal, que copaba el 31%. 

 

En los últimos meses, la compañía ha continuado reordenando su estructura en los mercados en los que opera. El grupo español, una de las pocas compañías del mundo que está implantándose de forma efectiva en el mercado indio, despidió el año haciéndose con el 30% de su negocio en India que todavía no controlaba en una operación valorada en 22 millones de euros.

 

 

COACH TOMA EL CONTROL DE STUART WEITZMAN

El zapatero de las estrellas Stuart Weitzman dio en 2015 uno de sus pasos más importantes de su carrera. La compañía estadounidense, que fabrica todo su calzado en Elda, Alicante, formalizo la venta del 100% de su empresa al también grupo estadounidense Coach, en una operación valorada en 574 millones de dólares (641 millones de euros). 

 

Tras la compra, el equipo de Stuart Weitzman ha permanecido al frente de la empresa. Mientras que Weitzman continúa liderando la dirección creativa de la firma, Wayne Kulkin sigue ocupando el puesto de consejero delegado de la enseña. Stuart Weitzman, que en 2014 generó unos ingresos de 313 millones de dólares (349,5 millones de euros), comenzó su integración dentro de Coach el pasado enero, tras haber estado en manos del fondo Sycamore Partners durante un año.

 

A principios de 2014, el grupo inversor incorporó a Stuart Weitzman a través de la compra de Jones Group por 2.200 millones de dólares. En agosto, Sycamore Partners preparó su venta con el objetivo de desinvertir en moda y abrirse camino en otros sectores económicos.

 

En 2014, Coach recortó su beneficio hasta 402,4 millones de dólares (367 millones de euros). El grupo achacó el mal resultado, en parte, a la caída de las ventas de Coach, que en 2014 se redujeron un 12,7%, hasta 4.191,6 millones de dólares (3.821,1 millones de euros) y a unos costes de aproximadamente 21 millones de dólares (19,1 millones de euros) derivados de la adquisición de Stuart Weitzman en el cuarto trimestre.  En el último año, además, Coach ha potenciado a Stuart Weitzman en España con la puesta en marcha de un flagship store en el centro de Madrid, en el número 13 de la calle Jorge Juan.

 

 

YOOX Y NET-A-PORTER CREAN UN GIGANTE DEL ECOMMERCE

Net-a-Porter y Yoox han protagonizado en la principal operación corporativa que ha tenido  lugar en el sector del lujo, a lo largo de este ejercicio. En marzo de 2015, el grupo suizo Richemont anunció la fusión de Net-a-Porter con la italiana Yoox en una operación que tuvo como resultado el nacimiento de un gigante del lujo online de 1.300 millones de euros. Su fusión quedó completada con el debut del nuevo grupo en la bolsa de Milán, que se llevó a cabo el pasado 5 de octubre.

 

De esta forma, Yoox Net-a-Porter Group confirmó su liderazgo en el negocio del lujo online, donde compite con plataformas como Mytheresa, propiedad de Neiman Marcus, Farfetch o Matchesfashion. La unión de Yoox y Net-a-Porter permitirá que el grupo resultante alcance sesenta millones de euros de beneficio bruto de explotación (ebitda) a partir de 2018, cuando las dos compañías estén perfectamente integradas. Tras la operación, el beneficio de Richemont podría alcanzar 670 millones de francos suizos (621 millones de euros), según anunció la compañía en su momento.

 

El grupo, que distribuye creaciones de diseñadores como Alexander McQueen, Balmain, Alexander Wang o Prada, está liderado por Federico Marchetti, fundador de Yoox, tras la salida de Natalie Massenet, fundadora de Net-a-Porter, semanas antes de que se completara la fusión.

 

La unión de Net-a-Porter y Yoox es sólo el principio de un despegue que ha de llevar el grupo resultante a competir con los grandes del ecommerce mundial. Tras culminar la operación, el siguiente objetivo del gigante de lujo pasa por llevar a cabo una ampliación de capital por valor de 200 millones de euros para financiar su crecimiento y dar entrada a inversores estratégicos.

 

 

PERCEVA COMPRA VANITY FAIR BRAND GROUP

Vanity Fair Brand Group cierra el ejercicio 2015 con el comienzo de una nueva etapa de la mano del fondo francés Perceva. El grupo inversor cerró a principios de diciembre la operación de compra del grupo de íntimo, propietario de las marcas Variance, Lou, Vanity Fair, BestForm y Cherry Beach).

 

Con una cifra de negocio de en torno sesenta millones de euros, la compañía de íntimo ha cambiado definitivamente de manos, después de que antes del verano se anunciara que Perceva entablaba negociaciones en exclusiva para la adquisición del grupo. Vanity Fair Brand Group, que cuenta con una plantilla de 300 personas entre España y Francia, mantendrá por el momento su estructura.

 

La empresa, que hasta ahora estaba en manos de la estadounidense Fruit of the Loom, ha llevado a cabo una fuerte reestructuración de su negocio en España en los últimos años. El pasado septiembre, la filial española del grupo presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) para la extinción de los contratos a los treinta trabajadores de su centro logístico en Igualada (Barcelona). En 1992, el grupo fue adquirido por el estadounidense VF Corporation con el propósito de integrarla en su división de marcas de íntimo, liderada por Vanity Fair. Quince años después, el gigante americano vendió todo su negocio de íntimo a Fruit of the Loom.

 

La empresa lleva sumida en un proceso de reestructuración desde 2013 con el propósito de frenar las pérdidas, que entonces alcanzaban seis millones de euros. Para liderar esta nueva etapa, Perceva fichó a la ejecutiva francesa Joëlle Pellegrin como como nueva presidenta. Pellegrin se coloca al frente de Vanity Fair Brand Group procedente de La Perla, donde hasta ahora era directora general para Europa. La directiva cuenta con una larga trayectoria en la industria de la moda, donde empezó como responsable de producto en el grupo Printemps. Desde entonces, la ejecutiva ha ocupado cargos de responsabilidad en Sergio Tacchini, Nike, Marithé & François Girbaud y Timberland.

 

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...