Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Sep 201713:30

Back Stage

2013, doce meses a través de los titulares del negocio de la moda

Los doce meses que han formado 2013 han estado marcados, sobre todo, por una noticia que ha impresionado al sector: el concurso de acreedores de Blanco. La cadena española, que inició el proceso concursal en abril, ha pasado un año complicado, que ha finalizado con...
30 Dic 2013 — 05:00
S. García
Compartir
Me interesa

Los doce meses que han formado 2013 han estado marcados, sobre todo, por una noticia que ha impresionado al sector: el concurso de acreedores de Blanco. La cadena española, que inició el proceso concursal en abril, ha pasado un año complicado, que ha finalizado con la compra de la compañía por parte del grupo saudí Al-Hokair. Además del concurso de Blanco, el negocio de la moda ha visto como Mango lanzaba nuevas cadenas, como Inditex dotaba a Lefties de imagen propia y como los operadores internacionales volvían a considerar España en sus planes de expansión internacional. Además, 2013 se ha caracterizado por compras como la de Warnaco por parte de PVH, la de Loro Piana por parte de LVMH o multitud de fichajes y nombramientos que han hecho que las cúpulas directivas de compañías como Pronovias, El Corte Inglés, Burberry o Louis Vuitton tuvieran que rehacerse.

 

Enero, del relevo generacional en Mango al fichaje de José Luis Pavia por El Corte Inglés 

 El año comenzó con la noticia de que Privalia preparaba la clausura de su plataforma de full price Claire+Bruce sólo un año después de ponerla en marcha y con la negociación in extremis de Dogi para hacer frente al pago de su deuda. Tampoco inició 2013 con buen pie el dueño de Marithé François Girbaud en España, que presentó concurso de acreedores tras iniciar un proceso de reestructuración, al igual que Farrutx y Victorio & Lucchino, que también entraron en los juzgados. Mango, por su parte, abandonó el mercado brasileño tras echar el cierre a su última tienda en el país y remodeló su consejo tras la salida de Nicolás Olivé. Como parte de esa reorganización del órgano de administración de Mango se produjo la formalización de la entrada de Jonathan Andic, hijo del fundador de la compañía, en el consejo. Pero 2013 sí comenzó de forma positiva para empresas como Gap, que se hizo con el control de Iconix; H&M, que escogió Barcelona para iniciar el desarrollo de su nueva cadena &Other Stories; Brooks Brothers, que desembarcó en el mercado español, o Escorpión, que llegó a un acuerdo con sus acreedores y levantó el concurso. Por otro lado, la propietaria de Lacoste, Maus Frères, hizo efectivo el fichaje del español José Luis Durán para presidir la compañía. El Corte Inglés también inició 2013 con la incorporación de un responsable de moda: José Luis Pavia, ex directivo de Inditex y C&A. Desigual también fue protagonista en enero por las negociaciones de un crédito de 200 millones para comprar las acciones de Manel Adell, que en 2012 salió de la compañía, y Blanco lo fue por empezar a estudiar la apertura de su capital para financiar el crecimiento internacional.

 


Febrero, de la compra de Warnaco por PVH a los problemas de Li Ning en España

 PVH fue el absoluto protagonista de este mes, con el cierre de la compra de Warnaco. Esta operación colocó a la compañía entre los grandes grupos de distribución mundial de moda. Desigual concluyó las negociaciones del crédito de 200 millones en febrero y consiguió el capital para financiarse. Mango, por su parte, prosiguió con la reestructuración de su consejo y fichó a un directivo de Boston Consulting Group y además realizó un acercamiento a Blanco en pleno proceso de venta de la compañía. Pero, sobre todo, en el segundo mes de 2013 fueron protagonistas las malas noticias que trajeron Joaquín Trias, que encaró el proceso de liquidación tras entrar en concurso; Ofertix, que realizó una reestructuración de plantilla; Lupo, que presentó concurso de acreedores; Privalia, que adelgazó su estructura para reducir costes, y la filial española de Li Ning, que demandó por impago a varios clubes de fútbol y baloncesto. En el lado positivo, el mercado español acogió al grupo chino Neo Concept, que trajo a Barcelona el diseño de dos de sus marcas propias; a Philipp Plein, que desembarcó en la capital catalana, y los datos positivos de Primark, que superó los 350 millones de euros tras cinco años de actividad. Nike reforzó su apuesta por su filial española y añadió el negocio italiano a las responsabilidades del director general de Nike Iberia. Tampoco fue un mes tranquilo para las compañías españolas del sector: desde Bimba & Lola, que inició la búsqueda de un socio, a October, que empezó su desarrollo en el exterior con la previsión de abrir veinte tiendas en todo el año, hasta New Caro, que amplió su sede en 10.000 metros cuadrados para hacer frente a su desarrollo e Inside, que presentó sus resultados de 2012. En cuanto a fichajes, Flamenco decidió renovar a su equipo directivo e incorporó a un ex ejecutivo de Caramelo y Amichi. A nivel internacional, Venezuela ordenó el cierre de todas las tiendas de Zara y Benetton, que puso en marcha un plan de reestructuración.

 

Marzo, de los fichajes de Esprit a la incorporación de Jordi Constans a Puig

Inditex volvió a las primeras páginas de la actualidad por la presentación de sus resultados récord de 2012, cuando elevó su beneficio un 22%, y por ser la cantera de muchas empresas del sector, como Esprit, que completó su cúpula con tres ex directivos más del gigante gallego. Por su parte, el grupo de moda nupcial Pronovias escogió marzo para anunciar el lanzamiento de la marca Atelier y la remodelación de su cúpula directiva para hacer efectiva la salida de Juan Jesús Domingo y Borja Castresana. Pili Carrera y Cortefiel dieron un paso más en sus estrategias de crecimiento internacional y Rosa Clará confirmó su apuesta por los mercados exteriores con la puesta en marcha de su primera tienda en Estados Unidos. Desigual volvió a ser protagonista por la creación de un nuevo modelo de negocio para sus clientes multimarca. En el mercado español se produjo la reestructuración de la red de tiendas de Pimkie, la pérdida de autonomía de la multinacional Bata, la reorganización de New Yorker y la liquidación de Little Kiss. Además, la francesa Jennyfer decidió abandonar el país con el cierre de su filial. En marzo, dos de los directivos españoles que han llegado más alto en el sector del lujo cambiaron de empresa: mientras Carlos Delso abandonó Louis Vuitton y fichó por Suárez, Jordi Constans se incorporó al consejo del grupo de perfumería Puig. En España, Primark comenzó en marzo las obras de su macrotienda de la Gran Vía de Madrid, mientras que Bimba & Lola recibió una inyección de diez millones de euros en créditos para financiar su desarrollo.

 

Abril, del preconcurso de Blanco a la entrada de Caramelo en los juzgados

Mientras We Are Knitters cerró una ronda de financiación para tejer su crecimiento y el grupo francés Zannier reforzaba su filial española con una inyección de seis millones de euros, Blanco presentaba pre concurso de acreedores, Cadena Q acordaba la liquidación de la compañía y Basi suprimía la producción de Lacoste en España. No obstante, fueron muchas las compañías españolas que anunciaron planes para crecer en el exterior, como es el caso de Uno de 50, Pilar Prieto, Piel de Toro y Desigual, que apostaron por abrir tiendas fuera de España. Pero las empresas nacionales no sólo crecen en el exterior, sino que también continúan desarrollándose en el mercado nacional, como es el caso de la low cost Diez Euros o Shana  y El Corte Inglés, que pusieron en marcha nuevas marcas. Por su parte, Desigual anunció el lanzamiento de una línea de moda deportiva. No obstante, abril no se salvó de las malas noticias, que en este caso vinieron de la mano de Inditex, con el cierre de sus tiendas en Siria; de MBT y el dueño de Sita Murt, que llevaron a cabo procesos de reestructuración de su plantilla; de Aninoto, que cesó su actividad, pero sobre todo de Caramelo, que entró en concurso de acreedores. Otras de las noticias negativas del mes fueron las pérdidas récord de Adolfo Domínguez, la disolución de la alianza entre Pepe Jeans y Coach y la reducción de capital de Tavex para compensar pérdidas. También en marzo, el grupo textil prescindió de su primer ejecutivo. Bimba & Lola volvió a protagonizar el mes con la incorporación de un director general y la también gallega El Secreto del Mar se fortaleció con la compra de Kelme. En cuanto a resultados de empresas, Mayoral anunció su previsión de superar los 250 millones de euros en ventas en 2013, mientras que Puig presentó las cuentas de 2012, en las que había rozado los 1.500 millones de euros de facturación. Pronovias también publicó sus resultados del año anterior, en los que había registrado un incremento del 10% en su cifra de negocio. El grupo de moda nupcial incorporó en marzo a un directivo de Swarovski como primer ejecutivo del grupo, mientras que Carrera y Carrera llevó a cabo una reorganización de su cúpula directiva tras la salida de su vicepresidenta. Este mismo mes, Farrutx y El Corte Inglés avanzaron en las negociaciones para asegurar su financiación, mientras que Burberry reforzó la actividad de su filial española con la gestión de su expansión en Latinoamérica. A nivel internacional, Prada incrementó su capacidad productiva con la puesta en marcha de una nueva fábrica en Italia.

 

Mayo, de los concursos de Vialis y Sita Murt a la profesionalización de la gestión de Mascaró

Las malas noticias continuaron en mayo con los concursos de acreedores del multimarca bilbaíno For y de la enseña de calzado Vialis. Además, Sita Murt entró oficialmente en los juzgados con un pasivo de seis millones de euros y Caramelo anunció el despido del 41% de la plantilla en el marco del proceso concursal. Por su parte, Blanco, agotaba la fase de pre concurso tanteando inversores internacionales. En positivo, compañías españolas como Pili Carrera, Miquel Suay, Urbaks, Unisa, Magnanni, Loewe, Carrera y Carrera y Silbon avanzaban en sus estrategias de crecimiento internacional en zonas como Latinoamérica, Asia y Estados Unidos y Rosa Clará abría su cuarta filial fuera de España. Mientras, en España desembarcaba uno de los gigantes del comercio online: Rakuten. Tras la incorporación de tres ex directivos de Inditex, Esprit anunció en mayo su intención de lanzar una nueva marca a partir de su segunda línea, mientras que Coronel Tapiocca dio un giro a su negocio y retomó los orígenes de la marca en su proceso de relanzamiento. Kangaroos, propietario de Coronel Tapiocca, apostó por seguir incrementado su cartera de marcas con la compra de El Caballo. Mayo también fue un mes marcado por los relevos generacionales en Mango, de la que se retiró uno de los fundadores, y Benetton, que oficializó el cambio en su consejo de administración. Además, el grupo español Festina decidió relevar al máximo responsable de su negocio en Suiza y Mascaró incorporó al primer directivo ajeno a la familia tras la retirada del fundador. En cuanto a financiación, El Corte Inglés inició negociaciones con la banca para reestructurar su deuda y Privalia cerró una nueva ronda de financiación con la que dio entrada a un fondo belga en su capital.

 

Junio, del concurso de Blanco a la salida de Stuart Vevers de Loewe

Junio fue sin duda el mes de Blanco. La compañía española entró oficialmente en concurso de acreedores y se convirtió en la protagonista de la mayor crisis de la distribución de moda en España. Para reestructurar su negocio, la empresa contrató a la estadounidense Gordon Brothers. Además de Blanco, también entraron en los juzgados Paco Gil y la cadena de complementos Dayaday. Por su parte, Custo Barcelona reactivó la venta de su empresa para ceder la mayoría del capital. Pero junio no sólo fue un mes de concursos, sino también de movimientos corporativos. Durante todo el mes se produjeron salidas como la de Beatriz González de Hermès, donde ocupaba la vicepresidencia; la del presidente no ejecutivo de Cortefiel o la del director creativo de Loewe, Stuart Vevers. También se produjeron incorporaciones como la de Tiago Baptista como nuevo director general de la filial española de Hugo Boss, la del nuevo responsable de Uterqüe, la de Délphine Arnault como vicepresidenta de Louis Vuitton o la de la nueva directora general de Jean Paul Gaultier. También los creativos tuvieron protagonismo, con la incorporación de dúo español Alvarno a la dirección creativa de Azzaro. Tras varios meses negociando, El Corte Inglés ultimaba la reestructuración de su deuda con un crédito sindicado a siete años y Mango anunció la inversión de 27 millones de euros en la ampliación de su sede para acoger la estructura de sus nuevas cadenas. Desigual continuó anunciando nuevos conceptos y confirmó su entrada en perfumería con tres fragancias. La nota negativa la pusieron empresas como la española Fuentecapala, que inició el proceso para cerrar su planta de Cáceres, y la filial española de Bata, que prosiguió con su complicada situación y redujo capital en 37 millones de euros. En el lado positivo se situó Longchamp, que abrió su segunda tienda propia en España, y H&M, que confirmó el desembarco de Monki y H&M en España para 2013. Por su parte, la española Kling puso en marcha una filial en Estados Unidos para crecer en el país.

 

Julio, de la compra de Escorpión al fichaje de David Kervyn por Desigual

El optimismo se instaló en el negocio de la moda en julio con nuevos acuerdos de distribución como el de Shana y la italiana Alcott, la toma de control de Superdry de su negocio en España, el desembarco de Delpozo en Estados Unidos, el contrato de Garvalin para distribuir el calzado infantil de Michael Kors y Stuart Weitzman o la alianzas de Marypaz con el socio de Inditex en Arabia Saudí y de Cortefiel con el socio de Gap para entrar en Estados Unidos. Además, Scalpers incorporó a un nuevo socio, Kangaroos anunció la inversión de seis millones de euros en la apertura de 40 tiendas de El Caballo y un grupo de inversores se hizo con el control de la catalana Escorpión e inyectó tres millones de euros en la empresa. Julio también se caracterizó por los fichajes como el de David Kervyn, que se incorporó a Desigual para liderar el negocio de perfumes y el del antiguo consejero delegado de Yves Saint Laurent por Apple, que fue sustituido en el cargo por la directora general de Bottega Veneta. En España, Levi’s reorganizó su filial y relevó al director general, Marc Calabia. El grupo de lujo LVMH fue uno de los protagonistas del mes, con la compra del fabricante de tejidos Loro Piana y con el incremento de su participación en Hermès, de la que ya controla el 23,1%. La nota agridulce de julio la puso C&A, que anunció el cierre de 21 tiendas en España y su intención de relanzar su presencia en el país.

 

Agosto, del nombramiento de Dimas Gimeno en El Corte Inglés al fallecimiento de Rosalía Mera

El Corte Inglés encaró en agosto el proceso de sucesión al frente del grupo con el nombramiento de Dimas Gimeno como director general, en el mismo mes en el que presentó sus resultados correspondientes al ejercicio 2012, cuando su cifra de negocio cayó un 7,8%. No obstante, la noticia que protagonizó el mes fue el fallecimiento de Rosalía Mera, ex mujer de Amancio Ortega y cofundadora del grupo Inditex. El grupo de perfumería Puig también realizó un cambio en la cúpula directiva de una de sus marcas y nombró al tercer director creativo de Paco Rabanne en tres años, así como Burberry, que en agosto apostó por reorganizar su cúpula para reforzar su estructura internacional. Tous también presentó los resultados correspondientes al ejercicio 2012, cuando estancó su crecimiento. En el mercado español, New Balance abrió en Barcelona su segundo flagship store en el país, mientras que Inditex estrenó en A Coruña la nueva imagen de Lefties. Vivarte, por su parte, decidió reestructurarse en España y clausuró Coctel, redujo el tamaño de Fosco e introdujo el calzado de San Marina, con el objetivo de mejorar su presencia en todo el territorio y reconducir la oferta. Otra de las noticias que más llamó la atención en el negocio de la moda en España en agosto fue el nuevo acercamiento de Uniqlo al mercado nacional y sus planes de retomar la búsqueda de locales comerciales en Barcelona. En el caso de las compañías españolas del sector, destacó Trucco y sus planes de abrir treinta tiendas fuera de España hasta 2015. Otra compañía española, en este caso Caramelo, ejecutó su reestructuración con el cierre de 70 tiendas y la salida del canal multimarca.

 

Septiembre, de la cancelación de la línea joven de Mango al relevo generacional en Pronovias

La vuelta al cole llegó cargada de novedades para el negocio de la moda. Mientras, Blanco, que sólo fue valorada en 25 millones de euros para agilizar su venta, no consiguió despertar el interés de los compradores potenciales por el conjunto de la compañía, Mango canceló el lanzamiento de su cadena de moda joven. Además, Devota & Lomba puso a la venta su marca tras no superar el concurso, Sita Murt sustituyó a su primer ejecutivo y cerró en Paseo de Gracia y el multimarca catalán Podivm cerró todas sus tiendas. Por su parte, la filial española de Decathlon registró la primera caída de sus ventas en doce años. La parte positiva del mes la aportaron, sobre todo, operadores internacionales como Uniqlo, Burberry, Stella McCartney, Urban Outfitters y Moncler, todos ellos interesados en el mercado español, tanto en desembarcar por primera vez como en crecer con nuevos puntos de venta. Versace, por su parte, anunció su intención de salir a bolsa y sus negociaciones para la venta de una participación minoritaria de la compañía. También hubo enseñas españolas que fueron protagonistas por nuevos proyectos y por planes de desarrollo internacional, como Munich, Lavand, Sendra Boots y Massimo Dutti. En septiembre también se produjo el inicio del relevo generacional en Pronovias, con la incorporación de Gabriela Palatchi a la empresa, y el fichaje de Manel Adell como consejero de Puig un año después de abandonar Desigual. Además, la española Twenty logró el apoyo del 72% de los acreedores para abandonar el concurso.

 

Octubre, de las salidas de Jacobs y Ahrendts al fichaje de Francisco Álvarez por Sephora en España

El otoño comenzó con dos cambios de directivos que cogieron por sorpresa al sector: la salida de Marc Jacobs de Louis Vuitton y la de Angela Ahrendts de Burberry. Ambos ocupaban piezas clave en las dos compañías y mientras uno se va para centrarse en su propia firma, la otra lo hace para fichar por la tecnológica Apple. En España, el gigante de la distribución cosmética Sephora, propiedad de LVMH, incorporó a Francisco Álvarez como nuevo director general. Hasta entonces, Álvarez lideraba Esprit en el mercado español. Tras su salida, la compañía incorporó a un director para España, Francia y Portugal. Además de los fichajes de ese mes, las noticias del negocio de la moda en España estuvieron protagonizadas por Dogi, que acordó la recapitalización del grupo con Sherpa Capital; El Corte Inglés, que replanteó su posicionamiento y entró en la guerra de precios; Tino González, que amplió capital en 14 millones de euros; Mango, que anunció el lanzamiento de una línea premium y Van de Velde, que anunció el despido de la mitad de la plantilla de Andrés Sardá en España. También en España, Forever 21 cerró su única tienda en el país y redibujó su estrategia y Torras presentó concurso de acreedores. La nota positiva la pusieron la estadounidense 7 For All Mankind, que abrió su primera tienda en Madrid; la argentina Páez, que instaló en Barcelona su oficina central para el mercado europeo; la italiana Aw Lab, que entró en el país con una tienda en Barcelona, y Sixty Group, que confió de nuevo en España y creó una filial para gestionar sus tiendas en el país. Nike también apostó por España con la puesta en marcha de un flagship store de 700 metros en la calle Serrano de Madrid. Por su parte, la española Desigual prosiguió con su ofensiva internacional y anunció que instalará en Brasil su cuarta sede mundial para potenciar su desarrollo en Latinoamérica.

 

Noviembre, de la compra de Blanco por AlHokair a la emisión de bonos de El Corte Inglés

Noviembre fue un mes marcado por las compras. Mientras el grupo saudí Al Hokair cerró la operación de adquisición de Blanco, Tous, hizo lo propio con la compra de la marca y 31 tiendas de la cadena Dayanday. Skunkfunk también encaró el final de año con una buena noticia: la salida del concurso de acreedores y el relanzamiento de la marca. El Corte Inglés, por su parte, amplió su estrategia de bajada de precios a la perfumería. El grupo de grandes almacenes también emitió bonos por 600 millones de euros, una operación suscrita por el Banco Santander y Deutsche Bank. Inditex prosiguió con el lanzamiento de la nueva Lefties y la dotó de imagen online, mientras que uno de sus rivales del sector, Benetton, aprobó un plan a tres años para dividir el negocio y reconducir resultados. Empresas españolas como Forecast y Misako apostaron por los mercados internacionales, mientras que otras, como Charanga, dieron un paso más en sus procesos concursales. Van de Velde y Fuentecapala protagonizaron nuevos expedientes de regulación de empleo y Marypaz puso fin a su spin off, Zintia. Por su parte, el grupo chino Siu decidió romper en noviembre con Armand Basi y devolvió la licencia a la familia Basi.

 

Diciembre, de la salida de Hakei de los juzgados a la centralización de Montblanc en Madrid

El último mes del año estuvo protagonizado por varias empresas el sector como LN Plus Iberoamérica, filial de Li Ning en España, que inició el proceso de liquidación tras no poder superar el concurso; Richemont, que decidió desmantelar sus oficinas en Barcelona y centralizar su gestión en Madrid; o Hakei, que abandonó el concurso de acreedores tras un año en los juzgados. Además, diciembre fue mes de cambios en los órganos de dirección de las compañías del negocio de la moda. Algunos de los que se produjeron fueron el fichaje de un ejecutivo de Pronovias como director general de Rosa Clará, la incorporación de Beatriz González como nueva consejera de Tous tras salir de Hermès, la salida del director general de Tino González y la incorporación de un ex directivo de Armani como responsable de McGregor en España. Además, la firma de joyería Bagués-Masriera completó el relevo generacional. En paralelo a los cambios directivos, las empresas del sector dieron nuevos pasos en su expansión internacional: El Ganso en México y Punto Blanco en China y Estados Unidos. Mango se convirtió en protagonista en diciembre por el estreno de su nueva cadena de tallas grandes Violeta; igual que Shana, por la ruptura de su acuerdo con Alcott, y Desigual, por su previsión de alcanzar una facturación de 1.000 millones de euros en 2014.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...