Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Ene 202109:28

La guerra comercial recrudece: EEUU y China se imponen una nueva tanda de aranceles

El conflicto se va ahondando, ya que China demandará a Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). Al mismo tiempo, Donald Trump ha anunciado que elevará al 25% los aranceles a los vehículos de la Unión Europea (UE).

23 Ago 2018 — 10:08
Modaes
Compartir
Me interesa

La guerra comercial recrudece: EEUU y China se imponen una nueva tanda de aranceles

 

 

Nuevo asalto en la batalla comercial. Estados Unidos ha activado un nuevo paquete de aranceles del 25% sobre las importaciones chinas, por un valor de 16.000 millones de dólares (13.807 millones de euros). Una hora después, el gigante chino respondió de idéntica manera.

 

Los aranceles, que ya se encuentran en vigencia, afectan a 279 productos, entre los que se encuentran los aceites lubricantes, tubos de plástico flexibles y motores de aires acondicionados, entre otros.

 

La nueva escalada tributaria se produce justo en el momento en que delegaciones comerciales de Estados Unidos y China han iniciado una serie de encuentros en Washington, con la finalidad de limar las diferencias que tienen en torno al comercio exterior.

 

 

 

 

Los problemas entre ambos países arrancaron desde el mismo momento en que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos, y se trazó el objetivo de reducir el déficit comercial de su país con China en 200.000 millones de dólares (172.589 millones de euros).

 

Sin embargo, el conflicto se ahondó en el 6 de julio, cuando Estados Unidos activó los aranceles de importación para productos provenientes del mercado chino por valor de 34.000 millones de dólares (29.340 millones de euros), afectando a 818 categorías de productos, entre los que figuran componentes de la cadena de suministro del sector industrial y tecnológico, así como a artículos de consumo como bombillas de luz led y cigarrillos electrónicos, principalmente. China, presidido por Xi Jinping, devolvió el golpe aplicando medidas similares a las importaciones estadounidenses.

 

Ahora, tras la nueva escaramuza arancelaria materializada esta madrugada, el Ministerio de Comercio chino presentará una queja formal ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) con el fin de defender el sistema multilateral de comercio y sus derechos tras las últimas medidas proteccionistas de Donald Trump.

 

 

El conflicto se reaviva en Europa

La Unión Europea y Estados Unidos habían pactado una tregua en la guerra arancelaria que parecía que se iba prolongan en el tiempo. Sin embargo, el presidente estadounidense ha dicho que elevará al 25 % de los aranceles a los vehículos importados desde países de la UE.

 

Todavía no se sabe cuándo entrará en vigencia esta medida, que ahondará las diferencias que empezaron en el instante en que Estados Unidos impuso unos aranceles del 25% a las importaciones de acero y aluminio.

 

La UE respondió a Trump gravando con aranceles de 25% a una lista de 200 productos procedentes de Estados Unidos por un valor de 2.800 millones de euros, que incluye nueve categorías de productos textiles y una de calzado. Entre los artículos afectados están los tejanos y algunas clases de camisetas y camisas.

Publicidad
Comentar
Compartir
...