Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

22 May 202206:26

El Parlamento británico resuelve que el ‘fast fashion’ es “explotador” e “insostenible”

El Comité de Auditoría Medioambiental de la cámara baja británica ha concluido su investigación sobre el impacto de la moda que inició antes del verano. El informe indica también los grupos más comprometidos y los que menos.

31 Ene 2019 — 12:11
Modaes
Compartir
Me interesa

El Parlamento británico resuelve que el ‘fast fashion’ es “explotador” e “insostenible”

 

 

La moda suspende el examen del Parlamento británico. El Comité de Auditoría Medioambiental de la Cámara Baja británica ha concluido su investigación sobre el impacto de la moda y en ella resuelve que la industria de la moda del país, que se rige por el sistema fast fashion, es “explotadora” e “insostenible”.

 

El trabajo de investigación, que se ha centrado en los 16 mayores retailers británicos, con una facturación conjunta de 32.000 millones de libras (42.000 millones de euros), pone en entredicho un modelo de negocio que motiva al sobre consumo, genera un exceso de residuos y fomenta el empleo de salarios bajos, según Reuters.

 

“El actual modelo de explotación y daño medioambiental de la moda debe cambiar”, afirma el documento. El comité responsable de la investigación preguntó también a los grupos de distribución sobre cuestiones como las condiciones laborales, el uso de materiales sostenibles o el reciclaje del stock.

 

 

 

 

En su informe final, el grupo de parlamentarios miembros de esta comisión señalan que sólo un tercio de las marcas encuestadas habían iniciado alguna acción para mejorar las condiciones salariales de los trabajadores. El documento acusa a empresas como JD Sports, Sports Direct, TK Maxx, la filial británica de Reino Unido, Boohoo y Missguided, como los menos comprometidos.

 

En sentido contrario, también se hace hincapié en el esfuerzo realizado en este sentido por compañías como Asos, Marks&Spencer, Tesco, Primark y Burberry. El informe también denuncia que la marca de lujo Kurt Geiger ni siquiera dio respuesta.


El pasado junio, el Parlamento británico creó este comité para analizar el impacto de la industria de la moda
, poniendo en entredicho la viabilidad social y medioambiental del sistema del fast fashion. La Cámara de los Comunes dio este paso después de hacerse público un informe en el que se desvelaba que cada año se tiran a los vertederos 300.000 toneladas de artículos de vestir, el equivalente a un camión de basura lleno de ropa por segundo.

Publicidad
Comentar
Compartir
...