Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Sep 202109:49

Desigual hunde sus ventas un 39% y pierde 83 millones de euros en el año del Covid-19

Las ventas a través del canal online alcanzaron cien millones de euros en 2020, el 28% del total, tras incrementarse un 48,6% el año pasado.

10 Mar 2021 — 16:49
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Desigual hunde sus ventas un 39% y pierde 83 millones de euros en el año del Covid-19

 

 

 

La vida no es chula en tiempos del Covid-19. Desigual, el número cuatro de la distribución de moda de España, se ha llevado en el año de la pandemia el mayor golpe, a falta de conocer los resultados de Tendam. La empresa ha desplomado su facturación casi un 40% y ha perdido 83 millones de euros en el último ejercicio.

 

La facturación de Desigual se situó en 360 millones de euros en 2020, frente a los 589 millones del año anterior, un 38,9% menos. Ya antes de la pandemia, el grupo encadenaba cuatro ejercicios en descenso.               

 

La compañía ha entrado en números rojos en 2020, tras el beneficio de 7,5 millones de euros de 2019. Con todo, Desigual recalca que tiene una estructura financiera “saneada y sin endeudamiento”, con una caja de 108 millones a cierre de 2020.

 

Las ventas online se han impulsado un 48,6%, hasta alcanzar cien millones de euros, un 28% de la facturación total. Sin embargo, la empresa reconoce que “la aceleración digital que ha experimentado la compañía en los últimos meses no ha podido compensar el impacto del Covid-19”. Las ventas comparables en tiendas físicas registraron un descenso del 45% en 2020.

 

El grupo controlado por Thomas Meyer argumenta que cuenta con una fuerte presencia en los países donde más han afectado las restricciones y los cierres para contener el avance de la pandemia.

 

 

 

 

El 65% de las ventas de Desigual proceden de España, Francia, Italia y Alemania, mercados en los que el año pasado tuvo que cerrar más de un 20% de los días aperturables. En concreto, en Francia el ratio de cierres llegó al 33%; en España, al 28%; en Italia, al 26%, y en Alemania, al 22%.

 

“A este impacto se le añade una la caída del tráfico en los periodos de las diferentes olas y la drástica reducción del turismo, con la consecuente bajada de las ventas, especialmente en el caso de España, el primer mercado de la compañía”, apunta Desigual.

 

La empresa se volcó en la digitalización en un año en que el online fue la única nota positiva. La compañía invirtió 18 millones de euros durante el ejercicio en impulsar la aceleración digital e implementar procesos de IT y logística con los que dar apoyo a la digitalización.

 

 

 

 

Durante 2020, la compañía expandió su venta online a 108 países nuevos y tiene previsto alcanzar un total de 119 países durante el primer trimestre de este año. El objetivo es que en 2023 la suma de ventas a través del canal online y de geografías fuera de Europa llegue al 60% de la facturación, frente al 45% actual.

 

El año pasado, Desigual aterrizó en dieciséis nuevos países, entre ellos Sudáfrica e India.

“Ha sido un año absolutamente excepcional y complejo, con un impacto enorme de la pandemia en nuestros principales mercados”, ha relatado Alberto Ojinaga, director general de Desigual.

 

“Hemos aprovechado este año de transición para acelerar proyectos clave de futuro mientras asegurábamos la solidez financiera de la compañía -continúa-; las medidas de contención de gastos y gestión del stock han asegurado una saludable situación de tesorería”.

 

La incertidumbre y las restricciones condicionan también las previsiones para 2021. “Estamos preparados para un 2021 complicado -admite Ojinaga-; a día de hoy todavía tenemos un 50% de las tiendas afectadas por cierres totales o de fin de semana”.

 

 

 

 

Con todo, apunta que “si el proceso de vacunación permite alcanzar en el verano una cierta estabilización de la situación, nuestra previsión es retornar a los beneficios este mismo año y recuperar la normalidad en 2022”.

 

De los cuatro mayores grupos de distribución de moda de España, sólo Tendam (que finaliza el año fiscal en febrero) no ha presentado todavía resultados del último ejercicio completo. Inditex cerró 2020 (finalizado el 31 de enero) con un descenso de la facturación del 28% y un desplome del 70% en el beneficio neto, aunque en números negros. Mango registró una caída de ventas del 22%, con un resultado bruto negativo de cien millones de euros.

 

Fundada en 1984, Desigual está presente en 107 países y cuenta con 428 tiendas monomarca. La empresa, que emplea a 2.700 personas, llegó a ser uno de los grupos de distribución de moda de mayor crecimiento en España, llegando a rozar los mil millones de euros en ventas en 2014.

Publicidad
Comentar
Compartir
...