Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201817:10

‘Darwinización’ digital

‘Darwinización’ digital

 

 

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes ni las más inteligentes: son las que se adaptan mejor al cambio”. Cuando intento explicar a l@s alumn@s de postgrado cómo desarrollar estrategias de negocio de moda innovadoras utilizo, entre otras, esta derivada de las leyes de la evolución de Darwin. Me suelen mirar con esa actitud incrédula que confieren al profesor chiflado, ya que mezclar a un naturalista del XIX con modelos de negocio diferenciales no les parece un binomio correcto. 


Ojalá no fuera cierto, pero la capacidad de adaptación es hoy clave en un contexto marcado por la disrupción y la incertidumbre. En estos momentos de evolución digital exponencial todas las variables de nuestro negocio están siendo sacudidas por diferentes revoluciones. Revolución del consumidor, revolución tecnológica, revolución financiera, revolución social, revolución logística, revolución creativa y alguna más que seguramente me dejo en el tintero.

 

En el momento de asesorar a mis clientes, me planteo siempre cómo deberían encarar las empresas de moda los cambios necesarios en esta era marcada por el dominio de Amazon. Y sí, recuerdo a Darwin cada vez que observo la resistencia al cambio. Si algo nos están enseñando los pure players es que debemos estar constantemente adaptándonos a las necesidades de los nuevos consumidores digitales.

 


 

 

El objetivo al final es siempre el mismo, cómo atraer a los consumidores potenciales, cómo convertirlos en clientes únicos en todos los puntos de contacto con nuestra marca, cómo ayudarlos en los diferentes procesos de compra, como mantener la coherencia en el mensaje y cómo manteniendo su atención transformarlos en prescriptores de nuestro negocio. Y todo esto en un entorno de darwinización digital, en el que cada día aparecen nuevas formas de contacto, consumo y análisis. ¡Todo muy complejo! Os propongo algunas ideas básicas para encarar los nuevos retos:

 

 

Coherencia y consistencia en el mensaje y valor de marca

Una visión clara y consistente de lo que define cada marca permitirá desarrollar acciones relevantes, eficientes y memorables para tus consumidores.

 

Integrar a tus consumidores en tu esencia de marca

Las marcas que fomenten y faciliten un entorno de coparticipación de sus consumidores les incitarán a ser parte de algo mayor. Iniciar cualquier línea de valor desde el porqué será útil a mi consumidor minimizará el riesgo y aumentará la eficiencia.

 

Para sobrevivir necesitamos ser memorables, ¿cómo lo medimos para satisfacer y mejorar?

Los clientes nos demandan experiencia además de productos, servicios y valores. Tenemos al alcance todas las métricas de negocio imaginables, sin embargo, necesitaremos de la tecnología y la humanidad para entender las métricas qué nos hacen memorables a ojos del consumidor.

 

Captación y utilización de datos para establecer nuestra propia revolución

Todos los escenarios de contacto con consumidores han de ser fuente de captación y análisis de datos. Deberemos integrar y optimizar la tecnología avanzada en toda nuestra cadena de valor. La Inteligencia Artificial y los modelos predictivos han de ayudar a las marcas a enfocar reduciendo riesgos.

 

La innovación en el negocio vendrá de la colaboración

No es solo poner al cliente (externo e interno) en el centro de toda la organización, es involucrarlo con la marca mediante la colaboración en la creación y desarrollo de productos, procesos y servicios de valor.

 

Los momentos de cambio suelen ser fascinantes por los retos que están por alcanzar, por la velocidad de innovación, por los éxitos y también los fracasos

Hoy están sacudiendo todo el modelo de negocio de la moda de arriba abajo. Es la hora de los valientes que apuesten por la evolución. ¡Adelante, seamos atrevidos!

...