Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Jul 201819:46

El nuevo ‘sourcing’ de la moda

El nuevo ‘sourcing’ de la moda

 

 

Si bien los países de bajo costo siguen siendo una parte importante de la cadena global del abastecimiento de indumentaria, hoy en día el foco ha virado en parte hacia el aprovisionamiento en cercanía y la relocalización. Este nuevo proceso está impulsado por la presión que enfrentan las marcas de la moda para aumentar su agilidad y su velocidad de llegada al mercado.

 

En la encuesta de McKinsey, el 54% de los ejecutivos expresaron que el abastecimiento en cercanía se estaba volviendo más importante. Entre los ejecutivos con base en Europa, el 39% dijo que planeaba aumentar el valor de su aprovisionamiento en Europa del Este y casi un tercio deseaba abastecerse en Turquía. También hay interés, aunque en menor medida, en aumentar las producciones en el norte de África.

 

Aprovisionamiento en cercanía y relocalización

Así como un alto porcentaje de ejecutivos de abastecimiento europeos piensan aumentar su cuota de aprovisionamiento en Europa del Este, Turquía y Norte de África, los directivos de EE. UU, el 50% de los encuestados, prevén aumentar su producción en Centroamérica.

 

Los actuales ejecutivos del abastecimiento de la moda prevén una mayor disposición a la relocalización impulsados u “obligados” por la necesidad de contar con plazos de producción más cortos y flexibles para responder a la demanda del cliente sobre variedad y personalización. Más del 33% de los directivos encuestados dijo que preveían que sus empresas hicieran un mayor uso de la relocalización, comparado con solo el 16% que esperaban una reducción.

 

Incluso, existen marcadas diferencias entre Estados Unidos y Europa. Los encuestados con base en América tenían más probabilidades de prever un aumento de la relocalización, apoyados por iniciativas gubernamentales como la de made in America. Importantes y famosas marcas de los Estados Unidos, sobre todo las de indumentaria deportiva, están invirtiendo en sus propias plantas de fabricación.

 

A pesar de estos datos debemos tener en cuenta que, aunque el interés en el abastecimiento en cercanía es importante, no sobrepasa la tradicional estrategia de las empresas de posicionar sus mayores volúmenes en los orígenes de bajo costo como Bangladesh, Myanmar y Etiopía.

 

Más allá del precio: cuatro factores de éxito para la organización de un aprovisionamiento ágil

Como demuestra la coexistencia del abastecimiento a bajo costo con el de cercanía, las futuras organizaciones y marcas exitosas no triunfarán solo por el costo de aprovisionamiento de su producto. A medida que la velocidad y la agilidad se vuelven más importantes, cuatro factores para el éxito deben ser la base de cualquier esfuerzo de transformación en el abastecimiento de la moda. Ellos son:

 

1. Eficiencia de punta a punta

Las empresas de la moda deben diseñar su estructura de aprovisionamiento para priorizar la agilidad por sobre los grandes volúmenes de producción. También deben optimizar y flexibilizar su volumen de aprovisionamiento teniendo en cuenta el tipo de cambio de cada mercado.

 

2. Colaboración con proveedores

Se debe cambiar el modelo para pasar de una gestión de proveedor transaccional a la constitución de sociedades estratégicas. Esto requiere que las empresas establezcan una evaluación profesional de los proveedores y desarrollen procesos de gestión de consecuencias basadas en ellas. Incluso, realizar inversiones conjuntas con aquellos proveedores importantes.

 

Cada vez más, adquieren mayor importancia las negociaciones estructuradas con una comprensión detallada de los costos y la fijación de precios a largo plazo para los tejidos y los materiales fundamentales.

 

3. Selección del país

Las empresas deben elegir tácticamente los orígenes de su aprovisionamiento (equilibrando costos, capacidad y velocidad de producción, calidad y cumplimiento)  y estar preparadas para implementar estrategias de aprovisionamiento dual, así como apoyar la toma de decisiones con análisis de datos. Además, deben diseñar su plan de abastecimiento para minimizar los riesgos de los eventos externos, tales como agitaciones sociales y políticas, desastres naturales periódicos y conocidos u otras dificultades propias de cada país.

 

4. Cumplimiento y riesgo

Las empresas de la moda deben hacer mayor uso de los instrumentos de cobertura financiera para protegerse contra el lado negativo de los cambios de divisa. También deben establecer directrices y procedimientos claros para gestionar proactivamente el cumplimiento de las normas sociales y medioambientales, aumentando la localización y el seguimiento de sus producciones para crear la transparencia necesaria desde el inicio de la cadena hasta el punto de venta.

 

¿Ha muerto el viejo modelo del sourcing de la moda?

Sin duda alguna, el antiguo modelo de gestión de margen, con su foco implacable en los cambios de volumen de aprovisionamiento hacia el próximo país proveedor más barato, ha empezado a ceder. En su lugar, las marcas de la moda deben adoptar un enfoque de mejora más holístico fundamentado en las bases de los cuatro factores para el éxito mencionados. En esencia, esto les permitirá reaccionar rápidamente para hacer cambios, una capacidad que actualmente se requiere más que nunca. A medida que se acelera la innovación en la industria, los actores del sector de la moda deben actuar rápido para mejorar su juego. Aquellos que comiencen a andar su camino demasiado tarde y lento van a quedarse atrás.

¿Qué pasa con la digitalización?

En lugar de ser un quinto factor de éxito, separado, se ve a la digitalización como un elemento central e integrador de los otros cuatro factores. Con ella se logrará un cambio importante en el desempeño y en los procesos para pasar a un modelo operativo centrado en el cliente y crear la transparencia que actualmente falta en la cadena de aprovisionamiento mundial de indumentaria.

Por ende, es un error ver a la digitalización como la tabla de salvación en sí misma. La digitalización del aprovisionamiento debe ir de la mano con la puesta en marcha y optimización de los cuatro factores de éxito. La digitalización no es más que una nueva herramienta tecnológica que sirve de apalancamiento para aumentar el impacto de cada uno de los factores y generar un enorme valor en la industria. Como se expresó en La Mesa Redonda del Abastecimiento de Indumentaria de McKinsey en Hong Kong: la digitalización será el próximo país del aprovisionamiento. Es esto, lo que seguiremos analizando en el próximo artículo.

 

...