Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Oct 201716:42

Back Stage

Munich: Vestirse en tiempos de crisis

24 Abr 2009 — 00:00
Compartir
Me interesa
Ante la crisis, puede ser decisiva una cierta dosis de creatividad, además de en las pasarelas (que seguramente también), en la manera de hacer negocios o de promocionar, presentar y vender. La coyuntura afecta a todos los bolsillos, los de los que sólo pisan los templos de la moda y los showrooms privados, a los asiduos a las pequeñas boutiques multimarca, los habituales de las grandes cadenas de todos los rangos de precio, o de los mercadillos de fin de semana. Pero el mercado es rápido y en tiempos de recesión a aparecen alternativas que van más allá de las estrategias de descenso de precios o el recurso de las tiendas de segunda mano o los outlet. Los he contado: ¡son 52! En mi costurero guardo 52 botones sueltos, diversos, que un día llegaron a mis manos desde las etiquetas de prendas de ropa. Un buen día un fabricante decidió, seguramente como pequeña muestra de valor añadido, el detalle de adjuntar unos botones de repuesto. Muy buena idea, porque los botones casi nunca se caen en casa o cuando estás a tiempo de reemplazarlos y/o recuperarlos.Pero como algunas prendas pasan en el armario a veces menos tiempo que algunas canciones en los ránkings de éxitos, en tiempos de bonanza esto no resulta muy preocupante. Si no tienes mano o ganas, la prenda puede quedar "aparcada" en el armario y un día, sin saber cómo, desaparece. Ahora bien, cuando llegan las estrecheces y todos los recursos son pocos, saber coser un botón, customizar una pieza o atreverse a emular al diseñador favorito, a parte de todo un reto puede ser una manera de no renunciar a tejidos de buena calidad y diseños únicos. El "hazlo tu mismo", que durante ciertas épocas fue fruto de la necesidad y del poco acceso a la moda, ha quedado relegado por la amplia oferta en confección y por las ventas a través de Internet. Pero a pesar de todo, la opción de crear las propias vestimentas a partir de modelos dados (siguiendo las décadas de tradición de las revistas de patrones de confección) o de las propias habilidades creativas es una alternativa a tener en cuenta. Coser por necesidad, pero también por placer, y que además sea moderno e incluso alternativo es lo que propone el Café Linkle en el barrio berlinés de Kreuzberg. La holandesa Linda Eilers varió en 2007 el concepto de los café internet por el de máquina de coser más café y bajo el lema Stitch'n bitch (cose y cotillea), que tomó prestado de grupos norteamericanos de trabajo manual, ofrece infraestructura, conversación y ayuda técnica a los que se acercan a su establecimiento. Si uno dispone de más tiempo que dinero, y a su vez está escaso de las herramientas y/o los conocimientos y el espacio necesario, por cinco euros la hora puede contar con los consejos de Linda, diez máquinas de coser y una mesa para cortar patrones. Y bien hacer sus propios arreglos o crear piezas únicas. Para los fashion victim con presupuesto limitado, poco tiempo y/o poca maña otra tendencia a tener en cuenta es el alquiler de artículos de lujo. Desde hace más de cinco años en Estados Unidos y más recientemente en Europa varios servicios de internet ofrecen este tipo de renting por semanas, principalmente de bolsos, pero también de otros complementos y de vestidos. El concepto es sencillo, aunque probablemente no carente de riesgos (seguros…), y permite disponer de una pieza de diseño por un tiempo determinado y a partir de 15 euros semanales. En algunos casos ofrece igualmente la oportunidad de que el cliente acabe quedándose con el producto tras un período de alquiler y de acordar un precio con el proveedor. Es decir, una compra de lujo a plazos para los que no quieren o no pueden cargar excesivamente su tarjeta de crédito. Sólo un par de ejemplos de alternativas que suponen una oportunidad para el comprador y una competencia añadida para productores y comercializadores. Aún son marginales, pero ¡ojo avizor! http://www.lesuperbe.es/ http://www.telopresto.net/ http://www.look-and-stop.com/catalogo.jsp http://www.lujoaccesible.net/ http://www.frombagstoriches.com http://www.poshbags4rent.de/ http://www.fashionette.de http://www.linkle.de/ Teresa Calveras es periodista en Munich.
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...