Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Oct 202101:45

La artillería de Pablo Isla

Pablo Isla, durante la presentación de resultados de Inditex en 2015.

 

Inditex ha sacado artillería pesada para reivindicar su contribución a la economía española. El primer grupo de moda del mundo es a menudo foco de ácidas críticas llegadas desde dentro y fuera de su mercado local, España, y su carácter de marca y empresa global juega, a menudo, en su contra. ¿La mejor forma de replicar a las críticas? Las cifras que demuestran la contribución del grupo a la economía española y lo que se da por llamar el efecto sede.

 

Es cierto que Inditex compra y vende en todo el mundo: se aprovisiona en lugares tan lejanos como Argentina, China o Bangladesh, y distribuye a través de sus tiendas en 88 países, algunos tan diversos como Australia, Brasil o Canadá. Pero, aunque los brazos del grupo gallego lleguen a todo el mundo, su cerebro y el resto de sus órganos vitales se encuentran en España.

 

Pablo Isla, presidente de la multinacional, ha utilizado los datos como escudo ante las críticas poco articuladas que recibe de tanto en tanto. Contribución fiscal en más de mil millones de euros, creación de más de 4.000 empleos en España en el último año y contratación a más de 7.000 proveedores españoles, con una facturación de 4.100 millones de euros y la generación de 50.000 puestos de trabajo indirectos. Y también ha hecho público un dato hasta ahora inédito: España concentra el 15% del aprovisionamiento de Inditex, un dato que cambia en función de las tendencias.

 

El presidente del grupo se ha referido también a las críticas hacia su cadena de suministro. “Las puertas están abiertas, tanto aquí como en la cadena de suministro”, ha dicho Isla. “Les invito a todos a que vean el trabajo con las distintas entidades con las que contribuimos a mejorar las condiciones laborales”, ha señalado.

 

Ser líder representa muchas cosas, entre otras, estar casi siempre en el punto de mira. Y, en consecuencia, ser también el que da la cara por todo un sector, foco constante de tierra-aires de todo tipo.

 

Inditex ha hecho públicos este miércoles sus mejores resultados anuales desde 2012, gracias a un crecimiento en facturación y beneficio que refuerza la solidez del grupo español. Por el bien del sector de la moda y por la propia economía española, por muchos años así para Inditex y los otros líderes del sector.

...