Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Nov 201708:51

Look!

Marc Jacobs y Robert Duffy, alma y cerebro de un imperio de la moda

21 Sep 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.- Marc Jacobs y Robert Duffy se han convertido en uno de los matrimonios de la moda más fructíferos. Pero si en otros casos se trata de matrimonios (o parejas) reales (como Miuccia Prada y Patrizio Bertelli o Yves Saint Laurent y Pierre Bergé), Jacobs y Duffy son sólo tándem en los negocios. Juntos han construido el imperio Marc Jacobs, han destacado en Louis Vuitton y, ahora, podrían dar el salto a Dior.

Nacido en 1963, Marc Jacobs aprendió a coser y a tejer gracias a su abuela, que le inculcó el gusto por la moda con lecciones en un apartamento del Upper West Side de Nueva York. El diseñador, nacido en el seno de una familia judía, compaginó sus estudios en la High School of Art and Design con un trabajo en una prestigiosa boutique, donde conoció a Perry Ellis.

 

Ellis fue quien le animó a matricularse en la escuela de diseño Parsons, una decisión que le pondría en el camino de la consecución de la empresa que lidera hoy en día. Tras lanzar una línea de jerséis tejidos a mano que comercializó con su marca en el establecimiento Charivari, en 1984 presentó su proyecto final de carrera en Parsons: una colección de chándales repletos de smileys de color rosa.

 

Aquella colección no sólo impactó a la crítica (Jacobs ganó tres premios: el Perry Ellis Gold Thimble Award, el Chester Weinberg Gold Thimble Award y el Design Student of the Year Award), sino también a uno de los presentes en el desfile: Robert Duffy.

 

En aquel momento, Duffy trabajaba en Reuben Thomas. Un día después del desfile, impresionado por sus diseños, Duffy llamó a Jacobs y sentaron las bases de su alianza empresarial. Tenían sólo 28 y 21 años de edad, respectivamente.

 

La primera colección con la etiqueta Marc Jacobs salió al mercado en 1986 con la financiación del grupo japonés Kashiyama USA. En 1989 se unieron a Perry Ellis, pero la fama llegó en 1992, cuando el diseñador creó una colección inspirada en Courtney Love. La apuesta por el grunge le costó, sin embargo, le pérdida de la dirección de la línea femenina de Perry Ellis.

 

En 1993 nació Marc Jacobs International Company. Los primeros contratos internacionales (en Japón, por ejemplo) no tardarían en llegar, como tampoco los acuerdos de producción para diferentes líneas ni la apertura de tiendas. En 1997 se puso en marcha el primer establecimiento Marc Jacobs en el 163 de Mercer Street, en el Soho neoyorquino.

 

Pero la gran jugada del dúo llegó cuando LVMH se acercó a Marc Jacobs. El grupo francés se interesó en el trabajo de Jacobs para relanzar su estrella, Louis Vuitton, pero si quería su trabajo debía también invertir en Marc Jacobs International.

 

Marc Jacobs es el director artístico de Louis Vuitton desde 1997 y hoy en día LVMH controla el 96% de la firma que lleva el nombre del diseñador neoyorquino.

 

Si Jacobs en el alma y la imagen, Duffy es el cerebro que consigue crear una empresa rentable con los diseños. De hecho, fue Duffy quien obligó a Jacobs a diseñar una segunda línea para impulsar sus ventas, pero también quien le empujó a un centro de rehabilitación para poner fin a su adicción a la heroína.

 

Hoy en día, Marc Jacobs cuenta con 239 tiendas en sesenta países y se ha adentrado en negocios más allá de la moda. Con el apoyo económico de LVMH, la firma ha impulsado su crecimiento, aunque ello no asegura que ahora alcancen un acuerdo para que Marc Jacobs lleve su genio a Dior.

La semana look!
Publicidad
...