Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Jul 202018:46

Look!

Jean Paul Gaultier, de la rebeldía a la alta costura

06 Abr 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.-  Jean Paul Gaultier vuelve a ser noticia y esta vez no sólo por sus diseños. La maison de lujo Hermès ha puesto a la venta la participación del grupo en la firma del diseñador galo. Por ahora, el 45% de esta enseña, que está valorada en cien millones de euros, tiene varios pretendientes, dos de los principales son la catalana Puig, que posee firmas de moda como Nina Ricci o Carolina Herrera, y la francesa Interparfums.

Jean Paul Gaultier nació en 1952. Su pasión por la alta costura es innata, ya que nunca recibió una formación para ser diseñador. Gaultier pasó seis años de su vida en el taller de Pierre Cardin, su mentor hasta 1976, cuando el creador lanzó su firma al mundo.

 

Su carrera profesional está marcada por hitos en el mundo de la moda como su visión callejera de la moda de pasarela, el uso de faldas para el hombre, así como la utilización de modelos poco convencionales, todo para jugar con los roles establecidos por la sociedad. Una rebeldía que cuajó muy bien en la crítica y dio un aire fresco y distinto a la moda de finales de os ochenta.

 

Pero el nombre de Jean Paul Gaultier empezó a sonar más fuerte gracias a sus numerosas colaboraciones. En los noventa realizó una de las más importantes, e icónicas de su carrera, colaborando con Madonna y realizando el vestuario de su gira The Blond Ambition Tour, creando para la cantante un corsé en color nude con copas en forma de cono. Además, colaboró en el vestuario de varias películas como El quinto elemento, de Luc Besson, o Kika, del director español Pedro Almodóvar.

 

En 1999, la maison Hermès se hizo con el 35% de la compañía del diseñador, algo que le ayudó a crecer como compañía, por 23 millones de dólares, para más tarde, hacerse con el 45%. En mayo de 2010, el diseñador, que también era director creativo de Hermès, renunció a su puesto por problemas con la cúpula directiva de la maison y a día de hoy, Hermès, quiere vender las acciones que posee en la firma de Gaultier. ¿Cuál es el futuro de la firma del creador? Ya falta poco para descubrirlo.

La semana look!
Publicidad
...