Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201716:01

h Equipamiento

Quién controla el RFID de Inditex

01 Oct 2014 — 04:55
S. Riera
Compartir
Me interesa

Inditex acelera el fast fashion con el RFID. Con la tecnología de identificación por radiofrecuencia, la cadena de distribución del grupo gallego gana en celeridad y eficiencia. Tyco Retail Solutions y Checkpoint Systems han sido dos de las empresas que están trabajando con Inditex para la incorporación del RFID en la cadena de tiendas Zara.

 

La implantación de este sistema en todos los establecimientos Zara llevará años, pero supondrá un antes y un después en la gestión de la mercancía y en la experiencia de compra. El grupo gallego lleva varios años desarrollando esta herramienta, que estima poder aplicar en la totalidad de establecimientos Zara en 2016.

 

La principal baza del RFID es que da seguridad en el inventario. La responsable de tienda sabe con fiabilidad y a tiempo real cuántas prendas hay de cada modelo y dónde están. “La seguridad en la información del inventario hace que no se pierdan ventas”, explica el presidente de Tyco Retail Solutions para España y Portugal, Ricardo Arroyo.

 

El proceso de equipar una cadena con RFID implica mucho más que la colocación de un software y una serie de elementos en la tienda y en el almacén. La implantación de este sistema influye en toda la cadena de distribución y su complejidad varía según las necesidades de cada empresa y, en muchos casos, precisará de diferentes partners. “El RFID implica formación y un cambio de procesos que lleva mucho más tiempo y una gran labor del departamento de relaciones humanas”, señala Arroyo.

 

Las ventajas del RFID, según Inditex, son: mayor calidad en la atención al cliente, rápida y adecuada reposición del muestrario en tienda, incremento del control de la seguridad, inventarios más eficientes y, por último, precisión y agilidad en la recepción de prendas.

 

Por el momento, Inditex ha implantado el sistema en 700 tiendas en 22 mercados. En España, Reino Unido y Portugal, todos los establecimientos Zara ya operan con RFID. El objetivo del grupo es expandir la herramienta a 500 tiendas por año. La compañía espera cerrar 2014 con casi un millar de tiendas equipadas con RFID y nueve países más con implantación completa.

 

La apuesta de Inditex por el RFID ha sido firme. Tyco Retail Solutions es el proveedor de las etiquetas duras y sus desprendedores en el punto de venta. La empresa también gestiona el programa de reutilización de las etiquetas. La compañía, propiedad del grupo Tyco, está especializada en el diseño, instalación y mantenimiento de sistemas contra incendios y de seguridad.

 

Otro de los proveedores de RFID para Inditex es Checkpoint Systems, que se ha encargado de la implantación de esta herramienta en los almacenes de distribución de la compañía. Checkpoint Systems ha suministrado equipos de codificación de grandes volúmenes a alta velocidad, con los que pone fin al anterior sistema de manipulación manual e individual de cajas o prendas. Con este sistema, Inditex gana celeridad y fiabilidad en el envío de las prendas desde el centro de distribución, evitando errores en cantidades, modelos, tallas y colores.

 

El RFID mejora las ventas porque optimiza la gestión del inventario y elimina los errores y los hurtos en las diferentes fases de la cadena de distribución, ya sea en el transporte, en el almacén o en el punto de venta. Checkpoint Systems, por su parte, es una empresa de soluciones para la prevención de la pérdida desconocida y la gestión del inventario.  Tanto Checkpoint Systems como Tyco son empresas estadounidenses cotizadas en la bolsa de Nueva York.

 

Evitar errores

 

“Encontramos que, en general, existe un desfase de entre el 20% y el 35% en el inventario que coteja el almacén y la tienda”, según Arroyo. En el caso de la moda, la gestión del inventario se complica. El directivo pone como ejemplo un establecimiento con hasta 40.000 prendas y un pequeño almacén. “Es fácil que se cometan errores cuando se tienen que contar las prendas una a una pasando la pistola por el código de barras en las reducidas dimensiones de la trastienda y, aún más, cuando de la tarea se encarga más de una persona”, explica.

 

La etiqueta de RFID se compone de un chip del tamaño de la cabeza de un alfiler y una antena. El chip lleva la información de la prenda que cada marca decide dar, como sus características técnicas o su precio. En el mercado, existen dos tipos de etiquetas, las planas, que acostumbran a incorporarse en las etiquetas de cartón del precio, y las que se aplican en las etiquetas de seguridad.

 

Inditex, por ejemplo, ha optado por estas últimas para la aplicación del RFID. “La principal ventaja de este tipo de soporte es que permite su reutilización, porque la dependienta las desactiva al cobrar la prenda”, señala Arroyo. El grupo gallego las coloca en el punto de fabricación de los artículos, porque el coste es menor y el taller las sitúa siempre en el mismo lugar, lo que facilita su transporte y su lectura.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...