Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

02 Dic 202120:23

Nylstar recupera el control de la marca Meryl después del cierre de la francesa Meryl Fiber

06 Feb 2014 — 17:03
Modaes
Compartir
Me interesa

Nylsar recupera el control de la marca de hilo de nylon Meryl. La compañía, con sede en Blanes (Girona), se ha hecho con el derecho exclusivo para la distribución de nylon bajo la enseña Meryl por 1,5 millones de euros, según Expansión. La empresa ha comprado los derechos que hasta ahora tenía el fabricante francés Meryl Fiberque quebró en 2012.

 

Este paso da mayor tranquilidad al grupo catalán, que exporta el 90% de su producción, a la hora de distribuir sus artículos bajo la marca Meryl en todo el mundo. Nylstar vivió su última era dorada en la década de los noventa, cuando el grupo italiano Snia entró en el accionariado trasladó la sede a Italia. Entonces, Nylstar contaba con once plantas de producción en todo el mundo, facturaba 670 millones de euros y empleaba a 4.500 trabajadores.

 

En 2004, Snia cerró Nylstar en Italia, pero las fábricas productoras de nylon, como la de Blanes o la francesa Meryl Fiber mantuvieron la actividad y continuaron distribuyendo sus artículos bajo la misma enseña. Tras años de litigio por el control de la marca, la desaparición de Meryl Fiber ha facilitado el retorno de la marca en exclusiva a manos de Nylstar.

 

Nylstar es uno de los pocos fabricantes de nylon para el sector de la moda que quedan en Europa. La compañía, con una plantilla de 240 trabajadores, fue fundada en 1923 por las familias Vilà y Gillet como Sociedad Anónima de Fibras Artificiales (SAFA). Praedium tomó el control de la compañía cuando la crisis del textil había arrasado su estructura y tan solo se salvaba la planta de Blanes. 

 

El fabricante de nylon, con sede en Blanes (Girona), es el pilar de un gran grupo de moda, Nylstar Fashion Group, que su nuevo propietario, Praedium, ha empezado a moldear. La empresa está estudiando dar el salto de la hilatura al diseño y la distribución de colecciones con la creación de un grupo de moda, al estilo Miroglio.

 

En paralelo, Nylstar se encuentra ultimando la adquisición de una participación minoritaria en un productor del sudeste asiático para incrementar su capacidad productiva y hacer frente a su crecimiento, tal y como adelantó Modaes.es el pasado enero.

Publicidad
Comentar
Compartir
...