Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Nov 201701:12

h Equipamiento

La relocalización toma forma: 250.000 euros para la primera fábrica textil en Barcelona en décadas

Primeros síntomas tangibles de la relocalización industrial del textil. Igualada (Barcelona), una de las cunas del sector en España, ha atraído una de las...
21 Sep 2015 — 05:00
S. Riera
Compartir
Me interesa

 

Primeros síntomas tangibles de la relocalización industrial del textil. Igualada (Barcelona), una de las cunas del sector en España, ha atraído una de las primeras inversiones para la creación de una nueva planta productiva. Los empresarios Jorge Viver, Josep Toriló y Josep Arnau han puesto en marcha la primera fábrica de punto en Igualada (Barcelona) después de años de cierres y expedientes de regulación de empleo.

 

Viver, un emprendedor de Zaragoza, es el impulsor de este proyecto, al que sumó a dos expertos locales con larga trayectoria en la industria textil de Igualada y que son los responsables de la gestión diaria de la factoría. La inversión inicial para la nueva planta fue de 250.000 euros, que se destinaron en gran parte a la compra de maquinaria, según ha explicado Viver a Modaes.es.

 

En la actualidad, la fábrica emplea a ocho trabajadores y, en los meses que lleva activa, ha producido ya cerca de 30.000 piezas. Su principal cliente es por ahora el grupo Cortefiel. El empresario es optimista respecto al regreso de la producción en proximidad. “Pensamos y creemos en que vamos a tener un retorno de la inversión”, ha asegurado Viver.

 

“El regreso de parte de la producción se explica por una mejora de los costes, porque a los grupos de distribución les es más rentable, nada más, no es por romanticismo”, afirma el emprendedor. Viver explica que la rentabilidad puede venir por los costes logísticos, arancelarios, por materias primas o por la rapidez.

 

El empresario, que tiene oficinas en Zaragoza, aterrizó en Igualada hace un año como distribuidor de maquinaria de tricotosa del grupo chino CI-Xing. Viver puso en marcha entonces en la ciudad barcelonesa una planta piloto para mostrar el funcionamiento de esta tecnología.

 

El emprendedor zaragozano optó por poner en marcha la fábrica en Igualada después de haber llevado una iniciativa similar en China. El empresario es también propietario de un centro de producción en la localidad china de Dongguan, especializado también en prendas de punto. “Las dimensiones entre una y otra planta no tienen nada que ver”, subraya. La factoría en Dongguan emplea a un centenar de trabajadores y produce un millón de prendas anuales. El grueso de sus clientes son también grupos españoles de distribución.

 

Después de perder gran parte de su músculo productivo en el textil, Igualada intenta aprovechar el fenómeno de la relocalización para convertirse en el epicentro de la fabricación de prendas de punto (tricotosa) en Europa. Tras dos décadas de cierres, la actividad da síntomas de recuperación, aunque por el momento a muy pequeña escala.

 

En 2014, por primera vez en muchos años, la industria española de la moda creó nuevas empresas. Tras la destrucción de alrededor de 7.500 compañías desde que estalló la crisis, el número de sociedades de textil, confección y calzado creció en 192 compañías en el país, con incremento del 1% con respecto a 2013. La industria textil, en concreto, puso en marcha el año pasado un total de 35 sociedades nuevas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Algunas de las empresas que están creciendo en la producción de tricotosa son Stitch Way (que es la unión de tres fabricantes locales Tex 51, Gavipunt y Texdueñas), Quinto Punto y Parrillus. Con el objetivo de dinamizar la actividad textil en la ciudad, Fira d'Igualada y la patronal local del sector Fagepi impulsaron el año pasado, con el apoyo del Ayuntamiento de Igualada, la feria Bstim, dedicada al aprovisionamiento local. En su primera convocatoria, el certamen contó con 60 empresas y recibió la visita de algunos de los principales operadores de moda del país, como Zara, Mango, Desigual, Cortefiel o El Corte Inglés, entre otros.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...