Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

05 Ago 202009:10

¿Y después de producir en China, qué?

Producir en China resulta ya demasiado caro para muchas marcas de moda, que se ven obligadas a reorientar su estrategia de aprovisionamiento. Si se buscan grandes volúmenes de un producto sencillo y barato, la opción es Bangladesh, Vietnam, India o Pakistán. Si se quieren prendas más elaboradas y sofisticadas, en pequeñas producciones, la confección regresa a Europa, el norte de África y Turquía. La moda es un negocio de márgenes y, por tanto, parte del éxito de sus empresas se debe a la optmización de los procesos de la cadena de valor.

\
Sólo premium
02 Abr 2012 — 05:00
Silvia Riera
Compartir
Me interesa

Producir en China resulta ya demasiado caro para muchas marcas de moda, que se ven obligadas a reorientar su estrategia de aprovisionamiento. Si se buscan grandes volúmenes de un producto sencillo y barato, la opción es Bangladesh, Vietnam, India o Pakistán. Si se quieren prendas más elaboradas y sofisticadas, en pequeñas producciones, la confección regresa a Europa, el norte de África y Turquía.

 

La moda es un negocio de márgenes y, por tanto, parte del éxito de sus empresas se debe a la optmización de los procesos de la cadena de valor. De ahí que en 2012 se asista a un cambio de tendencia en el aprovisionamiento global. China ha sido la fábrica textil del mundo desde el año 2000, cuando entró a formar parte de la OMC y se benefició del fin del Acuerdo Multifibras en 2005, que supuso la supresión de las cuotas a la importación de artículos textiles.

Texto premium

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...