Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202104:30

El Covid-19 borra seis años de expansión exterior de la moda española

La pandemia ha devuelto las exportaciones a niveles de 2014 tras registrar una caída del 18,5% en 2020. El mayor descenso hasta la fecha (y el último) había sido el de 2009, de sólo el 3,3%.

22 Feb 2021 — 04:54
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

El Covid-19 borra seis años de expansión exterior de la moda española

 

 

Si la última crisis dio alas a la moda española en el extranjero, esta se las ha cortado. La pandemia ha congelado todos los mercados internacionales y ha borrado, en sólo doce meses, seis años de expansión mundial del sector. El último ejercicio pasará a la historia como el más negro para el comercio exterior desde que hay registros, con una caída seis veces superior a la mayor anotada hasta ahora.

 

España exportó moda (incluyendo ropa, calzado, accesorios, cosmética y joyería) por valor de 21.200 millones de euros el año pasado, un 18,5% menos que el año anterior. Hasta ahora, la mayor caída (y la última) había sido la de 2009, de sólo el 3,3%.

 

En términos absolutos, el zarpazo de la pandemia fue de 4.819 millones de euros en exportaciones de moda, la mitad de todo lo que se exportaba en 2000. La última vez que España vendió tan poco al extranjero fue en 2014, con 20.153 millones de euros.

 

Entonces, el sector se encontraba en pleno desarrollo exterior. Si esta crisis ha paralizado el comercio, la anterior supuso un revulsivo para que las compañías españolas de moda buscaran refugio en el extranjero ante la merma del mercado nacional.

 

 

 

 

Tras retroceder un 3,3% en 2009, las ventas al exterior comenzaron a tomar impulso y sólo en 2010 se dispararon un 13,4%. Al año siguiente escalaron otro 14,2%. En términos absolutos, las exportaciones aumentaron en 3.735 millones en sólo dos años.

 

Desde entonces se mantuvieron cada año al alza, con subidas más o menos pronunciadas. En 2012, repuntaron un 7,9% y en 2013, un 9,2%. En 2014, cuando la economía española comenzó a recuperarse, se elevaron sólo un 4,3%, aunque fue suficiente para que las exportaciones superaran la barrera de los 20.000 millones de euros por primera vez.

 

En aquel momento, volvieron a acelerar, con alzas del 6,4% en 2016 y del 7,4% en 2017. En 2018, de nuevo se enfriaron, con una subida del 0,4%, pero en 2019 aceleraron de nuevo y rebotaron un 6,1%.

 

Antes de la crisis financiera, la evolución de las exportaciones españolas de moda había sido bastante irregular. En 2000, el primer año del que hay datos disponibles, España exportó sólo 9.556 millones de euros en moda. Un año después, disparó las exportaciones un 10,2% y al año siguiente, un 5,8%. En 2003, cayeron por primera vez, con un descenso del 3%, pero se recuperaron los años siguientes con alzas del 0,1% en 2004 y del 2,1% en 2005.

 

 

 

 

Ganadores y perdedores del año de la pandemia


De todas las categorías que se incluyen bajo el epígrafe moda del Icex, sólo dos cerraron el año al alza: los artículos de aseo e higiene personal, que se impulsaron un 5% y son ya la sexta categoría más importante, por encima de cosmética, y la orfebrería, con un alza del 9,99%.

 

Las ventas de moda femenina, que representan casi un 40% del total, se hundieron un 17,7%, hasta 7.758 millones de euros. Las de calzado, la segunda mayor categoría, cayeron otro 17,8%, hasta 2.060 millones de euros, y las de tejidos para la confección, la número tres, descendieron también un 17,2%, hasta 1.919 millones de euros.

 

Las caídas más acusadas las registraron la perfumería, que desplomó sus exportaciones un 33,4%, hasta 1.357 millones de euros, y la ropa para hombre, con un desplome del 35% hasta 1.235 millones de euros, muy lejos del máximo de 2.000 millones que alcanzaron en 2017.

Publicidad
Comentar
Compartir
...