Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Sep 202117:13

Adiós a la generación promesa de la moda: los ingresos de los jóvenes se hunden hasta un 45% por la pandemia

El 42% de los jóvenes que tenían ingresos medios antes de la pandemia pasaron a tener un nivel de ingresos bajo o a quedarse sin ellos; entre los que tenían ingresos bajos, el 44% no ingresó nada.

18 Nov 2020 — 04:47
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

Adiós a la generación promesa de la moda: los ingresos de los jóvenes se hunden hasta un 45% por la pandemia

 

 

La moda lleva años obsesionada con las generaciones más jóvenes. Millennials y generación Z eran el target de todas las marcas, el futuro del sector, los que inventaron el hype y marcaban qué estaba de moda. Pero la pandemia ha arrasado especialmente con el cliente favorito del sector. La media de ingresos de la población joven es hasta un 45% inferior a la de antes de la pandemia, y muchos de ellos no han ingresado nada en absoluto entre marzo y agosto.

 

“Los jóvenes de entre 16 y 29 años tenían, de partida, un nivel de ingresos claramente inferior al de las personas de mayor edad y son los que están experimentando un mayor deterioro”, señala el Monitor de la Desigualdad de CaixaBank Research.

 

El 20% de los jóvenes de esta franja de edad que menos cobran han desplomado sus ingresos un 45,5% entre marzo y agosto de este año, sin contar ayudas públicas. Los que se encuentran en la mediana la han reducido en un 7,9%.

 

 

El 42% de los jóvenes que tenían ingresos medios antes de la pandemia pasaron a tener un nivel de ingresos bajo o a quedarse sin ellos; entre los que tenían ingresos bajos, el 44% no ingresó nada. En relación al año pasado, el grupo de jóvenes sin ingresos se ha incrementado en 24 puntos porcentuales, frente al aumento de 15 puntos en el conjunto de la población.

 

Con todo, las transferencias del sector público han ayudado a amortiguar el impacto de la crisis. Entre los jóvenes, el nivel de cobertura ronda el 50%, por lo que, teniendo en cuenta esta aportación, el aumento de las personas que se quedaron sin ingresos se reduce a la mitad.

 

Entre las personas de mayor edad, entre 50 y 64 años, el impacto fue menor. El aumento del número de personas mayores sin ingresos fue de nueve puntos porcentuales y el porcentaje de mayores que antes de la pandemia tenían unos ingresos bajos y que en abril se encontraban sin ingresos (antes de tener en cuenta las transferencias públicas) fue del 23%, diez puntos menos que el conjunto de la población y 22 puntos inferior al de los jóvenes.

 

 

En cambio, en el otro extremo de la distribución de ingresos, las personas con ingresos altos se mantuvieron más estables a lo largo del tiempo, tanto entre las personas mayores como entre los jóvenes.

 

El impacto de la crisis también está siendo muy distinto en función del origen de las personas: los residentes en España pero nacidos fuera del país están sufriendo más el golpe. Como en el caso de los jóvenes, los inmigrantes presentan una distribución de ingresos sesgada hacia rentas más bajas, que son las que más padecen durante la crisis.

 

Sin tener en cuenta las transferencias del sector público, entre abril y febrero el 46% de las personas nacidas fuera de España y que, antes de la pandemia, tenían unos ingresos medios, pasaron a tener unos ingresos bajos o a quedarse sin ingresos. De entre las personas que tenían unos ingresos bajos, el 36% se quedó sin ingresos.

Publicidad
Comentar
Compartir
...