Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201714:40

h Entorno

2010, el año en que los precios de la moda dejaron de caer

30 Dic 2010 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.- En enero de 2009, los precios de los productos de vestido y calzado entraron en una fase inédita hasta ahora en España. Por primera vez, la partida del Índice de Precios al Consumo (IPC) referida a este tipo de productos empezaba una fase en la que, durante todo un año, registró descensos interanuales. La situación se ha alargado hasta octubre de 2010, cuando, por fin, los precios de la moda han dejado de caer.

 

Esta situación excepcional de descenso de precios se alargó hasta más allá de 2009 y ni siquiera la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) detuvo la fase de deflación que, junto a la caída del consumo, ha causado fuertes estragos en el sector.

El fenómeno no es aislado ni propio de vestido y calzado. Por el contrario, el índice general del IPC entró en una fase de caídas que se prolongó entre marzo y octubre del año pasado. Sin embargo, la caída de precios en el sector de la moda fue más prolongada en el tiempo y más intensa en sus magnitudes.

 

En enero de este año, los precios de vestido y calzado descendieron un 1,1% en relación al mismo mes de 2009 y en febrero la deflación se intensificó, hasta su máximo anual, del 1,2%. A partir de entonces, un conjunto de circunstancias ayudaron a que los precios volvieran poco a poco a tasas positivas, con lo que la caída de precios se fue desinflando hasta que, el pasado septiembre, se situaran en el 0%.

 

La mencionada subida del IVA, por un lado, y el crecimiento a nivel internacional de los precios del algodón, una materia prima básica en la industria textil, ayudaron a que, en octubre, los precios de vestido y calzado ya volvieran a una senda positiva, con un alza del 0,3%, y que en noviembre la inflación alcanzara el 0,6%.

Vestido y calzado

Entre los dos subgrupos que forman el epígrafe de vestido y calzado, el de las prendas de vestir ha sido durante este año el que más ha contribuido a la caída de los precios. El máximo anual se registró en enero y febrero, con un descenso del precios del 1,4%.

 

En septiembre, los precios de vestido y calzado siguieron bajando, aunque a un ritmo del 0,3%; en octubre se mantuvieron a 0%, es decir, sin variación con respecto al mismo mes del año anterior, y en noviembre marcaron un alza del 0,4%.

 

El impacto deflacionista del calzado fue significativamente menor. La mayor caída se registró en febrero, con un descenso de precios del 0,4% interanual, y a partir de mayo este subgrupo de productos empezó a anotar variaciones positivas de precios, que llegaron a un máximo del 1,3% en noviembre.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...