Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201718:54

h Empresa

Tavex se despide del parqué español: luz verde de los accionistas a la opa de Camargo Correa

03 Nov 2014 — 19:25
Modaes
Compartir
Me interesa

Abandona el parqué español una de sus compañías de mayor trayectoria. Después de 25 años cotizando en bolsa, Tavex inicia la cuenta atrás para dejar de cotizar después de que el grupo brasileño Camargo Correa obtuviese luz verde de los accionistas para ejecutar una opa de exclusión. Con esta operación, la textil vasca pone fin a más de dos décadas de cotización, un periodo en el que ha tratado de construir un grupo global especializado en denim. La compañía mantendrá la cotización de sus acciones unas semanas más, a la espera de la aprobación de la opa por parte de la CNMV.

 

Según ha explicado la compañía, los acuerdos propuestos ayer por el consejo de administración fueron aprobados por el 84% de los accionistas presentes y representados en la junta. La oferta, formada por Camargo Correa a través de la sociedad Ayuspe, ha quedado fijada, como estaba previsto, en 0,24 euros por acción, lo que representa una prima del 17,6% respecto a la cotización de cierre del pasado 26 de septiembre, cuando Camargo Correa anunció la operación, sujeta ahora a la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

Camargo Correa ha decidido excluir a Tavex de bolsa basándose en “la dificultad de conseguir  financiación en el mercado de valores y de deuda para mejorar su situación patrimonial y en la escasa liquidez del valor, que limita a los actuales accionistas la posibilidad de vender su participación”. Tras la opa de exclusión, Camargo Correa mantendrá “el compromiso de dotar a la compañía de la financiación necesaria para el mantenimiento y desarrollo de la actividad”, según la propia empresa.

 

 

Tavex empezó a cotizar en el Mercado Continuo de las Bolsas de Valores de Madrid, Bilbao y Valencia en 1989. Los directivos de la compañía compraron las dos sociedades que dieron pie a la creación del grupo TavexAlgodonera de San Juan y Tycesa. Para financiar la operación, los ejecutivos, liderados por José Miguel Zaldo, lanzaron la empresa a bolsa.

 

En su estreno, la valoración del grupo ascendió a 6.600 millones de pesetas. Los directivos pagaron en su momento unos 2.300 millones de pesetas por Algodonera de San Juan y otros 4.000 millones de pesetas más por los activos de Tycesa en Valencia. Tavex salió a bolsa a un precio de 2.000 pesetas por acción.

 

Otro de los propósitos de la compañía con su salida a bolsa era impulsar su crecimiento y construir un grupo internacional en plena era de la globalización y la deslocalización industrial. Un año después de empezar a cotizar, Tavex inició la construcción de su planta en Settat (Marruecos).

 

En la década de los noventa y durante los primeros años del 2000, la compañía fue engrosando su tamaño con la compra de SA Sanpere, dedicada al textil hogar, y la creación de una plataforma textil en México para abordar el mercado estadounidense. En 2006, Tavex dio el gran salto internacional con la fusión con la brasileña Santista Textil, controlada por Camargo Correa. La acción cerró en 2005 a 2,92 euros y, tras anunciarse la operación de fusión, en marzo de 2006, los títulos ascendieron a 3,22 euros.

 

La sociedad resultante sumó doce plantas de producción textil en Europa, norte de África y Latinoamérica. Santista aportó siete fábricas, cinco de ellas en Brasil, otra en Argentina y una última en Chile; y Tavex otras cinco, tres de ellas en España, una en Marruecos y otra en México. A raíz de la fusión, la sociedad resultante inició el repliegue en España, primero con el cierre de las plantas en Valencia, en 2007, y más tarde en Bergara, en 2010.

 

Si bien la fusión incrementó la capacidad productiva y las ventas de la sociedad resultante, también perjudicó en gran medida su resultado de explotación, su deuda y sus gastos financieros. A cierre del ejercicio 2013, la deuda de la compañía se situó en 298,4 millones de euros. Desde 2006, el grupo ha cerrado sus sucesivos ejercicios en números rojos.

 

Otro de los principales problemas de Tavex a lo largo de estos seis últimos años ha sido la financiación. En 2012, el fondo Mercapital anunció su interés por lanzar una opa de exclusión sobre la empresa, con el visto bueno de Camargo Correa. La operación, sujeta a un proceso de due dilligence, no llegó a fraguar.

 

La última gran operación para garantizar la viabilidad de la compañía ha sido la opa de Camargo Correa, su principal accionista. El principal objetivo de la operación continúa siendo lograr financiación, ya que la escasa liquidez de los títulos limita a los actuales accionistas a vender su participación. La propuesta del accionista de referencia llega en un momento en que Tavex ya casi ha perdido todo su acento español, sobre todo desde que la compañía trasladó su sede a Sao Paulo en 2012.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...