Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 May 202104:55

OTB se abre a más compras tras hacerse con Jil Sanders

El objetivo del grupo, propiedad del empresario Renzo Rosso y que controla también Diesel, Maison Margiela, Marni y Viktor&Rolf, es crear un gran conglomerado italiano de marcas de lujo. 

03 May 2021 — 17:58
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

OTB se abre a más compras tras hacerse con Jil Sanders

 

 

 

OTB busca más operaciones corporativas. El grupo, controlado por Renzo Rosso, quiere seguir engordando su cartera para convertirse en un gran conglomerado italiano de lujo, según ha confirmado el consejero delegado de la empresa, Ubaldo Minelli, y recoge Reuters.

 

La última operación de la compañía se firmó hace apenas dos meses, cuando se hizo con Jil Sander, hasta entonces en manos del grupo japonés de moda Onward Holdings. El importe de la operación no trascendió.

 

OTB controla también Diesel (la marca a partir de la cual comenzó a tejerse el grupo), Maison Margiela, Marni y Viktor&Rolf. Ahora, Minelli abre la puerta a más compras en otras fases de la cadena de valor, de la producción a la distribución.

 

“La empresa tiene las herramientas financieras, organizativas, de gestión y de capital, para continuar con nuestro proyecto”, ha explicado el ejecutivo, que está al frente del grupo italiano desde 2017.

 

 

 

Pese al golpe que ha supuesto la pandemia para en el sector de la moda, Italia ha

protagonizado varias operaciones corporativas el último año, además de la de Jil Sander. A principios de 2021, la familia Agnelli se hizo con el 24% del capital de Christian Louboutin, y el año pasado Moncler compró la firma italiana Stone Island.

 

Incluso si no llegara a cerrar nuevas compras, OTB mantiene sus planes previos a la pandemia, que pasan por crecer entre un 12% y un 13% hasta 2023 gracias al impulso del mercado asiático y el online.

 

El grupo cerró el ejercicio 2020 con una facturación de 1.310 millones de euros, frente a los 1.530 millones del año anterior. El beneficio neto se mantuvo en positivo, con un resultado de catorce millones de euros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...