Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Dic 202105:28

Mango encoge un 22% y regresa a números rojos en el año del Covid

La compañía, que pospone más allá de 2021 recuperar el volumen de 2019, ha logrado amortiguar el impacto de la pandemia con un crecimiento del 36% en el canal online.

08 Mar 2021 — 10:15
P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Mango encoge un 22% y regresa a números rojos en el año del Covid

 

 

El Covid-19 trunca la recuperación de Mango. La compañía española, que en 2019 comenzó a ver los frutos del cambio de estrategia implementado durante los últimos años, tropieza en 2020 por el impacto de la pandemia del coronavirus. La empresa ha finalizado el último ejercicio con una caída del 22% en sus ventas, al tiempo que ha regresado a números rojos. El gran desarrollo experimentado en la Red ha permitido amortiguar el golpe de la emergencia sanitaria.

 

La empresa, controlada por Isak Andic y liderada por Toni Ruiz, ha finalizado 2020 con una cifra de negocio de 1.842 millones de euros. Un año antes, la empresa había registrado la cifra más alta de su historia, tras crecer un 6,3%, hasta 2.374 millones de euros. En los dos primeros meses de 2020, antes de la expansión del Covid-19 en el conjunto del mundo, la empresa mantenía el ritmo de 2019, con incrementos de ventas del 8% en enero y febrero.

 

En 2019, la compañía había logrado también regresar a números negros tras años de reorganización, pero el complejo 2020 ha vuelto a teñir de rojo a la empresa. Mango finalizó el ejercicio con un resultado bruto negativo de cien millones de euros (frente al beneficio de 41 millones de 2019), mientras el ebitda tras la aplicación de la normativa NIIF-16 se situó en 193 millones de euros. Este ha sido el primer ejercicio en que Mango ha tenido que aplicar dicha normativa. Antes de la aplicación de las NIIF, el ebitda se situaba en 21 millones de euros.

 

 

 

 

Mientras en el canal online Mango ha seguido mostrando su fortaleza (con un crecimiento del 36% y 766 millones de euros), en tiendas físicas ha sufrido por las medidas de restricción derivadas de la pandemia. “Dichas medidas han supuesto que el parque de tiendas haya permanecido cerrado o bien limitado en horarios o aforos durante gran parte del año, lo que ha conllevado una disminución de la facturación del 43% en este canal”, sostiene la empresa. Los cierres han sido equivalentes al 23% del año.

 

Con el objetivo de alcanzar unas ventas online de 1.000 millones de euros en 2021, la incógnita para Mango es la recuperación en el canal físico. “En 2021 no llegaremos al volumen de 2019 -ha explicado Toni Ruiz en un encuentro con la prensa con motivo de la presentación de resultados-; con el crecimiento del online y las tiendas ahora mismo hacer estimaciones es complicado”.

 

 

 

 

La compañía, que ha implementado un plan de reducción de costes y ha reforzado su pulmón con un crédito avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), apuesta por seguir desarrollando su red de tiendas físicas, mientras el grueso de operadores del sector tiene en marcha planes de reestructuración.

 

A cierre de 2020, Mango disponía de 43 puntos de venta más que en 2019, con un total de 2.221 establecimientos en 110 países y una superficie de venta de 790.000 metros cuadrados. Del total de tiendas, 140 son locales de más de 800 metros cuadrados.

 

A lo largo de 2020, la empresa echó el cierre a 107 establecimientos y abrió 150 tiendas. Entre las aperturas destacan las ubicadas en ciudades como Viena, Mánchester, París, Copenhague y Amberes, así como dos en Kiev y cuatro en diferentes ciudades italianas. Fuera de Europa, Mango llevó a cabo el año pasado 39 aperturas, entre las que destacan diez puntos de venta en India de la mano de su socio local, Myntra.

 

 

 

 

Cuatro etapas en el año

La compañía divide el ejercicio 2020 en “cuatro etapas muy diferenciadas”. La primera abarca enero y febrero, meses en los que la compañía creció; la segunda corresponde a la primera ola, entre marzo y junio, “cuando casi todas las tiendas físicas permanecieron total o parcialmente cerradas y el canal online llegó a suponer hasta el 93% de las ventas de la compañía, lo que limitó el descenso de los ingresos totales al 50%”.

 

La tercera fase, la de recuperación, entre julio y octubre, “meses en los que se fue alcanzando la normalidad en el parque de tiendas y en los que se fueron recuperando los niveles de facturación de 2019 (en octubre las ventas fueron solo un 6% inferiores a las del año anterior)”.

 

La cuarta fase corresponde con la segunda ola, en noviembre y diciembre, “en la que volvieron a sucederse los cierres del parque de tiendas físicas y el canal online volvió a experimentar grandes incrementos en su facturación durante el Black Friday y la campaña de Navidad”.

Publicidad
Comentar
Compartir
...