Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Ago 202112:32

Mango concentra más su ‘sourcing’: reduce un 19% sus proveedores con un 34% en cercanía

Pese a la apuesta por la cuenca euromediterránea, China se mantiene como el principal hub de aprovisionamiento del grupo, con un 29,82% de las fábricas totales, seguido por Turquía.

17 Jun 2021 — 05:00
P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Mango concentra más su ‘sourcing’: reduce un 19% sus proveedores con un 34% en cercanía

 

 

Mango prosigue la reorganización de su estructura de aprovisionamiento y reduce todavía más su pool de proveedores de prenda. Siguiendo la tendencia marcada en el sector y en el propio grupo, el grupo de distribución de moda controlado por Isak Andic finalizó el año del Covid-19 trabajando con un total de 892 fábricas en todo el mundo, lo que supone una reducción del 19,35% respecto al ejercicio anterior. Pese a la apuesta por la cercanía, China se mantiene como el principal hub de aprovisionamiento del grupo, con un 29,82% de las fábricas totales.

 

Si algo hemos aprendido de esta pandemia es que solos no se va a ningún sitio”, señaló ayer Toni Ruiz, consejero delegado de Mango, en una conferencia en la escuela de negocios Esade. “Hemos reducido mucho el número de proveedores que teníamos, les hemos explicado hacia dónde queremos ir, estamos empezando a trabajar en 3D… esto o lo haces con gente con quien estableces partnerships importantes o no sale”, agregó.

 

La pandemia del Covid-19 impactó fuertemente en la estructura de aprovisionamiento de la industria de la moda y las compañías se vieron forzadas a cambiar el país de origen de sus artículos de la noche a la mañana, apostando, la mayoría de ellas, por mercados como Turquía. Tras la crisis inicial de suministro, el sector ha comenzado a apostar por reducir su base de proveedores y establecer alianzas más estrechas con ellos, contando con menos socios pero de mayor volumen.

 

 

 

 

Mango finalizó el ejercicio 2020 con una producción de 126,55 millones de prendas y complementos, lo que representa una reducción de más del 20% respecto a los 158,33 millones de artículos del año anterior. Esta reducción, provocada por la paralización del negocio derivado del Covid-19, contrasta con el incremento del 7,92% registrado en 2019.

 

La reducción de las compras para hacer frente a la acumulación de stock por el Covid-19 explica también la disminución en el número de fábricas con que trabajó Mango en 2020. Del total de las plantas utilizadas por Mango, 305 fueron en proximidad (frente a las 444 de 2019), lo que representa el 34,19% del total, en comparación con el 40,14% que los países de la cuenca euromediterránea representaban a cierre de 2019.

 

Así, pese a que la producción en proximidad se presenta como la clave del sector para ganar capacidad de reacción ante posibles crisis de suministro o de demanda, Mango sigue confiando su aprovisionamiento en la lejanía. A cierre de 2020, China era el país donde Mango trabajaba con más fábricas, con 266 plantas (frente a 293 en 2019) y un 29,82% del total (26,49% en 2019). Mango no facilita la distribución de las prendas por origen, pero probablemente el peso de China sería todavía mayor.

 

 

 

 

En lejanía, India es el siguiente gran hub productivo de Mango, con 78 fábricas (91 en 2019), seguido por Vietnam, con 72 plantas (80 en 2019); Bangladesh, con 67 fábricas (88 en 2019); Pakistán, con 42 plantas (46 en 2019); Myanmar, con 34 fábricas (33 en 2019); Camboya, con 25 factorías (26 en 2019), e Indonesia, donde Mango trabajó en 2020 con tres plantas, frente a las dos de un año antes. Entre los polos de sourcing en lejanía desaparecen en 2020 países como Sri Lanka y Madagascar.

 

Así, si en la mayoría de mercados en lejanía Mango ha reducido su base de proveedores, lo mismo ha sucedido en proximidad, incluyendo países europeos, africanos y Turquía. En cercanía, el país euroasiático se mantiene como el principal hub de aprovisionamiento del grupo, con un total de 175 fábricas en 2020, frente a las 237 de un año antes. Pese a la pujanza de la cercanía, mientras China ha elevado el peso en el mix de aprovisionamiento de Mango, Turquía lo ha reducido, pasando del 21,43% en 2019 al 19,62% en 2020.

 

Más allá de Turquía, Marruecos es otro de los grandes hubs de Mango en cercanía, con un total de 73 plantas en 2020 (frente a las 107 de 2019), seguido por Portugal, con 21 fábricas (51 en 2019); España, con 18 plantas (28 en 2019); Túnez, con cinco fábricas (7 en 2019), y Egipto, con cuatro plantas (dos en 2019). Rumanía, Ucrania, Bulgaria e Italia son otros de los países en que se aprovisiona Mango.

 

Mango finalizó el ejercicio 2020 con una cifra de negocio de 1.842 millones de euros, lo que supuso una caída del 22% respecto al año anterior. Un año antes, la empresa había registrado la cifra más alta de su historia, tras crecer un 6,3%, hasta 2.374 millones de euros.

 

La compañía cerró 2020 con un resultado bruto negativo de cien millones de euros (frente al beneficio de 41 millones de 2019), mientras el ebitda tras la aplicación de la normativa NIIF-16 se situó en 193 millones de euros. Antes de la aplicación de las NIIF, el ebitda se situaba en 21 millones de euros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...