Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Ago 202016:39

L’impératrice estudia su desembarco en Japón tras entrar en el mercado español

17 Sep 2012 — 04:40
S.García
Compartir
Me interesa

L’impératrice quiere entrar en Asia. La firma de joyería, fundada en México hace dos años, planea su desembarco en Japón para 2013. “Nuestros productos encajan muy bien con la demanda del público japonés”, explica Patricia Pérez, cofundadora junto a su hermana Priscilla de la firma.

 

El salto al mercado asiático se dará tras la implantación de L’impératrice en México y el desembarco en España, que se ha producido este año. “En México tenemos presencia en una decena de puntos de venta y en España estamos valorando varias propuestas para entrar en espacios multimarca”, sostiene Pérez. Por el momento, la enseña ya opera a través de la Red en ambos países y no descartan la apertura de algún punto de venta propio.

 

Fundada en 2010, L’impératrice nació, como dice Patricia Pérez, por casualidad. “Yo trabajaba de arquitecto y empecé haciendo piezas para regalar a mi madre”, explica. Tras esa primera incursión en el mundo de la joyería, a Pérez le pidieron que realizara una colección para una galería de arte de la ciudad de Monterrey.

 

En aquel momento, el Moma de Nueva York estaba  buscando artesanos mexicanos que quisieran vender sus piezas en la tienda del museo y Pérez fue una de las elegidas. “Varios responsables del museo vieron mis piezas en la galería y me propusieron colaborar con ellos”, destaca Pérez.

 

A partir de ese momento, Patricia Pérez se planteó crear su propia marca y finalmente, con la ayuda de su hermana Priscilla y 7.000 euros de inversión inicial, lo hizo. En 2011, la firma facturó 5.000 euros.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...