Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Dic 202006:50

Patrocinado por:

J’hayber, más allá de las ‘sneakers’: se hace fuerte en pádel y crece en Suecia con su división de obra civil

La compañía española construirá catorce pistas de pádel en Estocolmo, en el Ericsson Globe, que se transforma en complejo deportivo.

26 Oct 2020 — 04:51
Pilar Riaño
Compartir
Me interesa

J’hayber, más allá de las ‘sneakers’: se hace fuerte en pádel y crece en Suecia con su división de obra civil

 

 

Ayer comenzó la construcción de catorce pistas de pádel en el Ericsson Globe o Globen Arena, un recinto en Estocolmo que desde que se inauguró en 1989 ha alojado competiciones de hockey hielo, balonmano o baloncesto, pero también conciertos de Lady Gaga, Bob Dylan o Luciano Pavarotti. Del municipio de Villena, en Alicante, saldrá hoy el último camión repleto de todas las piezas y materiales necesarios para construir estas pistas, cuyo montaje correrá a cargo de la empresa española J’hayber.

 

Aunque en el imaginario colectivo español esta empresa se relacione con las sneakers de los años ochenta (“las Jota J’hayber”, como las llama la mayoría de la gente), J’hayber cuenta con una división de obra civil que construye equipamientos deportivos por toda Europa. J’Hayber Instalaciones Deportivas trabaja para clubes, particulares, administraciones públicas o entidades formativas.

 

J’Hayber inició su trayectoria en 1972 de la mano de Rafael Bernabéu con el lanzamiento de su primera zapatilla deportiva, llamada Antorcha. Una década después, 1982, la empresa puso en marcha su división de obra civil. Aunque las dos divisiones comparten la misma propiedad, la de artículos deportivos tiene sede en Elche y la de obra civil, en Villena.

 

La compañía comenzó construyendo equipamientos deportivos para todo tipo de actividades, pero con el paso de los años fue especializándose en instalaciones de pádel. De hecho, fue a partir de 2008 cuando la división de calzado dio un impulso a sus colecciones técnicas y se vinculó al pádel, de manera que los dos negocios han evolucionado de la mano. Hoy en día, J’Hayber compite en este deporte con marcas como Bullpadel, Nox, Babolat o Head.

 

 

J’Hayber Instalaciones Deportivas comenzó a exportar sus pistas hace alrededor de seis años. Al primer país al que llevó su trabajo fue Italia, donde actualmente construye una treintena de pistas cada año. En Europa, el país donde más está creciendo su actividad es Suecia, donde acumula más de veinte contratos en lo que va de año.

 

El último acuerdo logrado en Suecia ha sido la producción y montaje de las catorce pistas (doce dobles y dos individuales) de Globen Padel, un proyecto con el que los gestores del edificio quieren dar uso al espacio en un momento en que las restricciones por el Covid-19 (el inmueble tiene capacidad para 17.000 espectadores) limitan su actividad.

 

La empresa española no sólo construirá las pistas (que funcionarán durante unos meses y que ya están recibiendo reservas para jugar pese a que se inauguran el 1 de noviembre), sino que actuará como marca oficial de la instalación, de manera que contará con una tienda propia en el espacio para distribuir material a los jugadores.

 

De este modo, la división de obra civil se encarga de abrir camino a la de equipamiento, pues sus prendas textiles y artículos de calzado terminan llegando allí donde se construye una pista de pádel.

 

Actualmente, J’Hayber exporta sus artículos para pádel a Francia, Portugal, Italia, Alemania y Suecia, así como a Paraguay, Chile, Argentina y Uruguay, países en los que opera de la mano de un distribuidor. La empresa está desembarcando en Noruega y ultima un contrato para comenzar a llevar sus productos a Brasil.

 

Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, J’Hayber finalizó el ejercicio 2018 con una cifra de negocio de 12,97 millones de euros, frente a los 14 millones de euros de un año anterior. La compañía obtuvo un resultado neto de 329.369 euros. J’Hayber Instalaciones deportivas, por su parte, obtuvo unos ingresos de 183.874 euros.

 

Publicidad
Comentar
Compartir
...