Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 May 202104:49

Hugo Boss reestructura su cúpula y lleva a Francia la gestión de España

La empresa ha decidido concentrar la dirección de Europa Occidental, Oriente Próximo y África en Volker Herre, basado en París. Tiago Baptista, que lideraba España, deja la compañía.

19 Abr 2021 — 05:00
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Hugo Boss reestructura su cúpula y lleva a Francia la gestión de España

 

 

Siguen las reestructuraciones de gigantes españoles en el mercado español. Hugo Boss, una de las mayores compañías de lujo del mundo, ha decidido trasladar a Francia la gestión del país, lo que ha supuesto la salida del hasta ahora director general de la Península Ibérica, Tiago Baptista.

 

La gestión del país recae ahora directamente en Volker Herre, al que Baptista reportaba hasta ahora. Herre, basado en París, es responsable de Reino Unido, Irlanda, Escandinavia, países Bálticos, Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo), Francia, Península Ibérica, Italia, Grecia, Turquía, Oriente Próximo e India.

 

Baptista ha desarrollado el grueso de su carrera en Hugo Boss. El ejecutivo, formado en Económicas por la Universidade Católica Portuguesa, empezó su carrera en el negocio de la moda en Nike antes de fichar por Hugo Boss como director de wholesale en Portugal. En 2013, asumió la gestión de la Península Ibérica.

 

 

 

 

El movimiento se enmarca en un proceso en el que Hugo Boss lleva inmerso ya varios meses y que ha supuesto la eliminación de la figura del country manager en todos los países europeos en los que opera. España ha sido el último mercado afectado.

 

Por el momento, la empresa sí mantiene un equipo en España, aunque liderado por Herre. La filial tiene su sede en el Edificio París, en Madrid y, según las cuentas de 2019, emplea a quinientas personas.

 

La gestión recae ahora en los directores generales de cada hub geográfico del grupo. Europa se estructura en tres hubs (norte, centro y sur), América, en otros tres (Estados Unidos, Canadá y Lationamérica) y Asia Pacífico en dos (China y Sudeste Asiático). En total, Hugo Boss opera con 58 filiales en todo el mundo, de las cuales 36 son para distribución y otras tres para el aprovisionamiento.

 

Europa, es, de lejos, el mayor mercado para el grupo. Hugo Boss opera en el continente con cerca de 200 tiendas, 5.500 puntos de venta multimarca y diez showrooms. La región concentra el 74% de los empleados del grupo. Además de su cuartel general en Metzingen (Alemania), la empresa cuenta con oficinas en Morrovalle y Scandicci (Italia) y Coldrerio (Suiza) para el desarrollo de producto, y en Izmir (Turquía) y Radom (Polonia) para la producción.

 

 

 

 

Según las últimas cuentas de la filial española depositadas en el Registro Mercantil, Hugo Boss cerró 2019 con un crecimiento del 3,25% en el mercado español, hasta 94,7 millones de euros. El grupo atribuía el crecimiento a una mejor tasa de conversión, si bien reconocía que el número de visitantes en tienda se había reducido por el cambio en la política de rebajas.

 

Las ventas en El Corte Inglés, destacaba, “siguen de una manera general una tendencia a la baja con el cliente que busca cambiar sus compras a otro concepto de tienda”. El resultado neto en 2019 fue de 4,5 millones de euros.

 

La empresa explicaba en el informe de gestión que “la prioridad estratégica para 2020 es recuperar el crecimiento de años anteriores a 2017, y seguir una expansión al nivel de tiendas propias de forma a añadir rentabilidad al negocio”.

 

“Estas aperturas y/o renovaciones requieren amplias inversiones e incremento de personal, que puede verse reflejado en el balance”, matizaba Hugo Boss. El informe fue firmado el 30 de marzo, cuando el coronavirus ya había forzado el cierre de tiendas en España pero todavía no había visibilidad sobre el impacto que llegaría a tener.

 

A escala global, Hugo Boss llevaba ya varios años inmerso en una profunda reestructuración para tratar de volver a la senda del crecimiento. La empresa, especializada en trajes de vestir para hombre, compite además en un contexto poco favorable, con el avance de la casualización que se ha visto todavía más agudizada con el coronavirus, que ha terminado con los eventos sociales y ha impuesto el teletrabajo.

 

El grupo, pilotado desde junio de 2020 por Daniel Grieder, cerró el último ejercicio con una facturación de 1.946 millones de euros, un 32% menos, y con pérdidas de 219 millones de euros.

 

 

Más reestructuración

Hugo Boss no es la única compañía que está optando por concentrar su dirección en Europa. La mayoría de reestructuraciones en el último año se han concentrado en el sector del deporte: Under Armour cerró sus oficinas en el país, Columbia desmanteló su filial y Asics reordenó su dirección y departamentos en España.

 

También el gigante Nike ha concentrado los puestos estratégicos de gestión en Ámsterdam, donde se encuentra su sede Europa, y ha reducido su plantilla en el mercado español con un expediente de regulación de empleo (ERE) sobre 80 trabajadores.

 

En el sector de la cosmética, Douglas llevó la gestión del mercado portugués y español a Italia en el marco de un plan que supuso el cierre de 103 tiendas y la salida de hasta 600 trabajadores en el mercado español.

 

Uno de los últimos grandes grupos en acometer una juste de su plantilla en España es H&M, aunque en su caso está vinculado principalmente al cierre de tiendas. La empresa prevé echar el cierre a 30 establecimientos y presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERE) sobre 1.100 trabajadores.

Publicidad
Comentar
Compartir
...