Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

06 Ago 202100:00

Fashion StartUp Contest: los diez finalistas

Una decena de proyectos de diseño, suscripción, moda nupcial o moda infantil se darán cita el próximo 11 de febrero en la gran final del premio impulsado por Instagram y Modaes.es con la colaboración de EY y El Ganso.

18 Ene 2021 — 04:48
Modaes
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Fashion StartUp Contest: los diez finalistas

 

 

Pequeñas empresas que han innovado en plena crisis, emprendedores que han sabido diferenciarse a través de su producto, disruptivos en sectores tan tradicionales como la moda nupcial o la infantil. Así son los finalistas de Fashion StartUp Contest, el premio impulsado por Instagram y Modaes.es con el apoyo de EY y El Ganso para descubrir a la nueva generación de empresas de la moda española.

 

En un sector tan maduro y dominado en España por un puñado de gigantes, una nueva generación se está abriendo paso con fuerza a golpe de innovación y creatividad. De las más de cien candidaturas presentadas a Fashion StartUp Contest, el jurado ha elegido a una decena de finalistas que se enfrentarán el próximo 11 de febrero en la gran final.

 

El evento se retransmitirá en streaming a través de la página web de Fashion StartUp Contest, donde está abierto ya el registro, la web de Modaes.es y sus perfiles en Facebook e Instagram. La final albergará tres charlas de emprendedores y los elevator pitch de cinco minutos de los diez finalistas, tras los cuales el jurado decidirá el ganador.

 

 

 

 

El comité de expertos, encargado de identificar a la start up ganadora en la primera edición de Fashion StartUp Contest está formado por Irene Cano, directora general para España y Portugal de Facebook; Pilar Riaño, fundadora y directora de Modaes.es; Rafael Calleja, director de márketing de Hawkers; Guillermo Corominas, chief client officer de Mango; Aquilino Peña, socio fundador de Kibo Ventures; Ignacio Sierra, director general corporativo de Tendam; Alessandro Manetti, consejero delegado en España del Istituto Europeo di Design (IED); Clemente Cebrián, cofundador de El Ganso; Javier Vello, socio de EY, y Marisa Manzano, directora de retail y moda de Facebook en España.

 

El premio incluye el soporte y asesoramiento en campañas de Instagram y Facebook, impartido por el gigante tecnológico; un bono de 15.000 euros para publicidad en ambas redes; coaching de Clemente Cebrián, fundador de El Ganso; ochenta horas de consultoría de business plan, impartida por EY; dos sesiones de mentoring con el equipo de Kibo Ventures; difusión en Modaes.es a través de noticias y entrevistas; suscripción a Modaes.es Premium durante un año; invitación a los eventos organizados en 2021 por parte de Modaes.es y acceso gratuito a los programas de formación de Talent Lab by Modaes.es.

 

 

Los finalistas de Fashion StartUp Contest 2020 son:

 

Barner Ventures

Barner Ventures nació en 2017 de la mano de Eduardo Gaya y Ramón Pérez. Los emprendedores se reencontraron tras trabajar para compañías como Google, Samsung o Accenture, donde comprobaron que sus ojos se resentían tras largas jornadas ante el ordenador.

 

La compañía, que comenzó su actividad con un presupuesto inicial de 10.000 euros, está especializada en gafas con filtro sin graduación con el objetivo de poner gafas a la gente que normalmente no las lleva.

 

La empresa cerró su primer ejercicio con 158.000 euros de facturación y en el segundo llegó a 1,2 millones de euros. El objetivo en 2020 era alcanzar 4,5 millones de euros, aprovechando el aumento de la demanda durante el confinamiento.

 

 

Sepiia

Sepiia es una habitual en las listas de jóvenes compañías de moda con mayor potencial. La empresa echó a andar en 2017 en la aceleradora de start ups Lanzadera y fue fundada por Federico Sainz de Robles con un capital de 3.000 euros.

 

Su diferenciación reside en el producto: la empresa está especializada en la producción de prendas con aplicación de tecnología que permite que no se manchen, no se arruguen y no huelan.

 

La empresa, que preveía dar el salto al retail el año pasado, duplicó su facturación en 2019, aunque no comunica a cuánto ascienden sus ingresos. En 2018, cerró su primera ronda de financiación de 192.000 euros.  

 

 

 

 

G·LEM

A principios de marzo de 2020, cuando en España todo estaba a punto de cerrar, nació G·LEM, una empresa especializada en prendas y accesorios de invitada confeccionados en España a precios asequibles.

 

La empresa, fundada por Elena Moreno, se vende online, en su taller y en distintos showrooms y destina el 10% de sus ingresos al desarrollo del proyecto social G·LEM Fashion School en Uganda.

 

 

Júlia G Escribà

Júlia G. Escribà es una marca de ropa termorreguladora pionera en la aplicación de la patente Outlast, desarrollada por la Nasa, en moda urbana. Su fundadora, Júlia Garcia Escribà, explica que el objetivo es “dar respuesta a la emergencia climática”.

 

Mediante la tecnología PCM (pase change materials), la ropa se adapta al microclima del cuerpo, absorbiendo, manteniendo o liberando el calor, lo que permite reducir el consumo de ropa. La empresa preveía alcanzar una facturación de 18.806 euros en 2020 y crecer hasta los 60.000 en 2022.

 

 

La Más Mona

La Más Mona es una pionera en un sector ahora en expansión pero hasta hace poco muy residual en España: el alquiler. La start up echó a andar en 2012 especializada en el alquiler de vestidos y accesorios de fiesta.

 

Su fundador, Polo Villaamil, saltó de la banca a la moda en plena crisis económica y puso en marcha la empresa con una inversión de 250.000 euros. Aunque comenzó operando sólo online, la empresa cuenta ahora con seis franquicias y una tienda propia.

 

En su accionariado hay más de sesenta socios, incluyendo clientas y capital riesgo, y la facturación antes del Covid-19 ascendía a 620.000 euros.

 

 

Laagam

Pocas empresas de moda han logrado tanta repercusión tan rápido como Laagam. La influencer Inés Arroyo y sus socios, Diego Arroyo y Cristian Badía, la impulsaron en 2016 con una inversión de 40.000 euros.

 

La start up comenzó especializada en la venta de moda femenina a través de la Red, pero en los últimos años ha ido evolucionado su modelo con el lanzamiento de un sistema de suscripción y, más recientemente, la transición hacia la producción bajo demanda.

 

Con este objetivo, Laagam levantó el año pasado más de 300.000 euros en una ronda de financiación en la que participaron más de cien inversores. El objetivo final de la start up es llegar a producir sólo los artículos que ya han sido vendidos a través de su página web, que es el único canal con el que distribuye sus productos.

 

 

 

 

Pandabox

Pandabox ha importado a España un modelo en plena expansión en el extranjero: la suscripción en moda infantil. La compañía, liderada por Ana Ruiz, Patricia García y Sonia Conde, permite a las familias recibir de seis a ocho prendas sorpresa, elegidas por personal shoppers, y escoger qué productos quiere comprar.

 

Pese al impacto del Covid-19, la emprsea preveía cerrar el ejercicio 2020 con el doble de facturación que en 2019. La empresa ha levantado 350.000 euros en su corta trayectoria a través de entidades como Enisa o el Institut Valencià de Finances.

 


Sophie et Voilà 

Sophie et Voilà dio sus primeros pasos en plena crisis y en un sector tan tradicional como la moda nupcial. Con la diferenciación en producto por bandera, la empresa se ha hecho un hueco en el negocio gracias a la expansión internacional.

 

La compañía, que se distribuye a través del canal multimarca y tiene en Japón uno de sus principales mercados, echó a andar de la mano de Sofía Arribas, que hoy se encarga de la dirección creativa. Más tarde, se sumó al proyecto Saioa Goitia, tras una amplia trayectoria en el sector de la restauración.

 

Ahora, la compañía está trabajando en la mejora de su experiencia omnicanal a lo largo de todo el proceso de compra de la novia, desde la búsqueda inicial de información hasta la boda.

 


Carlota Barrera

El diseño independiente también tiene su representación en la próxima edición de Fashion StartUp Contest de la mano de Carlota Barrera. La creativa define su proyecto como “una visión moderna de la moda masculina a través de una mirada femenina muy personal inspirada en la herencia española, la historia queer y las masculinidades en evolución”.

 

La compañía comenzó su distribución a mediados de 2019 y ha disparado sus ventas en el último año gracias a la alianza con marcas como Nike. Su objetivo ahora es incrementar el brand awareness entre la prensa y los consumidores.

 

 

Mercaux

Fundada en 2013 por Olga Kotsur y Alex Petrov, Mercaux está especializada en la digitalización de tiendas físicas. La compañía trabaja para clientes como Nike, Springfield, Benetton o French Connection y en 2018 cerró una ronda de financiación de 3,5 millones de libras suscrita íntegramente por Nauta Capital.  

Publicidad
Comentar
Compartir
...