Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Nov 201911:15

El rey ha muerto, viva el rey: Asos se hunde y la moda busca un nuevo ‘príncipe’ online

El grupo británico de ecommerce ha cerrado un annus horribilis, con tres profit warnings y unas inversiones que, en vez de impulsar el negocio, han hundido la rentabilidad.

17 Oct 2019 — 04:51
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El rey ha muerto, viva el rey: Asos se hunde y la moda busca un nuevo ‘príncipe’ online

 

 

La moda online busca un nuevo príncipe. En un sector acostumbrado a los fenómenos rápidos y, a menudo, fugaces, Asos ha sido el último en caer. El grupo británico de ecommerce ha cerrado un año para olvidar, con tres profit warnings y un desplome de su beneficio del 68%. Mientras estaba en horas, bajas, otro rival, Boohoo, le ha adelantado por la izquierda y con él vienen toda una nueva generación de ecommerce dispuestos a comerse un pedazo del pastel.

 

Asos fue una de las pioneras de la venta de moda online en Europa. Nacida en Londres en 2000, la compañía se gestó como una plataforma para vender en la Red los productos que aparecían en las series de la televisión (de ahí su nombre, As Seen on Screen).

 

La empresa continúa generando gran parte de su negocio en Reino Unido, el mercado con mayor penetración de la moda online en Europa, pero se extendió también a otros mercados como Estados Unidos o China.

 

 

 

 

Pero, entonces, empezó a tropezar. En 2016, la empresa se replegó de China con el cierre de su plataforma específica para el país y sus oficinas en el gigante asiático, un movimiento que supuso un impacto negativo de diez millones de libras para la empresa.

 

Después llegaron los problemas operativos, especialmente en logística y almacenes, lo que supuso disrupciones en las entregas, uno de los puntos más críticos del negocio online. En el último año, la empresa ha emitido tres profit warnings, y finalmente cerró el ejercicio 2019 con un desplome del 68% en su beneficio, aunque continúa creciendo a doble dígito.

 

Su consejero delegado, Nick Beighton, reconoció que el último ha sido un ejercicio “crucial” y que no se anticipó correctamente el impacto que tendría en las cuentas la inversión que el grupo ha realizado en el último año, principalmente en la mejora de las operaciones.

 

Esta evolución llevó a Asos a hundirse en bolsa, lo que motivó que su nuevo y flamante rival, Boohoo, le adelantara en el parqué. Boohoo superó la capitalización bursátil de Asos en junio, con una valoración en bolsa de 2.470 millones de libras, frente a las 2.160 millones de libras de Asos.

 

 

 

 

Boohoo ha logrado captar a la generación más joven, la misma que aupó a Asos en sus inicios. La empresa, nacida en 2006, se dirige a clientas de entre 16 y 30 años. En su último ejercicio, Boohoo incrementó su facturación un 48%, hasta 856,9 millones de libras, y su beneficio se disparó un 38%, hasta 59,9 millones de libras.

 

Pero, a diferencia de Asos, para ganar tamaño Boohoo ha decidido recurrir a las compras, haciéndose con tres compañías en tres años. En 2016, la compañía compró la plataforma de ecommerce Pretty Little Things por 3,3 millones de libras (3,5 millones de euros), un año después se hizo con Nasty Gal por 20 millones de libras (21,7 millones de euros) y el pasado marzo adquirió MissPap. Este año, la empresa anunció el relanzamiento de las tres marcas a través del canal online.

 

En el mismo tramo de edad compiten también otras compañías británicas como Missguided que, a diferencia de Asos, opera únicamente con su marca propia. La empresa, que echó a andar en 2009, cuenta también con presencia offline y continúa en manos de su fundador, Nitin Passi.

 

Otro de los reyes del ecommerce en Reino Unido, aunque con un posicionamiento de lujo, es Matchesfashion. La empresa echó a andar en 1987 y cuenta también con once tiendas físicas. Desde 2017 está controlada por Apax Partners, quien la valoró en mil millones de dólares.

 

Otra de las plataformas de mayor crecimiento tiene su sede en Alemania, que también vio nacer a Zalando, hasta ahora el principal rival de Asos. Stylebop tiene una trayectoria de diez años y con crecimientos de entre el 40% y el 50% al año, según fuentes de la compañía, que continúa en manos de sus fundadores. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

1 comentarios
Eva
17 Oct 2019 — 23:42
Pero si el ejercicio de 2019 no se cierra hasta final de enero de 2020, que chapuza es esta.
...