Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Dic 201716:44

h Empresa

El ex director general de Castañer y Misako lanza una cadena de complementos con una inversión de 13 millones

Nuevos actores para el negocio de la moda en España. José Andrés Bel, ex director general de compañías como Misako y Castañer, impulsa el lanzamiento...
23 Sep 2014 — 05:00
Custodio Pareja
Compartir
Me interesa

Nuevos actores para el negocio de la moda en España. José Andrés Bel, ex director general de compañías como Misako y Castañer, impulsa el lanzamiento de una nueva cadena de calzado y complementos para mujer, tal y como ha explicado el directivo a Modaes.es. Drypp, que así se llamará la nueva aventura del ejecutivo, se lanzará con una inversión de 13 millones de euros y estará respaldada por CL Grupo Industrial, propietario de Cristian Lay.

 

De los zapatos de lujo y los complementos de bajo coste a una cadena que mezcla todos los conceptos en uno. José Andrés Bel, que abandonó Castañer el pasado mayo, ha sido escogido para pilotar esta nueva enseña. “Una marca más de complementos no sería rentable, ya que hay muchísimas en el sector –señala Bel-; hemos buscado un nuevo concepto de marca, que lance productos combinados, como hace el lujo”.

 

De este modo, la oferta comercial de Drypp se compondrá de calzado, bolsos, complementos y joyería que guarden una coherencia entre sí. La cadena lanzará diferentes líneas y el consumidor podrá decidir hacer compras combinadas o adquirir los productos de una manera independiente. Drypp, que también contará con una pequeña parte de su colección dedicada al público masculino, prevé finalizar 2015 con una facturación de 15 millones de euros.

 

“En cuanto a precio, está a caballo entre una cadena como Uterqüe (propiedad del grupo Inditex) y Misako”, asegura. De todos modos, la competencia más directa de Drypp será una cadena como Parfois, por ejemplo. Mientras el precio de un par de zapatos rondará los 60 euros, un bolso de la compañía alcanzará un precio de, aproximadamente, 40 euros. “Queremos que el cliente no se aburra del producto y apostar por el modelo de reposicionamiento del fast fashion”, sostiene Bel. La mayoría de la producción estará externalizada en países como China, pero también contarán con una pequeña parte de la colección fabricada en España.

 

La compañía también ha trazado un ambicioso plan de crecimiento. Drypp comenzará la primera ronda de aperturas el próximo 1 de octubre y en su primera fase de crecimiento tiene previsto abrir diez tiendas. “Cada establecimiento contará con 150 metros cuadrados de superficie comercial y la inversión destinada a cada nueva apertura será de, aproximadamente, 120.000 euros”, asegura Bel.

 

Las primeras tiendas se abrirán en Madrid, Zaragoza, Valencia, Sevilla o Salamanca. “Sólo estamos barajando ubicaciones prime, ya que nos queremos posicionar como una de las primeras opciones a la hora de comprar complementos para una mujer de 25 años en adelante”. En la capital, la compañía sólo baraja abrir establecimientos en calles céntricas como Goya o Arenal, por ejemplo, y en Barcelona, donde abrirá en febrero del próximo año, se instalará en alguna calle cercana al centro de la ciudad.

 

En 2015, Drypp espera poner en marcha quince nuevas tiendas para, en 2016 y 2017, inaugurar 60 establecimientos más. “A partir del segundo año queremos comenzar a internacionalizar la cadena y empezaremos por mercados como Francia y Portugal”, explica Bel.

 

El ejecutivo también ha sido el encargado de reclutar al equipo directivo que formará parte del proyecto. Bel ha contado para liderar la nueva compañía con ex empleados de grupos como Inditex o Mango, y de cadenas como Follie Follie, especializada en complementos.

 

En este nuevo proyecto, José Andrés Bel, uno de los artífices del desarrollo de cadenas de complementos de bajo coste como Misako o el encargado de liderar durante los últimos años Castañer, estará apoyado por CL Grupo Industrial, propietario de la enseña especializada en cosmética y complementos Cristian Lay. El grupo extremeño, que se ha marcado el objetivo de duplicar su facturación en 2014 hasta los 400 millones de euros, se hizo el pasado abril con la unidad productiva del grupo químico La Seda. Con esta cadena, el grupo hace su incursión en el sector de la moda y apuesta por la diversificación.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...