Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Ene 202102:23

El dueño de Dogi encoge sus ingresos un 13,5% en el primer trimestre

Nextil, dueño de Dogi, Anna Llop o Treiss, ha cerrado el periodo, entre enero y marzo, con un resultado bruto (ebit) negativo de 990.000 euros.

23 Jun 2020 — 09:52
modaes
Compartir
Me interesa

El dueño de Dogi encoge sus ingresos un 13,5% en el primer trimestre

 

 

El coronavirus también impacta en la industria. Nextil, dueño de Dogi, Anna Llop o Treiss, ha finalizado los tres primeros meses de ejercicio (entre enero y marzocon un descenso del 13,5% en sus ingresos, y en pérdidas. La empresa prevé recuperar los pedidos paralizados durante la pandemia en el segundo semestre, aunque reconoce que el año “no será bueno”.

 

La empresa ha registrado un resultado bruto de explotación (ebitda) de 1,1 millones de euros, un 28,6% menos que en el mismo periodo de un año atrás. El ebit se ha situado en negativo, con unos números rojos de 990.000 euros, frente a los 124.000 euros positivos del primer trimestre de 2019.

 

“Nextil seguía en la senda del ebitda positivo y crecimiento hasta la aparición de la crisis del coronavirus”, ha señalado la empresa. “Pero habría sido superior si la actividad comercial en China no se hubiera parado en nuestros clientes, así como el cierre de la actividad en Italia”, ha añadido.

 

Las ventas del grupo, por su parte, se encogieron un 13,5% en el primer trimestre, hasta 21 millones de euros, frente a los 24,4 millones de euros del mismo periodo de un año atrás. Por unidad de negocio, las ventas de tejido decrecieron un 27%, hasta 9,8 millones de euros entre enero y marzo, mientras que el negocio de prenda disminuyó sus ingresos un 2,5%, hasta 11,3 millones de euros.

 

 

 

 

Nextil ha señalado que “en el lujo la cifra de negocios ha seguido la evolución positiva prevista, manteniéndose los pedidos en curso y la previsión para las temporadas de verano y otoño 2020”, mientras que “en el baño, fullpackage se ha visto impactado por el cierre de la actividad comercial, retrasándose las entregas de los pedidos de baño por parte de nuestros clientes hasta nueva orden”.

 

La paralización de la actividad ha motivado el retraso de los pedidos para la empresa. Nextil apunta que la división que ha registrado más retraso ha sido la de tejidos, “donde los fabricantes de íntimo y baño con producciones en Asia e Italia han pospuesto las entregas de tejido ante el temor de incrementar su stock con las tiendas cerradas”. Con todo, la empresa asegura que se espera recuperar las cifras de negocio a partir del segundo semestre, “puesto que el compromiso de servicios se mantiene sin cancelación de pedidos”.

 

 

 

 

El pasado marzo, Nextil presentó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) en las plantas y oficinas españolas. En Estados Unidos “han existido dos efectos”, según explica la empresa, “que son la reducción de la venta de productos en el mercado de shapewear por el cierre de las grandes cadenas comerciales y firmas americanas y el incremento de la venta en el canal medical”.

 

Para el resto del año, Nextil señala que los efectos de la pandemia aún continuarán vigentes, y “no se espera que sea bueno”. “No se espera que los crecimientos experimentados en la segunda mitad del año pasado no se espera que se repitan en 2020, puesto que las marcas de moda y athleisure están a la expectativa del comportamiento de los consumidores”.

 

Nextil ha puesto en marcha un nuevo proyecto comercial basado en la especialización y focalización en el athleisure y el wellness, “derivados del cambio de costumbres durante el confinamiento”. “Se espera terminar el estudio a final del mes de mayo e iniciar su desarrollo una vez las economías europea y norteamericana estén de nuevo en marcha, probablemente en agosto y septiembre”, añade la empresa.

 

Además, la empresa afirma que está en negociaciones para licenciar el proceso de tintura Greendyes a clientes de deporte y moda. Con este movimiento, Nextil espera registrar “un incremento muy significativo de sus resultados a final de 2020”.

Publicidad
Comentar
Compartir
...