Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Ago 202119:24

El calzado londinense Fit Flop se pone en forma en España y crece un 53% en 2015

02 Dic 2015 — 04:57
S. Riera
Compartir
Me interesa

Fit Flop gana cuerpo en España. La marca de calzado, con sede en Londres, acelera en el mercado español, donde se distribuye desde 2009. En 2015, la enseña ha disparado sus ventas y prevé cerrar el ejercicio con una cifra de negocio de 4,45 millones de euros, un 53% más que el año anterior, cuando registró 2,9 millones de euros.

 

La marca Fit Flop está fundada por Marcia Kilgore, una empresaria que, por ahora, ha convertido en oro todo aquello que ha tocado. La primera compañía que la emprendedora puso en marcha fue Blis Spa, una cadena de spas urbanos que primero compró LVMH y, más tarde, pasó al grupo hotelero Starwood. Kilgore lanzó después la marca de productos de belleza Soap & Glory, que vendió a la cadena británica Boots.

 

Fit Flop es una marca de calzado ergonómico que la emprendedora lanzó porque no encontraba en el mercado zapatillas confort de diseño. Kilgore, que puso en marcha la marca de calzado en 2007, factura en la actualidad más de ochenta millones de dólares anuales y cuenta con una red de distribución en 64 mercados.

 

En España, la marca opera de la mano Megasport, una compañía especializada en la distribución en el país de enseñas extranjeras especializadas en deporte. De hecho, Fit Flop es por ahora la única enseña con la que trabaja la empresa que va más allá de los canales de distribución propios del deporte.

 

Fit Flop es una marca de calzado ergonómico que la emprendedora lanzó porque no encontraba en el mercado zapatillas confort de diseño

 

Megasport, que distribuye Fit Flop desde 2009, afloja las previsiones de crecimiento de la enseña en el país para 2016, con una subida del 10%. En la actualidad, la marca está presente en el país en unos 350 puntos de venta multimarca y en diez establecimientos de El Corte Inglés, situados en Marbella, Valencia, Madrid, Barcelona, Malaga, Palma de Mallorca, Alicante, Bilbao, Santander, Vigo, La Coruña, Gijon, Mijas y Lisboa.

 

Las previsiones de Fit Flop para 2015 pasan por cerrar el año con 115.000 pares vendidos en España, 35.000 pares más que en 2014. La horquilla de precios de la marca a público final se extiende entre cincuenta euros y 130 euros.

 

El socio local de Fit Flop en España no descarta tampoco la apertura de una primera tienda, siguiendo los pasos de otros distribuidores de la marca en países como Italia, Japón, Tailandia o Emiratos Árabes 

 

“Uno de los principales clientes que tenemos en España es el turista extranjero”, explica la responsable de la distribución de Fit Flop en el mercado español y portugués, Isabel Morillo. “Percibimos que el cliente extranjero demanda la marca porque la reconoce de sus países de origen”, señala la directiva. No obstante, Morillo subraya que la enseña está consolidándose entre el consumidor nacional, lo que contribuirá a reforzar el crecimiento orgánico de la firma en el país.

 

El socio local de Fit Flop en España no descarta tampoco la apertura de una primera tienda, siguiendo los pasos de otros distribuidores de la marca en países como Italia, Japón, Tailandia o Emiratos Árabes Unidos, donde ya se han puesto en marcha los primeros establecimientos de la firma. “Tenemos muy claro que nos gustaría Rambla Catalunya en Barcelona, porque es un lugar céntrico y muy bien conectado, pero también muy solicitado”, asegura Morillo.

 

Por otro lado, Megasport también está empezando a tantear el mercado portugués a través de dos representantes. En España, la empresa distribuidora trabaja con nueve representantes para Fit Flop.

Publicidad
Comentar
Compartir
...