Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201704:43

h Empresa

Carmina Shoemaker gana a Yanko en los tribunales y cancela el registro de la marca Pepe Albaladejo

30 Dic 2015 — 10:55
Modaes
Compartir
Me interesa

La familia propietaria de Carmina Shoemaker gana a la histórica Yanko en los tribunales el pulso por las marcas asociadas a Pepe Albaladejo. La sala primera del Tribunal Supremo confirma la caducidad en España de once marcas de calzado vinculadas a Pepe Albaladejo y Pepe Albaladejo Mallorca, propiedad de Yanko.

 

Con esta sentencia, el tribunal da la razón a Alta Zapatería Balear, propiedad de la familia Albaladejo, dueña de la enseña de calzado de lujo Carmina Shoemaker, que solicitó la caducidad de estas enseñas por falta de uso entre 2003 y 2008.

 

La familia Albaladejo demandó a Yanko en 2008 ante la Audiencia de Palma y obtuvo una primera sentencia favorable en 2013, según la agencia Efe. Posteriormente, la sociedad Koyan, actual propietaria de Yanko, presentó un recurso ante el Tribunal Supremo, que ahora ha sido desestimado. El Supremo considera que Koyan no ha presentado alegaciones para justificar la falta real de uso.

 

Koyan justificó ante la Audiencia Provincial que no estas once marcas no se utilizaron entre 2003 y 2008 por el proceso concursal de Yanko, el conflicto laboral o la búsqueda de mercados, entre otros motivos. La primera sentencia ya consideró que estas causas no eran relevantes porque entraban dentro del riesgo normal de una empresa y no constituían causas objetivas de fuerza mayor.

 

En este sentido, el Supremo señala que Yanko entró en proceso concursal en 2005 y recuerda que la demanda se remonta a dos años atrás. El alto tribunal también subraya que la entrada en concurso de acreedores no implica una paralización de la actividad y, en consecuencia, no justifica la falta de uso de una marca.

 

Además, el juez señala que Koyan compró Yanko junto a las otras marcas en 2007, un año antes de que se interpusiera la demanda, y considera que el nuevo propietario tuvo tiempo para reanudar la actividad de las enseñas.

 

Por otro lado, Koyan recurrió la sentencia por considerar que la Audiencia no había tenido en cuenta unas facturas de venta de calzado bajo la marca Pepe Albaladejo, cuando todavía era propiedad de Pielsa, junto con Yanko. En el nuevo fallo del Supremo, se especifica que la mención a estas facturas sólo aparece escrita a mano en la carpeta de las facturas.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...