Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Jun 202115:22

Burberry cae sólo un 11% en el año de la pandemia gracias a China y Corea del Sur

La compañía británica de moda ha cerrado el ejercicio 2021 (finalizado el pasado marzo) con una cifra de negocio de 2.344 millones de libras (2.730,2 millones de euros).

13 May 2021 — 10:58
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Burberry cae sólo un 11% en el año de la pandemia gracias a China y Corea del Sur

 

 

Burberry aguanta el tipo en el año de la pandemia. La compañía británica de lujo ha cerrado el ejercicio 2021 (concluido el pasado 27 de marzo) con una caída de los ingresos de sólo el 11%. La empresa prevé volver a la senda del crecimiento en 2021, con un crecimiento a un solo dígito.

 

El grupo cerró el ejercicio con una cifra de negocio de 2.344 millones de libras (2.730,2 millones de euros), frente a los 2.633 millones de libras del año anterior. El resultado operativo, por su parte, fue de 521 millones de libras (606,8 millones de euros), un 176% más que el año anterior, cuando ascendió a 189 millones de libras.

 

La compañía ha resistido mejor el embate del Covid-19 que sus mayores rivales, como Kering, que registró una caída de ingresos del 17,5%, hasta 12.100 millones de euros el año pasado. LVMH, por su parte, concluyó su ejercicio con una contracción del 17%, hasta 44.651 millones de euros. 

 

Burberry ha explicado que la recuperación del negocio se aceleró en el último tramo del año, lo que llevó a un aumento del 32% de las ventas en tiendas durante el cuarto trimestre comparado con el mismo periodo del año anterior. Comparado con el mismo trimestre de 2019, el crecimiento fue del 5%, pese a que “se cerraron una media del 16% de la red de establecimientos”, ha apuntado la empresa.

 

Las ventas a precio completo crecieron un 63% en el trimestre, impulsadas por China, Corea del Sur y Estados Unidos”, ha continuado la compañía. Comparado con los tres últimos meses del ejercicio 2019, el crecimiento fue del 12%.

 

Pese a la buena evolución experimentada a finales del ejercicio (de enero a marzo de este año), el negocio de Burberry se vio impactado, como el resto de operadores del sector, por el cierre del comercio decretado en varios países para contener el avance de la pandemia y por la caída del turismo.

 

 

 

 

Por canales, el retail, que copa el grueso de la facturación de Burberry, registró una caída del 9% en el conjunto del año, hasta 1.910 millones de libras (2.224,7 millones de euros), mientras las ventas a través del canal wholesale se contrajeron un 17%, hasta 396 millones de libras (461,2 millones de euros). Las licencias, por su parte, retrocedieron un 19%, hasta 38 millones de libras (44,3 millones de euros).

 

Por mercados, el asiático fue el que mejor evolucionó en el conjunto del año, gracias a la rápida recuperación de la crisis en China y Corea del Sur. Las ventas en el primer país crecieron un 54% en el cuarto trimestre comparado con el ejercicio 2019, mientras en Corea del Sur los ingresos también evolucionaron de forma favorable. Los países del Sudeste Asiático, por su parte, registraron una caída a doble dígito a causa de las restricciones de movilidad internacional.

 

En Europa, Oriente Próximo y África, las ventas cayeron un 44% respecto al ejercicio 2020, a causa del impacto de la pandemia en varios países. Mientras varios países europeos cerraron el año a la baja, Oriente Próximo volvió a crecer en la segunda mitad del año.

 

En América, el negocio de Burberry se contrajo un 9% respecto a 2020, pese a que la región empezó a encarar la recuperación a partir del segundo trimestre. Las ventas en Estados Unidos fueron “particularmente sólidas, gracias a la creciente demanda de los consumidores más jóvenes”, ha apuntado la empresa.

 

 

 

 

La empresa ha apuntado que, pese a los obstáculos a raíz del estallido de la pandemia, “completamos los objetivos de la primera fase de nuestra estrategia”. La compañía concentró recursos en impulsar su rendimiento mediante el lanzamiento de nuevos productos y un cambio de enfoque hacia “las economías en recuperación”, tal como ha especificado Burberry, y los canales digitales.

 

El grupo ha especificado que, dentro de la estrategia de ventas a precio completo, “nuestros pilares estratégicos, la marroquinería y la ropa de fuera de casa, volvieron a registrar un crecimiento, respaldados por los nuevos artículos y la apertura de pop ups a principios de año”, entre otras acciones.

 

La empresa reforzó su distribución con la apertura de once tiendas y quince cierres, habiendo desarrollado además un nuevo concepto de tienda que comenzará a implantarse en el ejercicio 2022. “Además, nos hemos centrado más en las citas presenciales y virtuales para mitigar el impacto de la reducción del tráfico e impulsar la tracción con los clientes locales”, ha subrayado la empresa.

 

Para volver a crecer este año, la compañía ha centrado su estrategia en cinco pilares fundamentales: mejorar el posicionamiento de marca; centrarse en las categorías de lujo, artículos de cuero y prendas de vestir; implementar el nuevo concepto de tienda y ampliar la experiencia omnicanal; potenciar las ventas a través del canal online y aumentar el enfoque a precio completo.

 

 

Blindado tras el Brexit

Ante la salida de Reino Unido de la Unión Europea, Burberry ha asegurado que está adaptándose al acuerdo de comercio y cooperación entre el organismo europeo y el Gobierno británico para “garantizar una interrupción mínima de nuestras operaciones y clientes”.

 

La compañía ha puesto en marcha una serie de acciones para mitigar los costes de aduana, como “la recopilación de pruebas en apoyo de la solicitud de tipos de derechos preferentes, la racionalización de los flujos de productos para minimizar los movimientos de mercancías entre Reino Unido y la UE y el establecimiento de un almacén aduanero”.

Publicidad
Comentar
Compartir
...