Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Dic 201704:04

h Empresa

Aninoto, forzada a entrar en concurso tras poner fin a su actividad a principios de 2013

20 Nov 2014 — 11:20
Modaes
Compartir
Me interesa

Los proveedores fuerzan a Aninoto a entrar en concurso. El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Barcelona ha declarado concurso necesario a la compañía catalana, con sede en Sabadell, casi dos años después que la empresa echara el cierre, tal y como avanzó Modaes.es.

 

La compañía se ha visto obligada a aceptar su insolvencia después que proveedores y ex trabajadores de la compañía iniciasen el proceso para tratar de cobrar lo adeudado. De hecho, la declaración de insolvencia de Aninoto se ha resuelto en el Juzgado Social número 5 de Barcelona, según Economía Digital.

 

Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, la sociedad Aninoto cerró el ejercicio de 2011 con un volumen de negocio de 3,5 millones de euros, un 34% menos que en el ejercicio anterior. En los últimos cinco años, la facturación de la empresa descendió un 70,5%. Aninoto concluyó 2011 con un resultado negativo de 1,8 millones de euros, frente a las pérdidas de 485.618 euros de 2010.

 

La compañía acumulaba entonces una deuda que superaba los tres millones de euros, de los cuales, dos millones de euros correspondían a la deuda a corto plazo.

 

Aninoto, fundada en 1972, sufrió en 2008 un proceso de reorganización a raíz del enfrentamiento entre los propietarios, las familias Llop Llagostera y Armengol, que terminó con la compra del 50% de la familia Armengol por parte de los Llop Llagostera. El importe de la operación no se hizo público. Desde aquel momento, la compañía ha estado liderada por Mercè Llagostera, representante de la segunda generación de los fundadores.

 

La empresa inició entonces una nueva etapa con una treintena de trabajadores en las oficinas de Sabadell, desde las que se realizaban las tareas de diseño, patronaje, corte, administración y logística. El objetivo de Mercè Llagostera era impulsar la internacionalización y reforzar el mercado nacional. En 2010, la empresa abrió un showroom en el centro de Barcelona.
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...